Las sanciones europeas: un instrumento de lucha contra la represión en Siria

Compartir

Las sanciones europeas: un instrumento de lucha contra la represión en Siria

El 17 de febrero de 2020, los ministros de Asuntos Exteriores de la Unión Europea adoptaron por unanimidad nuevas sanciones contra ocho empresarios y dos entidades sirias por su apoyo financiero al régimen sirio y su implicación en la represión violenta del pueblo sirio.

Con estas medidas, la Unión Europea afirma su determinación de combatir las prácticas del régimen sirio y sus financiadores que alimentan la economía de guerra en el país (blanqueo, corrupción, expropiaciones, contrabando, extorsiones) a costa de la población civil.

En su contribución a la economía de guerra, estos actores sancionados por la Unión Europea proporcionan un apoyo financiero esencial al régimen sirio, al que refuerzan en su obstrucción al proceso político impulsado por las Naciones Unidas. Así pues, dichos empresarios tienen un interés directo en que se mantenga el statu quo en Siria y se prolongue una guerra que se inició hace más de nueve años y que ha provocado más de 400 000 víctimas civiles.

Francia y la Unión Europea respaldan el proceso político auspiciado por las Naciones Unidas, que sigue siendo la única vía para una solución duradera a la crisis siria.

¿Quiénes son los empresarios y las entidades sancionadas?

Las nuevas sanciones adoptadas unánimemente por los miembros de la Unión Europea el 17 de febrero de 2020 se aplican a empresarios y entidades (grupo industrial, holding financiero) que obtienen importantes beneficios de la economía de guerra en Siria al desviar los recursos económicos del país en beneficio exclusivo del régimen sirio.

Algunas de estas personas y entidades cercanas al régimen sirio han estado implicadas en actividades de contrabando con grupos terroristas designados por el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas como por ejemplo Dáesh.
Algunas de estas personas y entidades también están implicadas en proyectos de especulación inmobiliaria en terrenos expropiados que contravienen los derechos de tenencia de tierras de la población civil desplazada.

El 21 de enero de 2019, la Unión Europea había adoptado sanciones contra 11 empresarios y 5 entidades sirias implicadas en un proyecto inmobiliario de lujo en beneficio del régimen sirio y en detrimento de los derechos de la población siria.

¿En qué consisten las sanciones europeas?

La Unión Europea ha venido adoptando medidas restrictivas específicas contra el régimen sirio desde mayo de 2011 como respuesta a la violenta represión ejercida por el régimen. Las sanciones de la Unión Europea se dirigen contra las redes de financiación del régimen sirio.

• Se trata prioritariamente de medidas individuales específicas dirigidas contra personas o entidades directamente relacionadas con la represión o la financiación del régimen sirio;

• También se centran en algunos sectores específicos de la economía siria que son el eje de las redes financieras del régimen sirio (armas, bienes y tecnología utilizados para la represión interna, importación de petróleo crudo proveniente de Siria).

En total, 70 entidades y 273 personas son objeto de medidas restrictivas de la UE en Siria.

¿Obstaculizan las sanciones europeas la ayuda humanitaria?

Tras más de nueve años de guerra en Siria, el régimen sirio sigue siendo el principal responsable de la crisis humanitaria en el país, donde 11 millones de personas siguen necesitando ayuda humanitaria de emergencia.

El régimen de medidas restrictivas de la Unión Europea prevé un gran número de exenciones o derogaciones para las actividades humanitarias (compra de productos petrolíferos, actividades financieras y bancarias, etc.) siempre que dichas actividades estén destinadas a prestar ayuda humanitaria en Siria o a asistir a la población civil en Siria.

Siria no es objeto de ningún embargo general. Los alimentos, los productos de primera necesidad y los productos médicos y sanitarios no están sujetos a ninguna sanción europea.

Francia y la Unión Europea aportan una ayuda humanitaria muy significativa al pueblo sirio.

A nivel nacional, Francia ha destinado en 2018-2019 casi 100 millones de euros a la población civil siria, una cantidad que ha sido ejecutada por 30 ONG francesas, internacionales y locales, por organismos especializados de Naciones Unidas (UNICEF y OMS, principalmente) y por el operador Expertise France a través de más de 100 proyectos.

Actualización: junio de 2020