Francia y Colombia

  • Embajador de Francia en Colombia: Gautier Mignot (junio de 2017)
  • Embajador de Colombia en Francia: Federico Renjifo Vélez (noviembre de 2013)

Relaciones políticas

Las relaciones entre Francia y Colombia se refuerzan vigorosamente. El presidente Santos acudió a París en enero de 2011 unos meses después de su investidura. El Sr. Santos, reelegido en junio de 2014, acudió de nuevo en visita oficial a Francia los días 26 y 27 de enero de 2015. La reunión entre los dos presidentes permitió anunciar la puesta en marcha de temporadas culturales cruzadas (temporada de Francia en Colombia a partir de diciembre de 2016 y temporada de Colombia en Francia en el segundo semestre de 2017) y crear un Comité Estratégico Franco-Colombiano, compuesto por personalidades destacadas francesas y colombianas de distintas procedencias (del mundo empresarial, cultural, universitario y de la sociedad civil) y cuyo objetivo es reforzar la relación bilateral. El Sr. Santos fue recibido anteriormente en París por el Presidente Hollande el 7 de noviembre de 2014, para un almuerzo de trabajo dedicado al proceso de paz en Colombia. Tras la visita oficial del Presidente Santos a París el Primer Ministro Manuel Valls visitó Bogotá el 25 de junio de 2015. Durante aquella visita se firmaron 17 acuerdos bilaterales (convenio fiscal, préstamo «clima» de 275 M€ de la AFD, acuerdos universitarios -entre ellos la creación de un Observatorio Internacional de Salida de la Violencia-, cooperación descentralizada, programa vacaciones y trabajo, etc.).

La Secretaria de Estado de Desarrollo y Francofonía, Annick Girardin, viajó a Medellín en octubre de 2015 (inauguración del Liceo Francés, reunión con la comunidad francesa, etc.), y su homóloga colombiana, Patti Londoño, mantuvo varias reuniones de alto nivel en París en febrero de 2016 (Ministerio de Asuntos Exteriores y Desarrollo Internacional, Ministerio de Agricultura, Instituto Francés). El secretario de Estado de Desarrollo y Francofonía, André Vallini, viajó a Cartagena para representar a Francia durante la ceremonia de firma oficial del acuerdo de paz, el 26 de septiembre de 2016. El ministro de Asuntos Exteriores y Desarrollo Internacional, Jean-Marc Ayrault, visitó Bogotá y Medellín en diciembre de 2016 para el lanzamiento del año Francia-Colombia en 2017. El Presidente Hollande realizó una visita oficial a Colombia del 22 al 24 de enero de 2017.

Relaciones económicas

http://www.tresor.economie.gouv.fr/pays/colombie

Francia registra un superávit comercial desde 2006 que varía en función de las entregas de material aeronáutico a la compañía Avianca (Airbus y, ahora, ATR). Los intercambios comerciales entre Francia y Colombia se han triplicado entre 2004 (490 M€) y 2013 (1.582 M€). En 2016, la disminución casi total de las entregas de aviones por parte de Francia sumada al descenso de las exportaciones francesas sector aeronáutico no incluido desembocó, en un contexto de restricciones importantes de las importaciones colombianas, en el nivel más bajo de exportaciones francesas en los últimos seis años y en un saldo bilateral dividido prácticamente por dos.

En 2016, las exportaciones francesas a Colombia se situaron en 629,7 M€ (un 25 % menos que en 2015), la cifra más baja desde 2010 (589 M€). Las importaciones francesas de Colombia fueron de 378 M€ (un 0,4 % menos), lo que supone un descenso al mismo ritmo que las importaciones francesas del resto de países del mundo. La evolución marcada de los intercambios bilaterales lleva a un descenso notable del superávit comercial, que se sitúa en 251 M€ (frente a 459 M€ en 2015 y 619 M€ en 2014). Así, Colombia pasa a ser el 35º superávit comercial de Francia en todo el mundo (era el 20º en 2014 y el 28º en 2015). Ha pasado a ser el 5º superávit francés en el continente, superado por poco por Panamá, por detrás del de Brasil, México y Argentina. De forma esquemática, el saldo bilateral obedece a la suma de un gran déficit en el sector agrícola y agroalimentario (-85 M€, lo que deja un gran margen de desarrollo para una gran potencia agroalimentaria como Francia) y de un déficit más «normal» en el sector de los hidrocarburos (-166 M€). Ambos saldos se compensan con el superávit en bienes de equipo, en torno a los 500 M€.

Además, los datos proporcionados este año por la Aduana francesa empiezan a reflejar los beneficios en ambas direcciones del acuerdo de libre comercio entre la UE y Colombia, entrado en vigor en verano de 2013 (por ejemplo en cuanto a las exportaciones francesas de productos lácteos y quesos, que vuelven a aumentar, un 58,2 %, tras subir un 118 % en 2015). A nivel mundial, Colombia es el 63er cliente de Francia, entre Camerún y Pakistán, y retrocede 7 posiciones en 2016, tras perder 4 posiciones en 2015. Aunque Latinoamérica haya sido un continente poco propicio para las exportaciones francesas en 2016 (-4 %), Colombia registra el mayor descenso de los mercados de cierta importancia de la zona. En 2014 era el 3er receptor regional de exportaciones francesas, por detrás de Brasil y México, y el 4º en 2015, por detrás de Argentina. En 2016, Colombia pierde otra posición, y la adelanta Chile con contundencia (710 M€, un aumento del 8,3 %). Aún así, sigue siendo el primer cliente de los países andinos (Chile no incluido), por delante del Perú (318 M€) y de Venezuela (214 M€).

El descenso de las exportaciones francesas (de unos 210 M€) es imputable principalmente al descenso (-61,7 %) de las exportaciones aeronáuticas, puesto que la compañía privada Avianca, 6º cliente mundial de Airbus, ha negociado un escalonamiento de las entregas por dificultades de financiación. Así, las exportaciones aeronáuticas se han limitado a 110 M€, frente a 288 M€ en 2015 y a 562 M€ en 2013. El porcentaje de las aeronaves en las exportaciones francesas solo representa un 17,55 %, frente al 47,5 % dos años antes. Las exportaciones francesas, sector aeronáutico no incluido, tampoco se comportan mucho mejor, puesto que descienden un 5,7 % hasta los 519 M€, en un contexto de contracción importante de las importaciones colombianas (-17 %). Este mal resultado global oculta evoluciones sectoriales diversas: el sector agroalimentario aumenta de forma importante (+20,3 %, hasta los 27,7 M€), al igual que los productos agrícolas, aunque el volumen es simbólico (+161,1 %, hasta los 6,6 M€). Sin embargo, los bienes de equipo descienden de forma notable: el material de transporte (-47,3 %, hasta los 198,4 M€), la partida de otros productos industriales (-10,2 %, hasta los 273 M€) y los equipos mecánicos, material eléctrico, electrónico e informático (-7 %, hasta los 116,6 M€).

De forma más detallada, 73 partidas superan el millón de euros de exportaciones a Colombia, igual que en 2015. 13 de ellas representan más de 10 M€ cada una. Por detrás de los aviones, que siguen siendo la primera partida de exportaciones francesas con 110,5 M€, las cuatro partidas de exportación principales son los productos farmacéuticos (-14,8 %, hasta los 85,4 M€), las piezas y recambios para automóviles (-5,5 %, hasta los 43,5 M€), los automóviles (+3,1 %, hasta los 36,8 M€, en un contexto en el que Renault gana cuota de mercado por segundo año consecutivo, 2,8 puntos después de los 2 puntos de 2015) y, por último, los otros productos químicos y orgánicos básicos, que aumentan un 5,5 %, hasta los 20,3 M€.

Las exportaciones colombianas a Francia, expresadas en dólares, han descendido de forma notable por segundo año consecutivo (-13 %, tras bajar un 34,9 % en 2015); los hidrocarburos y otros productos de las industrias extractivas contribuyen en 11,7 puntos a este descenso. La cuota de mercado de Colombia en Francia sigue en el mismo nivel que en 2015, en el 0,075 %. Colombia sube dos puestos en la lista de proveedores de Francia hasta la 72ª posición, por detrás de Nueva Zelanda y, como en 2015, delante de Ecuador (370,9 M€). Sigue siendo el 6º proveedor latinoamericano de Francia por detrás de los cuatro primeros clientes de las exportaciones francesas, pero también, por segundo año consecutivo, por detrás del Perú (445 M€), cuyas exportaciones hacia Francia vuelven a subir un 3,2 %). Las exportaciones colombianas a Francia se componen principalmente de hidrocarburos naturales y de otros productos de las industrias extractivas, que suponen el 44,3 % del total (167,7 M€, bajan un 5,1 %), de productos de agrícolas y pesqueros (23,8 % del total, manteniéndose en 90 M€) y de otros productos industriales (82,6 M€, un 21,8 % del total, bajan un 1,7 %).

Por partidas, 21 de ellas superan el millón de euros de importaciones francesas de Colombia (eran 22 en 2015), de las cuales 5 suman más de 10 M€: la hulla (42,2 % del total, 160 M€, un aumento del 6,6 %), las frutas tropicales y subtropicales (descienden un 0,7 %, hasta los 49,2 M€, un 13 % del total), los artículos de joyería y bisutería (10,4 %, un aumento del 9,6 % hasta los 39,3 M€), las plantas para bebidas (7,3 %, un aumento del 0,5 %, hasta los 27,6 M€) y el cemento (6,36 % del total hasta los 24,1 M€, un descenso del 5,9 %). Las exportaciones de petróleo bruto de Colombia hacia Francia se desmoronan: -71 %, hasta los 7,7 M€.

Ayuda al desarrollo

La Agencia Francesa de Desarrollo enmarca sus actividades en Colombia desde finales de 2009 en el mandato trazado para un país emergente: apoyo a un «crecimiento verde y solidario». La oficina de la AFD de Bogotá ha puesto en marcha una estrategia de intervención 2014-2018 que incluye tres objetivos temáticos: i) favorecer la convergencia y el desarrollo sostenible de los territorios, ii) promover políticas de mitigación y de adaptación al cambio climático, y iii) acompañar las políticas de cohesión social, incluidas las de reducción de la desigualdad. Esta estrategia necesita también dos objetivos transversales que son la contribución a la diplomacia económica y a los compromisos de Francia en relación al clima. Entre los préstamos de la AFD, se firmó una primera línea de crédito de 300 MUSD a finales de junio durante la visita del Primer Ministro francés a Colombia. El total acumulado de los préstamos de la AFD a Colombia, desde 2009, asciende a 2.000 MUSD, de los cuales 811 MUSD son para operaciones que contribuyen directamente al postconflicto. Estos préstamos están relacionados principalmente con el desarrollo rural, la propiedad de las tierras y el catastro.

Francia completa su participación a través del presupuesto de la Unión Europea en el Fondo Fiduciario Europeo para Colombia de un importe de 95.000 M€ (inaugurado en diciembre de 2016) mediante una contribución bilateral directa de 3 M€.

Cooperación cultural, científica y técnica

El lanzamiento de la temporada de Francia en Colombia, durante un semestre a partir de la segunda quincena de diciembre de 2016, supone un momento importante en la relación bilateral. Tras este evento vendrá la temporada de Colombia en Francia en el segundo semestre de 2017.

Colombia mantiene con Francia relaciones antiguas y muy vivas en el ámbito de la investigación y de la movilidad estudiantil. Francia es el 3er destino para los estudiantes colombianos detrás de Estados Unidos y España, con casi 4.000 estudiantes matriculados en centros de educación superior en 2015-2016. Colombia es también el segundo país de América Latina que más estudiantes franceses acoge, detrás de Brasil. Un gran número de convenios universitarios y la firma en 2011 de un convenio de reconocimiento mutuo de títulos y de periodos de estudios favorecen la movilidad estudiantil y el acercamiento en el ámbito de la investigación científica. Con más de 24000 alumnos en 2015 y una red de 12 centros, la Alianza Francesa de Colombia ocupa uno de los primeros lugares en el mundo. En el ámbito cultural, Colombia es periódicamente la invitada en varios festivales de cine dedicados a Latinoamérica, en Biarritz, Nantes y Amiens.

En el plano institucional, la cooperación técnica en cuestión de lucha antidroga es importante, sobre todo a través del ministerio del Interior y del CIFAD (Centro Interministerial de Formación Antidrogas).

En el marco del proceso de paz, Francia, que ha aportado desde finales de 2012 una ayuda financiera a los organismos involucrados en la resolución del conflicto (Centro Nacional de Memoria Histórica, ministerios colombianos de Educación y de Agricultura, Misión de Apoyo al Proceso de Paz, Oficina del Alto Comisionado para los Refugiados, etc.), fomenta de forma activa la aplicación de la ley de víctimas y restitución de tierras. Se han puesto en marcha nuevos proyectos desde 2015 con Colombia en los ámbitos de la propiedad de las tierras (catastro), de la formación agrícola o de la justicia transicional.

Cada año se entrega el premio franco-alemán de derechos humanos «Antonio Nariño», creado en 2010, a activistas y ONG que trabajan por la defensa de los derechos humanos.

El FMAM (Fondo Francés para el Medio Ambiente Mundial) desarrolla actividades de cooperación en cuestión de ecoturismo y de creación de créditos de carbono.

Infografía : Francia-Colombia - Relaciones cada vez más estrechas

Actualización: 06/06/2017

Enlaces de interés

MAPA DEL SITIO