Francia y Chile

Presentación

Francia y Chile mantienen desde hace tiempo relaciones de amistad estrechas y una cooperación activa. La visita oficial a Francia en junio de 2015 de la Sra. Bachelet, que se reunió de nuevo con el Presidente francés en París en junio de 2016 y durante la visita oficial a Chile del presidente Hollande en enero de 2017 son una muestra de esta cercanía. De forma paralela a las grandes líneas de la relación (educación, investigación, ciencia y cultura, promoción de los derechos humanos y del medio ambiente, fuentes de financiación innovadoras, comercio), la cooperación bilateral se aplica a nuevos sectores, como la innovación tecnológica y el turismo.

Relaciones políticas

Después de haber estado congeladas durante la dictadura, las relaciones políticas se restablecieron a alto nivel a partir de 1989. Chile es, entre otros, un socio histórico de Francia en cuestión de fuentes de financiación innovadoras para el desarrollo (Francia ocupa la Secretaría Permanente del Grupo Piloto).

Las visitas oficiales son regulares :

A Chile :

Mayo de 2006 Presidente Chirac
20 y 21 de enero de 2017 Presidente Hollande

A Francia :

Mayo de 2009 Presidenta Bachelet
Octubre de 2010 President Piñera
8 y 9 de junio de 2015 Présidenta Bachelet
2 de junio de 2016 (OCDE) Presidenta Bachelet

Las visitas ministeriales mantienen también la calidad de la relación bilateral :

A Chile :

Enero de 2013 (Cumbre UE-CELAC) Jean-Marc Ayrault (Primer Ministro)
Marisol Touraine, Bernard Cazeneuve, Pascal Canfin, Benoît Hamon
23 al 26 de abril de 2015 Najat Vallaud-Belkacem

A Francia :

2 de octubre de 2014 Rodrigo Peñailillo (Ministro del Interior)
6 de noviembre de 2014 Nicolás Eyzaguirre (Ministro de la Educación)
2015 Ernesto Ottone (Ministro de la Cultura)
Noviembre de 2014 Jorge Burgos (Ministro de la Defensa)

Relaciones económicas y comerciales

Francia desempeña en Chile un papel económico acorde con su peso en Europa. Las tres cuartas partes de las empresas que cotizan en el CAC 40 tienen una presencia significativa en Chile. Un cuarto de ellas ocupan una posición de líder en sus mercados. Algunas desempeñan un papel clave en la economía chilena: dos filiales del grupo Engie (E-CL y Aguas Andinas) cotizan en la bolsa de Santiago y Sodexo es uno de los cinco primeros empleadores privados en Chile (19 000 empleados). Chile es nuestro 2° mercado de exportación en América del Sur (975 M€ en 2017, en aumento de un 37% con relación a 2016), detrás de Brasil y delante de Argentina y Colombia. Francia es el 3er proveedor europeo de Chile, detrás de Alemania y España, pero delante de Italia.

La balanza comercial de Francia es estructuralmente deficitaria por el peso de Chile en la oferta mundial de cobre (casi un tercio de la producción y más de un tercio de las exportaciones mundiales). Ésta tiende, no obstante, a disminuir pasando de 1,38 mil millones de € en 2006 a 115 M€ en 2017.

Francia ocupa un lugar muy importante en los sectores estratégicos de la energía y de las infraestructuras. Los operadores franceses abarcan todo el abanico de fuentes de energía cuyo desarrollo ha sido considerado prioritario en la agenda energética chilena de 2014: GNL (terminal de Mejillones operada por GDF Suez y proyecto El Campesino de EDF), energías renovables (parque eólico de GDF Suez, cartera de proyectos de Solaire direct, parque El Salvador de Total EN, apertura de un centro de investigación DCNS sobre energías marinas tras la adjudicación de un concurso en 2015, proyectos de EDF).

En cuestión de infraestructuras, la ingeniería francesa sigue desempeñado un papel activo en el desarrollo del metro de Santiago (Colas Rail, Systra), cuya financiación ha sido estructurada principalmente por BNP Paribas. En febrero de 2015, el consorcio ADP – Vinci Airport se adjudicó la concesión del aeropuerto de Santiago y la construcción de una segunda terminal.

El stock de inversión chilena en Francia representa 616 MUSD. Sin embargo, la participación, a través de Invexans, del grupo Luksic en Nexans representa por sí sola 487 MUSD (en 2016). En 2015, un conglomerado chileno, Sigdo Koppers, compró el grupo francés de Dijon Davey Bickford, líder mundial en detonadores.

El año franco-chileno de la innovación 2017 habrá permitido destacar las prioridades que comparten Francia y Chile. Su objetivo era que despunten nuevos proyectos y dar una mayor visibilidad a seis temas : astronomía y espacio, energía, ciudades inteligentes, agricultura inteligente, TIC y salud.

Cooperación universitaria, cultural y científica

Francia está presente en Chile a través del Instituto Francés de Santiago y de nueve Alianzas Francesas (Antofagasta, La Serena, Viña del Mar, Chillán, Concepción, Valdivia, Osorno, Puerto Montt y en la Isla de Pascua).

La dinámica y diversidad de la relación con Chile alcanza su culmen en los ámbitos cultural, científico y universitario.

En el ámbito universitario, existen a día de hoy 12 acuerdos específicos sobre educación superior e investigación que han permitido iniciar varios programas bilaterales y desarrollar una cooperación institucional entre los ministerios de Educación y Educación Superior de ambos países. Se han firmado cerca de 350 acuerdos entre universidades francesas y chilenas. Francia es el 3er país que más estudiantes chilenos recibe (800 estudiantes en los centros franceses en el curso 2015/2016). La Universidad Tecnológica de Compiègne inauguró en marzo de 2014 un campus en el Liceo Francés de Viña del Mar, con el apoyo de Engie, en el que se imparte una rama común de ingeniería destinada a estudiantes latinoamericanos y franceses. En junio de 2015 se firmó, con ocasión de la visita oficial de la Sra. Bachelet a Francia, un acuerdo de reconocimiento mutuo de estudios y títulos para continuar los estudios superiores en el país socio.

En el ámbito de la formación profesional, la cooperación se refuerza en torno a acuerdos de colaboración público-privados: cuatro centros de formación en mecatrónica automóvil creados con Peugeot (2009), en los que participa desde hace poco Total, así como un centro de formación en ingeniería civil y ferroviaria con Colas-Rail (2015).

En el ámbito de la investigación, Chile pone el acento en la creación de centros de excelencia y en la valorización industrial, de la que son actores principales las universidades. El objetivo del gobierno es destinar para 2018 el 1,2 % del PIB a investigación e innovación. La riqueza de la cooperación científica entre Francia y Chile se basa en vínculos antiguos y en una inversión importante de los grandes centros de investigación franceses, como el CNRS y el INRIA. Esta cooperación se organiza según lo dispuesto en el programa «Evaluación, orientación de la cooperación científica» (ECOS), que permite financiar cada año unos 50 proyectos de investigación. Desde 1992, se han seleccionado más de 400 proyectos.

La cooperación científica entre Chile y Francia incluye varias unidades compartidas de investigación: en septiembre de 2011, el CNRS abrió una unidad mixta internacional (UMI) de astronomía, que se añadía al centro de modelización matemática, y hay cuatro laboratorios internacionales asociados (LIA) al CNRS y dos LIA asociados al IRD. En agosto de 2011, la CORFO, dependiente del ministerio chileno de Economía, seleccionó un proyecto del INRIA para crear un centro informático de excelencia, el CIRIC, con un presupuesto de 30 millones de euros en 10 años y centrado en la investigación y en la transferencia de tecnología. El INRIA también firmó un acuerdo con el observatorio submilimétrico de Atacama (ALMA) por el que se prorrogaba durante dos años la cooperación ya existente en innovación. En 2015, la CORFO volvió a seleccionar un proyecto dirigido por DCNS para crear un centro de excelencia sobre energías marinas renovables.

Francia sigue teniendo una auténtica influencia en Chile, especialmente en el ámbito de las artes escénicas y visuales, y acompaña a Chile en la reflexión que lleva a cabo el gobierno chileno para crear un ministerio de Cultura y Patrimonio (reunión en marzo de 2016 entre los dos ministros de Cultura).
El intercambio de ideas, que moviliza el saber hacer y a intelectuales franceses (cátedra Foucault, fondo d’Alembert, Puerto de Ideas…), conforma un apartado esencial de nuestra proyección en Chile.
Se firmó una declaración de intenciones sobre los derechos de la mujer con ocasión de la visita de la Sra. Bachelet en 2015. Permite compartir con Chile la experiencia francesa en este sector.

Instituto Francés de Chile

Actualización: 01/04/2018

Enlaces de interés

MAPA DEL SITIO