Francia y Suiza

Presentación

Relaciones políticas y últimas visitas

A nivel político, el ritmo de las reuniones bilaterales se ha acelerado en los últimos años:

Entre jefes de Estado: el presidente de la República Francesa, François Hollande, se reunió con sus homólogos Evelyne Widmer-Schlumpf, el 7 de diciembre de 2012, y Didier Burkhalter, el 30 de octubre de 2014. Visitó Suiza el 23 de enero de 2015, con ocasión del Foro de Davos, y los días 15 y 16 de abril de 2015 con ocasión de una visita de Estado, en la cual se reunió con Simonetta Sommaruga. Se trató de la 3ª visita de Estado de un presidente francés desde 1910, después de las visitas del presidente Jacques Chirac en 1998 y del presidente François Mitterrand en 1983. El Presidente también se reunió con el Presidente en ejercicio de la Confederación Suiza, Johann Schneider-Ammann, en Colmar el 23 de enero de 2016 y posteriormente en la inauguración del segundo túnel de San Gotardo, el 1 de junio de 2016.

Entre ministros de Asuntos Exteriores: las reuniones entre Laurent Fabius y Didier Burkhalter los días 6 de septiembre de 2012, 9 de febrero de 2014 y 21 de enero de 2015, permitieron avances importantes en el ámbito fiscal y bancario y en la situación fiscal del aeropuerto de Basilea-Mulhouse. Los Sres. Ayrault y Burkhalter se reunieron en París el 3 de junio de 2016.

Entre ministros de Finanzas: Pierre Moscovici y después Michel Sapin se han reunido en varias ocasiones desde 2014 con su homóloga suiza Eveline Widmer-Schlumpf para reforzar la cooperación fiscal entre ambos países en un contexto de puesta en marcha de nuevas normas internacionales y de desaparición programada del secreto bancario.

Relaciones económicas y comerciales

En 2015 Suiza se mantuvo como 9º cliente y 9º proveedor de Francia. Representa el 3,1% del total de las exportaciones francesas y el 2,8% del total de las importaciones francesas. Los intercambios comerciales entre ambos países han aumentado significativamente (un 9,5% anual) para alcanzar un total de 28.000 M€. Sin embargo, la balanza comercial de Francia ha pasado a ser deficitaria (-337 M€) tras haberse reducido considerablemente ya en 2013 y en 2014, a pesar del fuerte aumento de las exportaciones francesas (un 6,8% anual), que ascendieron a 13.800 M€ en 2015. Este déficit es consecuencia de un crecimiento sostenido de las importaciones procedentes de Suiza (12,3%), que ha resultado ser mayor al de las exportaciones francesas.
El aumento de las exportaciones francesas a Suiza en 2015 se dio en las principales partidas de exportación:

Los productos industriales aumentaron un 8,6% y representan más de la mitad (54%) de las exportaciones francesas a Suiza. Los artículos de joyería y bisutería, que suponen la primera partida de las exportaciones francesas a Suiza con un 17% del total, han aumentado un 18%. Las exportaciones de productos farmacéuticos (segunda partida de exportación con un 6 % del total) han aumentado un 10%. Los artículos de relojería se han mostrado muy dinámicos, con un aumento del 26%, y representan ya un 3% del total. Cabe destacar un descenso en las exportaciones francesas en las partidas de perfumería y productos de higiene (-2,2%) y de productos químicos orgánicos básicos (-2,4%).

Los productos agroalimentarios han progresado un 9% y representan el 14,4% de las exportaciones francesas a Suiza. Esta categoría está dominada por el crecimiento de las exportaciones de vinos (+3%), de verduras (+6%) y de productos lácteos y quesos (+0,4%).

Los materiales de transporte han subido un 5% y representan el 8,1% de las exportaciones francesas a Suiza. Las exportaciones de automóviles han aumentado significativamente (+26%, representan un 4% del total), mientras que las exportaciones aeronáuticas han continuado su descenso (-18,3%, un 2,3% del total).

El gran aumento de las importaciones procedentes de Suiza en 2015 muestra evoluciones más variadas entre las partidas principales:

Las importaciones de productos industriales han aumentado (16%) y representan la mitad de las importaciones francesas de Suiza (el 50,2%). Este aumento responde en gran medida al alza de los productos farmacéuticos, que subieron un 15%, pero sobre todo de los artículos de joyería y bisutería, que se han duplicado prácticamente en un año y representan ya el 7,3% de las importaciones francesas de Suiza. Las importaciones de instrumental y aparatos médicos (9,3%) no han tenido un comportamiento muy dinámico.

Los equipos mecánicos aumentaron un 10% y representan el 34% de las importaciones. En esta partida, los artículos de relojería suponen la primera partida de importaciones de Suiza y aumentaron un 25,9%.

Las importaciones agroalimentarias (con un 7,8%) aumentaron un 4,7%. Están dominadas en gran parte por el café y el té transformados (un 7,2% del total).

Cooperación cultural, científica y técnica

Las relaciones culturales, científicas y técnicas entre Francia y Suiza se han descentralizado en gran medida por las competencias culturales de los cantones y de los municipios suizos y del papel que desempeña en este ámbito el sector privado en Suiza. La red de 9 Alianzas Francesas de Suiza contribuye a su visibilidad. La cooperación se basa en acuerdos directos entre los distintos organismos públicos y privados de ambos países, así como en las múltiples relaciones transfronterizas. Por ello, las relaciones de Francia son más fuertes con Romandía, aunque los intercambios con la Suiza alemana están en aumento.

Suiza es muy activa en el ámbito universitario y científico, al que dedica el 2,7% de su PIB. La investigación helvética es una de las más importantes del mundo.
Esta cooperación adopta distintas formas:

Francia es el 3er socio de Suiza en publicaciones conjuntas científicas (por detrás de Estados Unidos y Alemania).

Suiza es el 7º destino de las misiones de investigación del CNRS, CERN no incluido. El CNRS mantiene con Suiza desde 2001 un LEA (laboratorio europeo asociado) en microtécnica, que reúne a una decena de instituciones de investigación francesas y suizas.

La casi totalidad de las agencias francesas de investigación mantienen relaciones con instituciones suizas: la más importante es el INSERM (del que Suiza es el 6º socio mundial), con unos 315 proyectos de cooperación. También se puede mencionar el INRA, el IFREMER, el INRIA, el Instituto Pasteur, etc.

Suiza entró a formar parte como miembro de pleno derecho de la Francofonía en la cumbre de Dakar, en 1989, antes de entrar en la Agencia Universitaria de la Francofonía en 1996. Ha ocupado la presidencia en 2011 y acogió con éxito la XIII cumbre de la Francofonía en Montreux en octubre de 2010.

Cooperación transfronterizaLa cooperación transfronteriza es un ámbito esencial de la relación entre Francia y Suiza y afecta a 10 cantones suizos, que representan a la mitad de la población. Del lado francés, tres regiones tienen frontera con Suiza (Auvernia-Ródano-Alpes, Borgoña-Franco Condado y Alsacia-Champaña-Ardenas-Lorena) y concentran el 46,7% del volumen de intercambios comerciales (la región Auvernia Ródano-Alpes abarca el 15% del comercio entre Francia y Suiza). Asimismo, 150.000 franceses van a trabajar a diario a Suiza.

A pesar de la densidad de los intercambios transfronterizos, estos son complejos por la diversidad de cuestiones y el distinto reparto de competencias entre el Estado y las distintas entidades territoriales en Francia y en Suiza.
El apartado institucional de la cooperación transfronteriza se basa en un marco jurídico global, el acuerdo de Karlsruhe, y en tres convenios de vecindad que han creado comisiones en la región de Ginebra y su contraparte francesa, en la región del alto Rin y en la zona del Jura.

En 2005, los dos ministros de Asuntos Exteriores se reunieron y se pusieron de acuerdo en celebrar reuniones periódicas de altos cargos para hacer un seguimiento de esta cooperación. Su objetivo es identificar con antelación los problemas que deban ser tratados por las autoridades centrales a nivel político. El 11º diálogo político franco-suizo sobre cuestiones transfronterizas que se celebró el 25 de enero de 2016 en Lausana, en Suiza, permitió tratar cuestiones de transporte ferroviario y por carretera, el proyecto de la aglomeración transfronteriza alrededor de Ginebra, la libre circulación de personas y la libre prestación de servicios y cuestiones de cooperación sanitaria y medioambiental.

Se han hecho avances importantes en las discusiones sobre la situación fiscal del aeropuerto de Basilea-Mulhouse. El presidente de la República Francesa, François Hollande, y el presidente de la Confederación Suiza, Johann Schneider-Ammann, firmaron el 23 de enero de 2016 una declaración conjunta que prevé la definición de un régimen jurídico permanente en el marco de un acuerdo internacional.

Cooperación diplomática y militar Francia y Suiza comparten en gran medida ambiciones comunes en política exterior: para ambas son prioritarios el multilateralismo, la prevención de conflictos armados y una actuación decidida a favor del respeto de los derechos humanos y del derecho humanitario internacional.
Las actuaciones comunes se multiplican, principalmente por la posición geográfica y por el papel de Suiza como país de tránsito o de rebote para numerosos flujos migratorios irregulares que se dirigen a Europa Occidental. El 26 de noviembre de 2004 y el 27 de octubre de 2005 se firmaron en Berna acuerdos intergubernamentales de cooperación sobre seguridad aérea transfronteriza, que autorizaban, entre otros, el derecho de persecución más allá de las fronteras. El acuerdo franco-suizo de cooperación transfronteriza judicial, policial y aduanera del 11 de mayo de 1998 entró en vigor durante 2009.

Ambos países mantienen, por último, una cooperación militar estrecha que se lleva a cabo sobre todo en el ámbito del entrenamiento y del intercambio de experiencia.

Actualización: 31/08/2016

En esta sección

Enlaces de interés