España – Declaración de Jean-Yves Le Drian tras la reunión con su homólogo español, José Manuel Albares Bueno (París, 4/10/21)

Compartir

Es para mí un gran placer recibir hoy a José Manuel Albares Bueno, ministro de Asuntos Exteriores español. Me produce una gran satisfacción acogerlo en París, ciudad que conoce bien, puesto que ha ejercido como embajador aquí, un motivo más para poder seguir manteniendo juntos un diálogo bilateral que considero fundamental para nuestros dos países y que debemos proseguir con gran determinación y entusiasmo.

Ya tuvimos ocasión de hablar una primera vez en Eslovenia, en paralelo a la reunión informal de ministros de Asuntos Exteriores a principios de septiembre, sobre, por ejemplo, la intensificación de la cooperación entre nuestros dos países. Por mi parte, deseo que, en la continuación de la Cumbre de Montauban del pasado mes de marzo, podamos seguir cooperando de forma intensa, intensiva y con un calendario, con resultados y una ambición que debemos afirmar, por ejemplo con la preparación y, lo espero, firma de un tratado entre ambos países bajo la Presidencia francesa, tratado que ambas partes deseamos, que incluirá todas las problemáticas de cooperación y, en particular, las cuestiones relativas a la estrategia transfronteriza.

Esta reunión nos ha permitido compartir nuestros análisis de los asuntos internacionales sobre los que trabajamos actualmente en la Unión Europea, empezando por la relación transatlántica y la estrategia de la Unión Europea en la región indopacífica. Efectivamente, resulta importante pensar en las consecuencias de la crisis derivada del anuncio del pacto Aukus como europeos, ya sea en cómo reconstruir la confianza entre aliados, en cómo intensificar la reflexión estratégica de los veintisiete o en cómo asumir claramente el modelo alternativo al modelo chino, ya trazado por nuestra estrategia europea en la región indopacífica. Ya he tenido ocasión de hablar con mis colegas de Alemania y de Polonia, con el alto representante Josep Borrell, y mañana lo haré con mi colega italiano sobre esta cuestión sobre la cual, de hecho, nuestras posturas coinciden enormemente.

Ambos hemos abordado la situación en el Sahel, y en particular la gran preocupación de todos los europeos frente al deterioro sostenido del contexto político, social y de la seguridad en Mali, tal y como manifestó este fin de semana con gran claridad el alto representante de la Unión Europea, Josep Borrell, en un comunicado que suscribimos totalmente.

Por último, también hemos hablado sobre la situación en la Vecindad Sur y sobre la preparación de la Presidencia francesa del Consejo de la Unión Europea durante el primer semestre de 2022. Ha sido una reunión útil, que ha discurrido en un clima de gran amistad, primero, y también de gran resolución, porque tanto uno como otro pensamos que la fuerza de la relación de Francia y España no sólo es ventajosa para nuestros dos países, no sólo es necesaria, sino que también contribuye a la fuerza y la afirmación de la dinámica europea que deseamos instaurar y sobre la que coincidimos plenamente.

Enlaces de interés