La Alianza Mundial para la Educación

La Alianza Mundial para la Educación (AME) es una alianza multilateral que trabaja para dar una educación de calidad a 870 millones de niños, dando prioridad a los más pobres, los más vulnerables y los que se ven afectados por conflictos.

Se creó en 2002 con el apoyo de Francia y bajo el nombre de Fast Track Initiative. Actualmente, la Alianza reúne a 65 países en vías de desarrollo asociados, 22 donantes bilaterales, regionales e internacionales, organizaciones de la sociedad civil y de docentes, fundaciones filantrópicas, etc.

Garantizar una educación de calidad para todos y hacer seguimiento de los avances conseguidos

La Alianza Mundial para la Educación actúa en favor del objetivo de desarrollo sostenible nro. 4 de la ONU, que persigue «garantizar una educación inclusiva y equitativa de calidad y promover oportunidades de aprendizaje permanente para todos». La AME, reuniendo las competencias y movilizando los recursos, apoya e intensifica los esfuerzos educativos de los países asociados. Trabaja para que las posibilidades de recibir un aprendizaje de calidad, inclusivo y equitativo sean mayores, especialmente en el caso de las niñas.

Los objetivos de la Alianza están descritos en el plan estratégico AME 2020, cuya particularidad consiste en que incluye 37 indicadores de resultados detallados y diferenciados por sexo. Éstos reflejan la exigencia de eficacia y de eficiencia de la AME. También permiten hacer un seguimiento comparativo de los avances conseguidos en los países afectados por la fragilidad o los conflictos.

En los países en vías de desarrollo, un ciclo educativo completo, preescolar y educación secundaria incluidos, tiene un coste medio de 1,25 dólares por niño y día

Más financiación para mejorar el acceso a la educación

La conferencia de financiación del 2 de febrero de 2018, copresidida por Francia y Senegal, aspira a recaudar 3100 millones de dólares para 2018-2020 entre los países financiadores. En cuanto a los países en vías de desarrollo que reciban financiación, se les invitará a destinar al gasto en educación el 20 % de su presupuesto nacional.

Esta financiación debería permitir que la Alianza Mundial para la Educación alcance los siguientes objetivos estratégicos:

  • 89 países en vías de desarrollo recibiendo ayuda para mejorar la calidad y el acceso a la educación, en beneficio de 870 millones de niños y jóvenes;
  • 19 millones más de niños acabando el ciclo de primaria, entre ellos 9,4 millones de niñas (en comparación con 2002, ya hay 72 millones más de niños escolarizados);
  • 6,6 millones más de niños que finalizan el primer ciclo de educación secundaria, de los cuales 3,9 millones son niñas;
  • 67 países en vías de desarrollo recibiendo financiación para implantar planes de educación para hacerse cargo del 64 % de los niños no escolarizados;
  • 1,7 millones de docentes formados;
  • 23 800 aulas construidas;
  • 204 millones de manuales escolares distribuidos.

MAPA DEL SITIO