Guerra en Siria: entender la posición de Francia

«Las prioridades de Francia en Siria no cambian: finalizar la lucha contra Dáesh, posibilitar el acceso de ayuda humanitaria a la población civil, activar una dinámica colectiva para lograr una solución política del conflicto, para que Siria recupere por fin la paz, y velar por la estabilidad de la región». Emmanuel Macron, el 14 de abril de 2018.

Francia prosigue sus esfuerzos en materia de lucha contra el terrorismo

El grupo terrorista Dáesh ha sufrido importantes reveses militares tanto en Siria como en Irak. Sin embargo, no ha desaparecido la amenaza que representa la organización. Por ello, junto con sus socios de la Coalición Internacional contra Dáesh, Francia sigue actuando de manera resuelta contra el terrorismo en Siria. La acción de Francia cuenta en primer lugar con un apartado militar, que se desarrolla en el contexto de la operación Chammal, que contribuye al esfuerzo internacional de recuperación de los territorios controlados por la organización terrorista.

Francia también está movilizada para garantizar una estabilización duradera de los territorios liberados del dominio de Dáesh para evitar que resurja algún grupo terrorista. También apoya a varias ONG y a los organismos multilaterales que intervienen in situ.

Francia, movilizada para proteger a la población civil

La situación humanitaria en Siria sigue siendo dramática: más de 13 millones de sirios, 6 de ellos niños, necesitan ayuda humanitaria. Más de la mitad de la población siria se ha visto obligada a dejar su hogar: 6,1 millones son desplazados internos y 5,6 millones, refugiados en los países vecinos (Turquía, el Líbano, Jordania, Irak, Egipto). Sin embargo, el envío de ayuda humanitaria sigue siendo bloqueado de manera inaceptable, en especial por el régimen.

Para Francia, la mejora de la situación humanitaria en Siria es una prioridad.

Durante la Conferencia de Bruselas II sobre el futuro de Siria y de la región el 25 de abril de 2018, Jean-Baptiste Lemoyne, secretario de Estado dependiente del ministro para Europa y de Asuntos Exteriores, anunció que el esfuerzo de Francia en favor del pueblo sirio y las comunidades anfitrionas en los países que acogen refugiados para los años 2018-2020 ascendería a más de mil millones de euros: unos 250 millones de euros en donaciones y 850 millones de euros de préstamos.
Este compromiso incluye el programa de respuesta urgente de 50 millones de euros para Siria, que el presidente de la República Francesa anunció el 16 de abril de 2018.

En los foros internacionales, Francia, desde el inicio de la crisis, moviliza a sus socios de las Naciones Unidas sobre las resoluciones decisivas para garantizar la llegada de la ayuda humanitaria a Siria, vital para millones de personas. La protección del personal humanitario y médico también es un eje central de la acción de Francia en este contexto.

Francia, comprometida con la lucha contra la impunidad de cualquier crimen de guerra

Los responsables de estos crímenes deberán rendir cuentas ante la justicia. En este contexto, Francia apoya plenamente los esfuerzos que se han llevado a cabo en los foros internacionales especializados en la cuestión, cuyo papel resulta fundamental para documentar los crímenes e identificar a los responsables. Por ello, la labor de la Comisión de Investigación Internacional Independiente sobre la República Árabe Siria, al igual que el Mecanismo Internacional, Imparcial e Independiente para la República Árabe Siria (IIIM) resultan fundamentales para la paz y la reconciliación en Siria.

Por otra parte, a título nacional, la Justicia francesa se ocupa del informe César por crímenes contra la humanidad, secuestros y torturas.

El uso de armas químicas no puede quedar impune

En este contexto, el uso de armas químicas constituye una vulneración grave del derecho internacional, en particular de la Convención internacional sobre la prohibición de las armas químicas de 1993, a la que el régimen sirio se adhirió en 2013.
El 7 de abril de 2018, un ataque con armas químicas se cobró la vida de decenas de hombres, mujeres y niños en Duma. Francia, en su evaluación nacional del 13 de abril de 2018, estimó que es altamente probable que las fuerzas armadas y de seguridad sirias sean responsables del ataque. El 14 de abril de 2018, Francia, junto con sus socios británicos y estadounidenses, llevó a cabo ataques dirigidos contra el arsenal químico clandestino del régimen.

« No se hallará solución política mientras quede impune el uso de armas químicas» Jean-Yves Le Drian, ministro para Europa y de Asuntos Exteriores, el 16 de abril de 2018.

Hay que proceder al desmantelamiento de todo el programa químico sirio de manera comprobable e irreversible. El rigor de los métodos y la experiencia de los expertos de la Organización para la Prohibición de las Armas Químicas (OPAQ) son incontestables. Resulta fundamental que la OPAQ pueda tener acceso completo, inmediato y sin trabas a toda la información necesaria para sus investigaciones.

Por último, Francia también actúa en los foros internacionales, en particular en la Organización para la Prohibición de las Armas Químicas (OPAQ). Francia apoya la implementación de un nuevo mecanismo independiente e imparcial que permita atribuir la responsabilidad del uso de armas químicas en Siria.

El 23 de enero de 2018, Francia lanzó una alianza internacional contra la impunidad del uso de armas químicas. Los 34 Estados que participan en ella actualmente desean significar su rechazo a la impunidad de aquellos que usan o desarrollan dichas armas. Se han comprometido a dar a conocer los nombres de los responsables que hayan identificado y sancionado en virtud de sus propios procedimientos, y a intercambiar información sobre las violaciones cometidas y sobre otros actores implicados. Su objetivo consiste en reforzar el régimen de no proliferación química, apoyar a las organizaciones internacionales y mecanismos internacionales de investigación y reafirmar la prohibición global de recurrir a dichas armas.

Una solución política, la única manera de acabar con el conflicto

La recuperación de la estabilidad en Siria no cabe si no se halla una solución política que responda a las legítimas aspiraciones de todos los sirios.

La comunidad internacional se ha puesto de acuerdo sobre un marco político para poner fin a la crisis siria, con la adopción del comunicado de Ginebra de 2012 y la resolución 2254 del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas de diciembre de 2015. En este contexto, las negociaciones entre las partes sirias deben reanudarse en Ginebra, bajo los auspicios del enviado especial de las Naciones Unidas.

El objetivo de Francia es crear las condiciones necesarias para una transición política creíble. Dialogando con todos los socios que intervienen en Siria para facilitar una salida de la crisis y construir juntos las convergencias que permitan una salida política al conflicto, anima a reanudar las negociaciones. Desde el levantamiento de 2011 que mostró que los sirios aspiraban a una transición política, Francia es un apoyo fiel de la oposición que representa a Siria en las negociaciones. Francia también mantiene un diálogo con los patrocinadores del régimen, para que le inciten a implicarse en las negociaciones con buena fe.

Última actualización: junio de 2018

MAPA DEL SITIO