España

En portada

Presentación

Relaciones políticas

El diálogo entre Francia y España es excepcionalmente denso y está marcado por una confianza estrecha, como demuestran la visita de Estado del Rey de España a París los días 2, 3 y 4 de junio de 2015 y las tres últimas cumbres bilaterales -encuentros anuales entre Francia y España, presididos por el Presidente de la República Francesa y por el Presidente del Gobierno de España. Las últimas cumbres franco-españolas se celebraron en Madrid (27 de noviembre de 2013), París (1 de diciembre de 2014) y Málaga (20 de febrero de 2017). La relación bilateral se basa especialmente en una cooperación policial y judicial muy eficaz, que ha contribuido a debilitar a ETA de forma duradera, y en proyectos concretos de cooperación en el ámbito de las interconexiones (energía y transporte), crucial para ambos países. Las posiciones de ambos países están muy cerca en todos los temas europeos y ambos comparten las mismas inquietudes y prioridades en los grandes asuntos internacionales.

Durante la XXV cumbre bilateral, celebrada en Málaga el 20 de febrero de 2017, el Presidente del Gobierno de España, Mariano Rajoy, recibió al Presidente de la República Francesa, al que acompañaron 6 ministros y 3 secretarios de Estado. La declaración final de la cumbre, que recordaba la ambición del proyecto europeo y los desafíos a los que se enfrenta la Unión Europea, recordó las prioridades comunes de Francia y España para Europa: reactivación del crecimiento mediante la inversión, refuerzo de la base europea de derechos sociales, finalización de la unión bancaria, lucha contra el terrorismo mediante un mejor control de las fronteras exteriores, refuerzo de la política de defensa europea, política migratoria.

Visitas

En diciembre de 2014, con ocasión de la cumbre franco-española que se celebró en París, François Hollande recibió a Mariano Rajoy, acompañado por 7 ministros y 2 secretarios de Estado. El 4 de marzo de 2015, el Presidente de la República Francesa acudió, junto al Presidente del Gobierno de España, al Primer Ministro portugués y al Presidente de la Comisión Europea, a Madrid para presidir una cumbre sobre las interconexiones energéticas. Del 2 al 4 de junio de 2015, el Rey Felipe VI y la Reina Letizia viajaron a París para su primera visita de Estado. La cumbre de Málaga del 20 de febrero de 2017 permitió dar un nuevo impulso a las relaciones bilaterales tras 10 meses de parón por la ausencia de una gobierno en ejercicio en España.

Relaciones económicas

Francia es el primer socio económico de España, con unos intercambios comerciales de más de 60.000 M€ anuales.

En los 10 primeros meses de 2016, el saldo comercial de Francia presenta superávit (600 M€), al igual que los dos años anteriores. Las exportaciones francesas han sido más dinámicas que las importaciones. La cuota de mercado de Francia en España se refuerza, hasta el 11,3 %, sobre todo por el gran dinamismo de las ventas de material de transporte, y recupera el nivel de 2008. Aumentan los intercambios de material entre ambos países. En este sector, las exportaciones francesas (7.400 M€) son más importantes que las importaciones (6.000 M€). Recíprocamente, España refuerza su cuota de mercado en Francia (6,4 %), que alcanza su mayor nivel en 10 años, sobre todo por la recuperación del mercado francés del automóvil.

La posición de las empresas francesas se mantiene estable desde 2010, con cerca de un 11 % de cuota de mercado, tras sufrir una erosión importante a principios de la década de 2000. Así, Francia siguió siendo en 2016 el 2º proveedor de España por detrás de Alemania y su primer cliente, mientras que España es el 2º cliente de Francia, por detrás de Alemania y por delante de Estados Unidos, Italia y Reino Unido.

Cabe destacar un volumen importante de inversión en ambos sentidos: Francia sigue siendo el 3er inversor en España (por detrás de Reino Unido y de EE.UU.), con más de 2.000 empresas instaladas en España, que emplean a más de 300.000 personas. Las empresas francesas en España destacan en algunos mercados como la gran distribución, el automóvil y las telecomunicaciones, por el lugar predominante que ocupan. Las empresas españolas están presentes a través de más de 1.300 sucursales en Francia y emplean a más de 55.000 personas.

Por último, en lo que respecta al sector financiero, los bancos franceses son los primeros acreedores de deuda pública española (un 5,4 % del total).

Cooperación cultural, científica y técnica

A pesar de la crisis que golpea a España, la cooperación franco-española hace gala de un dinamismo que se materializa a diario en intercambios de envergadura en los ámbitos educativo, lingüístico y cultural. La apertura de una sucursal del Museo Pompidou en Málaga, inaugurada el 28 de marzo de 2015, es una muestra de esta cooperación dinámica.
La red cultural francesa en España permite una presencia equilibrada en todo el país, con seis Institutos Franceses o centros (Barcelona, Bilbao, Madrid, Zaragoza, Sevilla, Valencia) y 20 Alianzas Francesas. A pesar de ser la segunda lengua extranjera impartida en el sistema educativo, el francés sigue estando en una posición delicada: la enseñanza de un segundo idioma europeo no es obligatoria.

Cerca de dos millones de franceses estudian español y 1,3 millones de españoles estudian francés. La red escolar francesa en España sigue siendo la red más importante en Europa y la tercera más importante en el mundo, detrás de la del Líbano y Marruecos. España cuenta con 342 secciones bilingües que escolarizan a 27.000 alumnos. Además, Francia es el 2º país que más estudiantes españoles en movilidad acoge (más de 6.000 para el curso escolar 2013-2014, casi al mismo nivel que Reino Unido). En 2008, los ministros de Educación de ambos países firmaron un acuerdo relativo a la doble expedición de exámenes al final de la educación secundaria (llamado acuerdo bachibac). Define las modalidades de puesta en marcha de un currículo que permita a los alumnos obtener simultáneamente el baccalauréat y el título de Bachiller. El Acuerdo Marco intergubernamental sobre los programas educativos, lingüísticos y culturales en los Centros Escolares, firmado el 16 de mayo de 2005 en Madrid, consolidó las secciones bilingües en francés. Además, el 20 de febrero de 2017 se firmó un acuerdo sobre redes universitarias franco-españolas.

La cooperación científica y técnica se basa en acuerdos de cooperación que vinculan a los grandes centros de investigación y desarrollo franceses como el CNRS, el INSERM, el INRA y el IFREMER con sus homólogos españoles en programas internacionales de cooperación científica, en laboratorios europeos asociados (LEA) y en participaciones conjuntas en grupos de investigación europeos o internacionales. Además, el Centre national des études spatiales y su equivalente español, el CDTI, firmaron un acuerdo de cooperación durante la cumbre bilateral de febrero de 2017.

Otras formas de cooperación

  • La cooperación policial, en especial la lucha contra el terrorismo, sigue dando muy buenos resultados. La debilidad de ETA es el resultado de las detenciones llevadas a cabo en España y en Francia: el 20 de octubre de 2011, ETA anunció en un comunicado el cese definitivo de la actividad armada tras 43 años de violencia, sin que se haya producido su disolución. Además, Francia y España firmaron durante la cumbre bilateral del 20 de febrero de 2017 un acuerdo sobre la transferencia a Madrid de efectos incautados relacionados con ETA, con una intención historiográfica y de mantenimiento de la memoria histórica. La lucha contra el terrorismo islamista supone ahora otro eje importante de cooperación en seguridad interior.

En el ámbito de la cooperación transfronteriza, las interconexiones son, para España, un desafío político y económico de suma importancia:

Infraestructuras ferroviarias: en la vertiente mediterránea, se inauguró en enero de 2011 el enlace de alta velocidad entre Perpiñán y Figueres, de 44 km de longitud y un eslabón clave en la ruta Madrid-Barcelona-París. Así, Perpiñán y Figueres están conectadas directamente mediante un túnel transfronterizo de 8 km en El Pertús, lo que ha permitido aumentar el tráfico un 70 %. Se inauguró la línea de alta velocidad en diciembre de 2013. En la vertiente atlántica, el proyecto de línea de alta velocidad Dax-Vitoria está muy avanzado por la parte española.

Interconexiones eléctricas: el Primer Ministro francés y el Presidente del Gobierno de España inauguraron el 20 de febrero de 2015 una línea de muy alta tensión (MAT) entre Baixas y Santa Llogaia, que permitió duplicar la capacidad eléctrica. Está en estudio una línea de muy alta tensión submarina en el Mar Cantábrico.

Interconexiones gasísticas: España, que tiene un exceso estructural de capacidad gasística, necesita reexportar hacia el norte el gas que importa del sur y a través de sus seis terminales GNL (de los 16 que existen en Europa). Por ello se llevan a cabo obras de refuerzo de los gasoductos de Larrau y Biriatu (en Navarra y Euskadi), en la vertiente atlántica, para alcanzar una capacidad de 7,5 Gm3 anuales lo que equivale al 20 % del consumo en España: con ello se triplicará la capacidad de intercambio con respecto a 2010.

Autopistas del mar: aún no se ha garantizado la financiación del proyecto de autopista del mar Nantes-Gijón, suspendida en septiembre de 2014. A principios de 2015 se puso en marcha una segunda autopista del mar a partir de Vigo para dar servicio a Algeciras, Saint-Nazaire y Le Havre.

Actualización: 05/05/2017

MAPA DEL SITIO