Francia y Naciones Unidas

Compartir

En portada

Francia y las Naciones Unidas

Francia es uno de los miembros fundadores de la ONU, creada en 1945. Junto con Estados Unidos, el Reino Unido, Rusia y China, es miembro permanente del Consejo de Seguridad. Como tal, desempeña un papel fundamental en una amplia gama de cuestiones. También está representada tanto en los demás órganos principales de la ONU como en sus órganos subsidiarios (por ejemplo, es miembro permanente de la Conferencia de Desarme). Francia es el sexto contribuyente al presupuesto ordinario de las Naciones Unidas, así como al presupuesto de las operaciones de mantenimiento de la paz.

Francia apoya la reforma de las Naciones Unidas

Las últimas crisis han confirmado el carácter central de la ONU, pero también han acentuado la necesidad de hacer que la organización sea más eficaz y más representativa del actual equilibrio mundial.

Por tanto, Francia apoya el gran proyecto de reforma puesto en marcha por el secretario general, António Guterres, a fin de lograr que la organización sea más eficaz en su labor, más transparente en su gestión y más dinámica en su respuesta ante las crisis.

En este mismo contexto, Francia aboga por una reforma del Consejo de Seguridad y defiende su ampliación en el marco de las negociaciones sobre este tema en la Asamblea General. Por consiguiente, apoya que se otorgue la condición de miembros permanentes en el Consejo a Alemania, Brasil, India y Japón, así como una mayor representación de los países africanos, en particular entre los miembros permanentes.

Además, Francia propuso en 2013 un marco para el uso del veto en caso de atrocidades masivas mediante un compromiso colectivo y voluntario de los miembros permanentes. A septiembre de 2020, 105 países ya habían suscrito la declaración política presentada por Francia y México a este respecto.
Por último, Francia apoya la reforma del mantenimiento de la paz, titulada «Acción por el Mantenimiento de la Paz», iniciada en 2018 por el secretario general para que las operaciones de mantenimiento de la paz (OMP) sean más eficaces, cuenten con una financiación adecuada y puedan así estar en mejores condiciones para alcanzar sus objetivos.

«Deseo unas Naciones Unidas más responsables, eficaces y ágiles, y por esa razón apoyo plenamente los planes del secretario general de las Naciones Unidas, por su ambición de poner la organización a la altura de los desafíos que enfrenta nuestro mundo».

Emmanuel Macron, presidente de la República Francesa (discurso ante la Asamblea General de las Naciones Unidas en su septuagésimo segundo período de sesiones, el 19 de septiembre de 2017)

Defensa de los derechos humanos: el compromiso especial de Francia
Francia siempre ha desempeñado un papel particular en el ámbito de los derechos humanos. Inspiró la Declaración Universal de Derechos Humanos, firmada en París el 10 de diciembre de 1948 y cuyo 70.o aniversario se celebró en 2018. Hoy en día, Francia sigue luchando por el respeto de los derechos humanos en el mundo, tanto a través de su liderazgo en el Consejo de Derechos Humanos como mediante su acción en el Consejo de Seguridad. Es candidata al Consejo de Derechos Humanos para el período 2021-2023.

Francia está particularmente comprometida con:

  • la abolición universal de la pena de muerte;
  • la lucha contra las detenciones arbitrarias y las desapariciones forzadas;
  • el respeto de los derechos de las mujeres y la lucha contra el reclutamiento de niños soldados;
  • la lucha contra la discriminación basada en la orientación sexual y en la identidad de género.

También apoya la lucha contra la impunidad para prevenir nuevos abusos, y contribuyó a la creación de la Corte Penal Internacional, siendo uno de los primeros Estados en ratificar su Estatuto.

Francia en la vanguardia de la lucha en favor del medio ambiente y contra el cambio climático

Como país anfitrión de la COP 21, Francia desempeñó un papel clave en la conclusión del Acuerdo de París, en particular impulsando la presentación periódica de «planes nacionales» para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero.

En diciembre de 2017, Emmanuel Macron, presidente de Francia, António Guterres, secretario general de las Naciones Unidas, y Jim Yong Kim, presidente del Banco Mundial, convocaron la cumbre One Planet para acelerar la aplicación del Acuerdo de París y movilizar a los actores públicos y privados en la carrera contra el calentamiento del planeta. Ante la urgencia de las consecuencias ecológicas, económicas y sociales del cambio climático, los miembros de la coalición One Planet han realizado un llamamiento, en doce compromisos internacionales, a adoptar iniciativas y soluciones concretas para luchar contra el cambio climático.

Además, a raíz de la iniciativa de un grupo de juristas de 40 países del Sur y del Norte, y de todas las tradiciones jurídicas, Francia decidió presentar ante la ONU un proyecto de Pacto Mundial por el Medio Ambiente, que refuerza los principios fundamentales del derecho ambiental internacional a la luz de los desafíos actuales.

Asistencia oficial para el desarrollo: Francia promueve mecanismos internacionales innovadores

La asistencia oficial para el desarrollo (AOD) es un componente esencial de la política exterior francesa. El presidente de la República Francesa ha hecho de la asistencia oficial para el desarrollo una de las prioridades de su quinquenio. Se ha comprometido a que esta asistencia alcance el 0,55 % del ingreso nacional bruto para 2022, a fin de contribuir al logro de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS). Francia lleva a cabo una acción diplomática enérgica para promover mecanismos internacionales innovadores, que puedan aportar recursos adicionales para el desarrollo, como un impuesto sobre los billetes de avión para financiar el Mecanismo Internacional de Compra de Medicamentos (UNITAID) o el Servicio Financiero Internacional para la Inmunización.

Mantenimiento de la paz y la seguridad internacionales: Francia asume su responsabilidad especial como miembro permanente del Consejo de Seguridad

En la esfera del mantenimiento de la paz y la seguridad internacionales, Francia desempeña un papel importante en materia de desarme.

Francia ha trabajado en la elaboración de numerosos tratados, como la Convención sobre Municiones en Racimo, aprobada en 2008. También está muy implicada en los esfuerzos por asegurar el cumplimiento del régimen de no proliferación, y ha desempeñado un papel fundamental en la aprobación de diversas resoluciones sobre Irán y Corea del Norte.

Francia y el Reino Unido son los dos primeros Estados que ratificaron el Tratado de Prohibición Completa de los Ensayos Nucleares (TPCE) en 1998, y Francia trabaja en favor de su entrada en vigor.

Francia es también el primer Estado que decidió y llevó a cabo el desmantelamiento de sus instalaciones dedicadas a la producción de material fisible para armas nucleares. Además, apoya la reanudación de los trabajos relativos a la negociación del tratado de prohibición de la producción de material fisible para armas nucleares.

En junio de 2020, Francia ocupaba el 31.er lugar en la lista de países que aportan contingentes (segundo contribuyente europeo y segundo contribuyente entre los miembros permanentes del Consejo de Seguridad, por detrás de China), con un total de 683 efectivos desplegados en ocho misiones (esencialmente en la FPNUL, en el Líbano). Entre los principales contribuyentes figuran siete países francófonos, a saber, Francia, Marruecos, Senegal, Chad, Burkina Faso, Togo y Camerún.

Francia contribuye de manera significativa al presupuesto de las operaciones de mantenimiento de la paz. En su calidad de miembro permanente del Consejo de Seguridad, su cuota en el presupuesto de las operaciones de mantenimiento de la paz es del 5,61 % (frente al 4,43 % en el presupuesto ordinario de la ONU).
En términos más generales, Francia trata de promover constantemente un papel ambicioso y eficaz para las Naciones Unidas, basado en el derecho internacional y el consenso. Por ejemplo, durante la crisis en Irak en 2003, se opuso al uso unilateral de la fuerza y abogó por que las Naciones Unidas desempeñaran un papel central.

La Misión Permanente de Francia ante las Naciones Unidas

Francia cuenta con un representante permanente y una representante permanente adjunta ante el Consejo de Seguridad, así como en todos los órganos en los que el país está representado. Estos hablan en nombre de Francia y defienden sus posiciones.

Por su parte, los expertos de la misión francesa preparan y negocian las resoluciones y otros textos aprobados por los diferentes órganos.

Página web de la Misión Permanente de Francia ante las Naciones Unidas (en francés e inglés)

Última actualización: septiembre de 2020

Enlaces de interés