La lucha contra el terrorismo

Desde los atentados del 11 de septiembre de 2011, la lucha contra el terrorismo es una de las principales preocupaciones de las Naciones Unidas, tanto en el Consejo de Seguridad como en la Asamblea General.

La acción del Consejo de Seguridad contra el terrorismo

En 2001, tras los atentados del 11 de septiembre, el Consejo de Seguridad adoptó la Resolución 1373. A través de este texto, el Consejo de Seguridad insta a los Estados miembros a adoptar una serie de medidas destinadas a reforzar su capacidad jurídica e institucional de lucha contra las actividades terroristas, principalmente en materia de lucha contra la financiación del terrorismo y de cooperación internacional en la lucha contra el terrorismo. La resolución también exhorta a los Estados a convertirse en partes de los instrumentos jurídicos internacionales relativos a la lucha contra el terrorismo, en cuanto sea posible.

La resolución también creó un Comité Contra el Terrorismo (CCT), encargado de velar por el cumplimiento de las obligaciones de la resolución 1373 por parte de los Estados y de brindar ayuda para desarrollar mecanismos nacionales e internacionales de prevención y represión de actos de terrorismo. Este comité puede apoyarse en la Dirección Ejecutiva del Comité Contra el Terrorismo (DECT), servicio de la Secretaría que asiste al Comité aplicando sus decisiones, evaluando con expertos la situación de cada Estado miembro y facilitando la aportación de asistencia técnica a los países para luchar contra el terrorismo.

La acción del Consejo de Seguridad contra Al-Qaeda

El Consejo de Seguridad ha intervenido en cuestiones de terrorismo desde principios de los años 90. Su acción consistía entonces principalmente en adoptar sanciones contra los Estados presuntamente relacionados con ciertos actos terroristas. En 1999, el Consejo creó en particular una primera herramienta antiterrorista adoptando la resolución 1267: el Comité 1267, órgano subsidiario del Consejo, está encargado del seguimiento de las sanciones contra Al-Qaeda (prohibición de viajar, congelación de activos, embargo de armas).

Este régimen se reformó profundamente en junio de 2011, en particular para distinguirlo del régimen de sanciones contra los talibanes en Afganistán. Actualmente, se ha sancionado a cierto número de individuos y entidades relacionados con Al-Qaeda por su acción en Afganistán, así como en Irak, Siria o Mali. El Consejo se reúne con frecuencia para actualizar la lista con el fin de reflejar en lo posible la realidad de una amenaza en constante evolución. Numerosos individuos o entidades se han incluido en la lista, generalmente basándose en las informaciones presentadas por los Estados. Las decisiones del Comité se toman por consenso. El Comité 1267 se apoya en un grupo de expertos independiente (“equipo de vigilancia”).

La acción de la Asamblea General

La Asamblea General de las Naciones Unidas desempeña un importante papel en el ámbito normativo y ha elaborado, desde 1963, trece convenios “sectoriales” en materia de lucha contra el terrorismo.

En el marco de la VI Comisión (sobre asuntos jurídicos), los Estados miembros vienen negociando, desde el 2000, un proyecto de Convenio general sobre el terrorismo internacional. En 2013, las discusiones seguían tropezando con la cuestión de la definición del fenómeno terrorista y, por consiguiente, del campo de aplicación del Convenio. Puesto que no se concluyeron las negociaciones sobre este Convenio, y en conformidad con el compromiso contraído por los Jefes de Estado y de gobierno durante la Cumbre de septiembre de 2005, la Asamblea General logró adoptar en septiembre de 2006 una Estrategia antiterrorista mundial para las Naciones Unidas. Gracias a esta Estrategia, la Asamblea General reafirma y refuerza concretamente su papel en el ámbito del contraterrorismo. El objetivo de la estrategia es poner en coherencia los mecanismos de lucha contra el terrorismo existentes y reforzar la cooperación entre los Estados y las organizaciones internacionales o regionales que se ocupan de la lucha contra el terrorismo.

Para lograr una buena coordinación y velar por la implementación de la estrategia, se creó un Equipo especial sobre la ejecución de la lucha contra el terrorismo (CTITF). La misión de este Equipo, que depende del Secretario General de las Naciones Unidas, es velar por la coordinación y la cohesión de la acción antiterrorista del sistema de las Naciones Unidas en su conjunto. El equipo se esfuerza por promover un enfoque equilibrado de lucha contra el terrorismo, conforme al espíritu de la estrategia. Si la responsabilidad principal de la ejecución de la Estrategia mundial incumbe a los Estados miembros, el CTITF vela por la correspondencia del sistema de las Naciones Unidas con sus necesidades.

Derechos humanos y lucha contra el terrorismo

Pese a la importancia que otorgan a la lucha contra el terrorismo, varios órganos o mecanismos de promoción de los derechos humanos de las Naciones Unidas temen que las medidas de lucha contra el terrorismo puedan vulnerar los derechos humanos. Por esta razón, la necesidad de respetar estrictamente las normas de los derechos humanos es una de las prioridades de la Estrategia mundial. Adoptar medidas antiterroristas eficaces y proteger los derechos humanos constituyen objetivos complementarios que se refuerzan mutuamente.

En 2005, la Comisión de Derechos Humanos (reemplazada desde entonces por el Consejo de Derechos Humanos) decidió nombrar un Relator especial sobre la promoción y la protección de los derechos humanos y las libertades fundamentales en la lucha antiterrorista, por iniciativa de México con el apoyo de la Unión Europea. El Relator informa periódicamente de sus actividades y recomendaciones al Consejo de Derechos Humanos y a la Asamblea General. Cada uno de estos órganos adopta anualmente una resolución al respecto, reafirmando especialmente que los Estados deben velar por la conformidad de las medidas adoptadas para combatir el terrorismo con las obligaciones que les impone el derecho internacional, en particular los instrumentos internacionales relativos a los derechos humanos, a los refugiados y a la acción humanitaria.

Actualización: noviembre de 2013

Enlaces de interés