Francia y la República Checa

Francia y la Repùblica Checa

Relaciones políticas

Francia desempeñó un papel clave en la fundación de la primera República Checoslovaca: el 30 de junio de 1918, el Presidente francés Poincaré entregó a 6.000 legionarios checos y eslovacos en Darney, en los Vosgos, la bandera de la nueva Checoslovaquia. El 15 de octubre siguiente, Francia reconoció al gobierno provisional checoslovaco instalado en París, en la calle Bonaparte. Aunque las relaciones entre Francia y Chequia perdieron intensidad durante la Guerra Fría, ambos países se volvieron a acercar durante la Revolución de Terciopelo, durante el proceso de preadhesión de la República Checa a la UE.

Las elecciones del presidente Zeman en 2013 y del Primer Ministro Sobotka en 2014 supusieron un repunte del sentimiento europeo en la República Checa y dieron un nuevo impulso a la relación bilateral entre Francia y la República Checa. En 2014 se celebró un número especialmente alto de reuniones: visitas a París del Primer Ministro checo Sobotka (febrero) y del Presidente Zeman (septiembre), visita a Praga del Primer Ministro francés Valls (diciembre), varios encuentros entre ministros de Asuntos Exteriores y entre Secretarios de Estado de Asuntos Europeos.

El 11 de julio de 2015 el Presidente Zeman inauguró en Praga un busto de bronce de François Mitterrand por su apoyo a la Revolución de Terciopelo.

En 2008 se firmó un acuerdo de asociación estratégica que fija el marco de la cooperación entre Francia y la República Checa. La visita a Praga del Primer Ministro francés en diciembre de 2014 permitió firmar un plan de acción del acuerdo de asociación estratégica para 2014-2018 que prevé un refuerzo del diálogo político y de la cooperación en todos los ámbitos: cultural, educativo, económico (comercio e inversión), energético y de defensa. También se firmaron tres acuerdos de cooperación (espacial, nuclear y sobre educación) en aquella ocasión.

El 24 de agosto de 2015, el ministro francés de Asuntos Exteriores y Desarrollo Internacional, Laurent Fabius, fue el invitado de honor de la conferencia anual de embajadores checos.

Presencia económica

A pesar del aumento de los intercambios comerciales en 10 años (del 160 %), Francia presenta, con la República Checa, su 2º socio económico de entre los nuevos Estados miembros de la UE, su primer déficit comercial en Europa central (2.400 M€ en 2014). Las actuaciones puestas en marcha han permitido, por segundo año consecutivo, aumentar ligeramente la cuota de mercado de Francia, invirtiendo la tendencia de los diez últimos años. En 2014 Francia se convirtió en el 5º socio comercial de la República Checa (7º proveedor y 4º cliente), adelantando por primera vez a Rusia. También es el 5º inversor extranjero en stock y el 4º inversor en flujo en 2014, con 500 empresas que emplean a casi 100.000 personas. Las empresas francesas cuentan con grandes bazas en sectores prometedores como la energía, las infraestructuras (carreteras y ferrocarriles) y la defensa.

En un entorno de reactivación económica, en 2014 se alcanzaron cifras récord en las relaciones comerciales bilaterales (+5,5 %, situándose en 9.500 M€), lo que permitió a las importaciones y a las exportaciones superar sus mejores registros. En los 11 primeros meses de 2015 se confirmó esta tendencia favorable: las exportaciones francesas aumentaron un 4,4 % y las importaciones, un 2,9 %.

Cooperación cultural, educativa y científica

Le red francesa cuenta con el Instituto Francés de Praga (2.812 alumnos en 2015), 6 Alianzas Francesas en el resto del país (Brno, České Budějovice, Liberec, Ostrava, Pardubice, Pilsen), clases bilingües en cuatro institutos (cinco asignaturas no de lengua impartidas en francés), seis clases europeas con francés intensivo (dos asignaturas no de lengua impartidas en francés) y el Liceo Francés de Praga (810 alumnos en 2015, la mitad de los cuales extranjeros);

El Centro Francés de Investigaciones en Ciencias Sociales (CEFRES en francés) se instaló en verano de 2015 en el edificio de la Academia de Ciencias de la República Checa, con el apoyo de la Universidad Carolina de Praga y del CNRS. El profesor Bernard Lahire, de la École Normale Supérieure de Lyon, impartió una clase inaugural el 7 de octubre de 2015.

El francés, que prácticamente no existía a principios de la década de 1990, ha progresado de forma continua durante dos décadas, y llega ahora al 4 % de los alumnos en edad escolar. El francés ocupa ya la 4ª posición, por detrás del inglés, el alemán y el ruso, con 43.000 estudiantes, y consigue estabilizar el número de estudiantes gracias a una amplia gama de herramientas de ayuda al aprendizaje y a la enseñanza de francés, a la promoción de las certificaciones y a la política checa de fomento del multilingüismo (política en la que participa en gran medida el IFP).
La cooperación lingüística se basa también en las clases checas en Francia (liceo Carnot en Dijon y liceo Alphonse Daudet en Nîmes). El programa «Un an en France», otro dispositivo creado en 2009, ha permitido a varias decenas de alumnos checos cursar un año escolar (en seconde o en première) en uno de los 18 liceos franceses participantes.

Francia es el 2º destino para los estudiantes checos en movilidad dentro del programa Erasmus. Los franceses son el 2º contingente de estudiantes extranjeros en la República Checa. Los centros Campus France de Praga y Brno ayudan cada año a más de 800 estudiantes checos para que prosigan sus estudios en Francia.
El cine francés ocupa en la actualidad el 3er puesto en el mercado checo, con unas 40 películas proyectadas cada año. La literatura en francés también ocupa el 3er puesto en el mercado checo. El Instituto Francés de Praga apoya ampliamente la difusión de obras francesas, en especial a través del Festival de Cine Francés y del programa de ayudas para la publicación (Salda).

Las relaciones en el ámbito de la investigación se inscriben en la perspectiva de la construcción del espacio europeo de conocimiento. Este apoyo pasa entre otros por el programa bilateral de intercambios científicos Barrande, que cofinancia con la parte checa 26 proyectos bilaterales cada año, sobre todo en química, en física de partículas, en biología y en medicina. Este dispositivo permite acceder a los programas europeos de investigación y a su financiación (PCRD, Becas Marie Curie, EUREKA / Eurostars).

La embajada de Francia en Praga apoya los estudios superiores franco-checos que forman cada año a más de un centenar de estudiantes parcialmente en francés. Cada año, más de 40 estudiantes se gradúan de una de las tres carreras existentes: Economía y Gestión (Lyon III – VSE Praga), Administración de Empresas (Rennes I – Brno), Ingeniería del Automóvil (ENSTA Bretaña – Universidad Técnica).

Existe una cooperación descentralizada dinámica que se basa en cerca de 60 acuerdos de cooperación entre entidades territoriales francesas y checas: Borgoña/Bohemia central, Lorena/Moravia del Norte, París/Praga, Rennes/Brno, Limoges/Pilsen. Se organizan de forma periódica encuentros (sobre reconversión de zonas industriales, servicios de interés general, núcleos de competitividad, educación y educación superior).

• Embajador de Francia en Praga: Jean Pierre Asvazadourian (octubre de 2013)
• Embajadora de la República Checa en París: Marie Chatardova (julio de 2010)
• Presidente del grupo de amistad Francia-República Checa en la Asamblea Nacional: Marc Laffineur
• Presidente del grupo de amistad Francia-República Checa en el Senado: Philippe Nachbar.

Actualización: 28/01/2016