Francia y Japón

Presentación

Relaciones políticas

Francia y Japón mantienen un diálogo político periódico en todos los grandes temas de la actualidad internacional: regulación del sistema económico y financiero y esfuerzos por mejorar la gobernanza económica mundial en el marco de las reuniones del G20, lucha contra el cambio climático, cuestiones de seguridad internacional (lucha contra el terrorismo y la piratería, mantenimiento de la paz, crisis regionales). Los contactos políticos entre Francia y Japón son frecuentes en paralelo a las grandes reuniones multilaterales. Francia apoya el objetivo de Japón de asumir nuevas responsabilidades políticas en la escena internacional.

El contacto entre ambos países se articula en torno al diálogo estratégico que se celebra periódicamente de forma alternativa en Francia y en Japón y que en enero de 2012 se elevó al nivel de ministros de Asuntos Exteriores. Los Secretarios Generales de Asuntos Exteriores se consultan periódicamente. El diálogo en cuestiones estratégicas y de defensa también es dinámico, con la apertura, en enero de 2014, de un diálogo «2+2» entre los ministros de Asuntos Exteriores y de Defensa.

La cooperación estratégica entre Europa y Japón va creciendo en contenido. En marzo de 2013 se iniciaron dos negociaciones que se llevan a cabo de forma paralela: un acuerdo marco (llamado acuerdo de asociación estratégica) y un acuerdo de asociación económica entre la Unión Europea y Japón. Con ocasión de la cumbre UE-China de 2014, las dos partes acordaron aumentar la cooperación y la coordinación en las misiones de la UE en el Norte de África, en el Sahel y en el Cuerno de África. La última cumbre UE-Japón se celebró en Tokio el 29 de mayo de 2015. Permitió adoptar una visión conjunta para reforzar la asociación estratégica en investigación e innovación.

En el ámbito bilateral, la relación se inscribe en la hoja de ruta 2013-2018 adoptada con ocasión de la visita de Estado del Presidente de la República a Japón en junio de 2013 que pretende reforzar la cooperación excepcional en todos los ámbitos. En este contexto, se han reforzado los intercambios al más alto nivel mediante la organización de una cumbre anual entre ambos países. El Primer Ministro Abe visitó Francia en mayo de 2014.

En enero de 2014 se celebró la cuarta sesión del diálogo estratégico. El primer diálogo «2+2» a nivel ministerial se celebró al mismo tiempo. La segunda sesión del diálogo ministerial «2+2», en la que participaron el ministro de Asuntos Exteriores y el ministro de Defensa, se celebró en marzo de 2015. En aquella ocasión se firmó un acuerdo intergubernamental sobre transferencia de equipos y de tecnologías de defensa.

El ministro de Asuntos Exteriores y Desarrollo Internacional visitó Japón los días 4 y 5 de octubre de 2014. Tras haber recibido a su homólogo japonés en Francia en enero, el ministro de Asuntos Exteriores y Desarrollo Internacional visitó Japón del 13 al 15 de marzo de 2015.

La visita del Primer Ministro Valls a Japón del 3 al 5 de octubre de 2015 se enmarcó en esta línea. En el contexto del lanzamiento del Año Francia-Japón de la Innovación 2015-2016, supuso una ocasión para adoptar una declaración conjunta sobre innovación. También se aprobó un comunicado sobre diálogo de alto nivel sobre cooperación franco-japonesa en el ámbito de la energía nuclear y de un plan franco-japonés para el desarrollo sostenible, la salud y la seguridad en África.

El primer ministro de Japón, Shinzo Abe, viajó a Francia con ocasión de la Conferencia de París sobre el clima (29-30 de noviembre de 2015). En este contexto, se entrevistó con el Presidente de la República Francesa y el Primer Ministro. La Conferencia fue también la ocasión para celebrar una entrevista entre el ministro francés de Asuntos Exteriores, Laurent Fabius y la ministra japonesa de Medio Ambiente, Tamayo Marukawa.

El ministro de Asuntos Exteriores, Jean-Marc Ayrault, recibió a su homólogo japonés, Fumio Kishida, el 20 de marzo de 2016. También asistió a la reunión de los ministros de Asuntos Exteriores del G7 en Hiroshima (10 y 11 de abril) y fue posteriormente recibido en Tokio por el Primer Ministro de Japón, Shinzo Abe, y por el ministro de Asuntos Exteriores, Fumio Kishida.

El Primer Ministro de Japón, Shinzo Abe, realizó una visita a Francia el 2 de mayo de 2016 en el marco de su gira europea de preparación del G7. En aquella ocasión fue recibido por el Presidente de la República Francesa.

El Presidente de la República Francesa visitó Japón los días 26 y 27 de mayo de 2016 con ocasión de la cumbre de jefes de Estado y de Gobierno del G7 en Ise-Shima.

Relaciones económicas

Japón es la 3ª economía mundial y el 2º socio comercial de Francia en Asia detrás de China; es el 1er inversor asiático y el 5º creador de empleo en Francia. Francia es el 2º país europeo que más exporta a Japón, por detrás de Alemania.

Japón fue el 12º proveedor de Francia, su 11º cliente y su 23º déficit comercial en 2014. La disminución del déficit comercial de Francia con Japón, que se inició a mediados de la década de 2000, se ha acelerado, y ha pasado de 3.000 M€ en 2011 a menos de 1.000 M€ en 2014. Las principales partidas de exportación son los productos agroalimentarios (entre ellos el vino), los productos farmacéuticos, el sector aeronáutico y la ropa. En 2015, el déficit comercial bilateral aumentó hasta los 2.000 M€ (+108%), debido, sobre todo, a las incertidumbres en el calendario de entregas aeronáuticas.

El archipiélago es el primer destino para la inversión francesa en Asia, y este éxito modera nuestro déficit comercial. Japón ha sido tradicionalmente poco abierto a la inversión extranjera, con un stock de IED entrante total de 146.000 M€ en 2014 (+7,5%), un 3,5% del PIB, la proporción más baja de los países de la OCDE. En este contexto, Francia mantiene la 3ª posición en Japón en términos de stock invertido, con 23.300 M€ (+15,4%), por detrás de Estados Unidos y Países Bajos. Por el contrario, Japón es el 2º mayor emisor de IED en todo el mundo, con 905.000 M€ (+14,2%). El número de empresas francesas instaladas en Japón se ha estabilizado en torno a 400 (en 1980 solo había 200), que generan 59.000 empleos.

Japón es el primer inversor asiático en Francia. Francia es el 2º país de destino de la inversión japonesa creadora de empleo en Europa (18% del total), detrás de Reino Unido (27%) y por delante de Alemania (12%), con proyectos en sectores de elevado valor añadido: automóvil, electrónica y alimentación. La presencia japonesa en Francia es muy fuerte, con 450 empresas que emplean a cerca de 71.500 personas en territorio francés. La inversión japonesa es especialmente apreciada por su calidad y por el respeto de las normas sociales y medioambientales.

Después del terremoto y del tsunami del 11 de marzo, Francia envió una considerable ayuda técnica e humanitaria (mantas, agua potable, medicamentos, equipos de radioprotección y de medición de radioactividad). También mostró su disponibilidad para ofrecer a Japón ayuda adicional durante la fase de reconstrucción.

Cooperación cultural, científica y técnica

Una de las prioridades de Francia en Japón es la cooperación universitaria y científica, organizada en torno a 250 acuerdos entre interuniversitarios, firmados entre centros de educación superior y de investigación franceses y socios japoneses. Sin embargo, la supresión de la segunda lengua obligatoria en el examen de acceso a la universidad ha provocado un descenso del número de estudiantes de francés.

La cooperación científica y tecnológica está en el centro de la cooperación con Japón, un país que dedica el 3,7% de su PIB a la investigación. Para ambos países, el acercamiento entre sus núcleos altamente competitivos es una prioridad.

El sector nuclear es uno de los ámbitos principales de la cooperación. La fuerte semejanza entre los programas nucleares francés y japonés permite desarrollar cooperaciones industriales muy activas en muchos ámbitos.

La cooperación también encontró su lugar durante la crisis: Areva envió un centenar de toneladas de boro para minimizar el riesgo por el estado de los reactores de la central de Fukushima, así como material de radioprotección y de medición, y envió a expertos especialistas en descontaminación nuclear. Estos se unieron al gabinete de crisis creado en Fukushima por el gobierno japonés junto con Tepco.

La cooperación nuclear se concentra actualmente en los ámbitos de la seguridad, de la gestión de las consecuencias del accidente de Fukushima y en el desarrollo de una oferta conjunta para terceros países (reactor ATMEA). El comité franco-japonés de cooperación sobre energía nuclear civil celebró su última sesión en noviembre de 2015.

El 90º aniversario de la Casa Franco-Japonesa de Tokio en 2014 permitió subrayar el vigor de la cooperación cultural entre Francia y Japón, que se basa en muy gran medida en el patrocinio de grandes empresas.

Cooperación descentralizada

A día de hoy, casi 75 proyectos de cooperación descentralizada unen a entidades territoriales francesas y japonesas, la mayoría de ellos en forma de hermanamientos. Permiten tratar temas concretos de interés común, como el transporte, el medio ambiente o la ordenación urbana.

En octubre de 2008 se celebraron en Nancy los Primeros Encuentros sobre Cooperación Descentralizada entre Francia y Japón en el marco de la celebración de los 150 años de relaciones diplomáticas. Aquella reunión permitió enriquecer las relaciones entre Francia y Japón aportándoles una nueva dimensión, y permitió a las regiones, a los departamentos franceses y a sus homólogos japoneses lanzar proyectos innovadores, en presencia de un gran número de responsables políticos de ambos países. Después de las ediciones de Kanazawa (mayo de 2010), de Chartres y Compiègne (agosto de 2012) y de Takamatsu (octubre de 2014), los V Encuentros Franco-Japoneses sobre Cooperación Descentralizada, centrados en la cuestión de la innovación, se celebraron en Tours los días 5 y 6 de octubre de 2016.

En respuesta a la catástrofe de Fukushima en marzo de 2011, la federación de entidades territoriales Cités unies France, que se encarga de organizar los Encuentros, decidió crear un fondo especial de emergencia al que podría contribuir cualquier entidad territorial que quisiera responder a este llamamiento solidario.

Actualización: 17/10/2016

En esta sección

MAPA DEL SITIO