Relaciones economicas

Alemania es el principal socio comercial de Francia. En 2014, Alemania fue, de lejos, el primer cliente de Francia (70.600 M€ de exportaciones), por delante de Bélgica y de Italia, y su primer proveedor (85.100 M€ de importaciones), por delante de China y Bélgica.

La dependencia comercial de Alemania con respecto a Francia es menor. Sin embargo, Francia sigue siendo el primer cliente de Alemania, por delante de Estados Unidos, y su tercer proveedor, por detrás de Países Bajos (9,6 %) y de China (8,7 %). Las exportaciones a Francia representaron el 9,0 % de las exportaciones alemanas en 2014 (frente al 9,2 % en 2013). Las importaciones procedentes de Francia ascienden al 7,4 % (frente al 7,2 % en 2013).

El comercio bilateral entre ambos países está compuesto, en más del 90 %, por productos manufacturados similares, generalmente intercambiados en proporciones parecidas. Una gran parte de estos intercambios bilaterales corresponde al sector aeroespacial y, en menor medida, al automovilístico.

El déficit comercial de Francia con Alemania, su primer socio comercial, disminuyó un 11 % en 2014 con respecto a 2013. Asciende a 14.400 M€, levemente superior al de 2006 (14.300 M€). Esta mejora se debe a un leve aumento de las exportaciones (+ 200 M€), sobre todo de equipos mecánicos, material eléctrico, electrónico e informático y de material aeronáutico, y a un repliegue más fuerte de las importaciones (-1.600 M€). Han disminuido sobre todo las importaciones de gas y de equipos mecánicos, material eléctrico, electrónico e informático.
Los stocks de inversión extranjera directa (IED), que durante mucho tiempo se han mantenido equilibrados, han empezado a apartarse. El stock de IED alemana en Francia, que ascendía a 59.100 M€ en 2012, alcanza hoy los 61.900 M€. A la inversa, el stock de IED francesa en Alemania, que ascendía a 59.600 M€ en 2012, se sitúa hoy en 54.800 M€.
Las economías francesa y alemana siguen estando profundamente interrelacionadas y siguen siendo complementarias. 1.197 empresas francesas están presentes en Alemania, emplean a 268.000 personas y generan un volumen de negocios de 142.500 M€. A la inversa, 2.203 empresas alemanas están presentes en Francia, emplean a 310.000 personas y generan un volumen de negocios de 148.300 M€.
La cooperación industrial entre empresas francesas y alemanas es muy densa. Es especialmente dinámica en el sector automovilístico, ferroviario, aeronáutico y de las TIC, y evoluciona rápidamente en el sector energético. Aunque las grandes empresas francesas y alemanas suelen competir entre sí, buscan asociarse entre ellas para mejorar su competitividad y su presencia en ciertos mercados que suponen una masa crítica.

Los empresarios Edzard Reuter (Daimler-Benz), Antoine Riboud (Danone), Marcus Bierich (Bosch) y Jean François-Poncet tomaron en 1992 la iniciativa de crear los encuentros franco-alemanes de Evian. El objetivo de estos encuentros, que se celebran anualmente, es ampliar al nivel empresarial la cooperación franco-alemana y establecer relaciones personales entre sus dirigentes. La última edición se celebró del 3 al 5 de septiembre de 2015, con la presencia del Primer Ministro y del secretario de Estado encargado de Asuntos Europeos, Harlem Désir, y de su homólogo alemán, Michael Roth, y del vicecanciller Sigmar Gabriel.

Actualización: 15/10/2015

Enlaces de interés