Relaciones económicas

Las relaciones comerciales entre Francia y Alemania son especialmente intensas. En 2013, Alemania fue, de lejos, el primer cliente de Francia (70.300 millones de euros de exportaciones, lo que supuso el 16,5% de las exportaciones francesas) y su primer proveedor (86.800 millones de euros de importaciones, lo que supuso el 17,1% de las importaciones francesas). La disminución de las ventas francesas a Alemania (-1,8% en 2013 con respecto a 2012), menor que la de las compras francesas en Alemania (-3,4%), supuso una reducción del déficit comercial bilateral, que se situó en 16.450 millones de euros en 2013 frente a 18.240 millones de euros el año anterior.

En total, 2.200 empresas francesas están presentes en Alemania y generan 400.000 empleos. De forma recíproca, Alemania invierte ampliamente en suelo francés.

En 2009 y 2010, Alemania se convirtió en el primer inversor extranjero en creación de empleo en Francia; en 2011 ocupó el segundo puesto. Las empresas alemanas emplean a más de 350.000 trabajadores en Francia. Uno de cada cinco empleos en el sector automovilístico francés está generado por empresas alemanas (filiales de Siemens, Bosch, Thyssen-Krupp o Smart). Las empresas alemanas de equipos electrónicos y médicos generan el 15% de los empleos del sector en Francia. En los servicios financieros, Allianz, propietaria de AGF, es el 3º inversor extranjero en Francia. Francia importa de Alemania sobre todo material de transporte, equipos mecánicos, material eléctrico, electrónico e informático y exporta a Alemania los mismos tipos de productos. A estos productos les siguen los productos químicos, perfumes y cosméticos y, por fin, los productos agroalimentarios.

Por lo demás, la cooperación económica entre Francia y Alemania es muy importante y variada. Aunque las grandes empresas francesas y alemanas suelen competir entre sí, buscan asociarse entre ellas para mejorar su competitividad y su presencia en ciertos mercados que suponen una masa crítica. La crisis económica y financiera también ha contribuido a favorecer los acercamientos, sobre todo en el sector automovilístico.

Por último, los empresarios Edzard Reuter (Daimler-Benz), Antoine Riboud (Danone), Marcus Bierich (Bosch) y Jean François-Poncet tomaron en 1992 la iniciativa de crear los encuentros franco-alemanes de Evian. El objetivo de estos encuentros, que se celebran anualmente, es ampliar al nivel empresarial la cooperación franco-alemana y establecer relaciones personales entre sus dirigentes. La última edición se celebró del 5 al 7 de septiembre de 2013.

Fecha de actualización: 09.07.14

Enlaces de interés

MAPA DEL SITIO