Emprender e invertir en Francia

Francia tiene varios puntos fuertes interesantes para las empresas y los inversores extranjeros.

Su atractivo económico está en auge y atrae a cada vez más inversores extranjeros. Según la clasificación anual de la consultora A.T. Kearney, en 2018 Francia entró a formar parte de los cinco países más atractivos para los grandes inversores internacionales. Retrato de la economía francesa, lejos de los clichés.

Para acabar con los tópicos, seis verdades sobre la economía francesa

Francia, una potencia económica mundial

Con un PIB de 2,762 billones de dólares a precios corrientes (datos de 2019), Francia es la 7ª mayor economía mundial, por detrás de Estados Unidos, China, Japón y Alemania, la India y el Reino Unido (FMI, abril de 2019). Con más de 67 millones de consumidores, también es el 2º mayor mercado de Europa. Francia cuenta con 29 empresas entre las 500 primeras del mundo (Fortune Global 500, 2017). La economía francesa va más allá de los sectores por los cuales se la reconoce, los del lujo y la agroalimentación, también son importantes los de la banca, los seguros, la energía y el automóvil.

Ficha de datos económicos de Francia: cifras clave sobre los intercambios bilaterales y el dispositivo de apoyo a las empresas francesas (en francés)

Francia, un país abierto a los inversores extranjeros ubicado en pleno corazón de Europa

Veintiuna empresas extranjeras eligen Francia para realizar nuevas inversiones cada semana. En Francia hay más de 28 000 empresas con capital extranjero que dan empleo al 11 % de los trabajadores por cuenta ajena. Representan el 21 % del trabajo en el sector de la industria, el 30 % de las exportaciones francesas y suyo es el 21 % del gasto interior en I+D. En términos de stock de inversión extranjera directa (IED), Francia ocupa el 10º puesto a nivel mundial (fuente Cnuced, 2017).

En 2018, el atractivo de Francia mejoró: con 1323 proyectos de inversión extranjera, se batió el récord de 2017 (1298 proyectos).

Francia, miembro fundador de la Unión Europea y de la zona del euro, tiene además un acceso privilegiado al mercado único europeo y a los socios de la Unión Europea. Su situación geográfica estratégica, junto con unas infraestructuras de transporte de calidad, la convierten en un centro de conexiones que permite acceder fácilmente a otros países, continentes o zonas geográficas, como la zona EMEA (Europa, Oriente Próximo y África). Por todo ello, en 2018 Francia llegó 8ª entre las 137 economías clasificadas en función de la calidad de sus infraestructuras en el Global Competitiveness Report (en inglés). Dispone de la segunda red ferroviaria de alta velocidad más larga del mundo.

París, la primera plaza financiera de la Unión Europea

París, por detrás de Pekín y de Tokio y por delante de Londres y Nueva York, es la tercera ciudad del mundo en número de sedes de empresas del Top500, con un total de 27. Con un centro de gestión de activos de 4 billones de euros (más de 1,5 veces el PIB francés), París es una plaza financiera mundial y el líder europeo del Venture Capital, con 3600 millones de euros gestionados en 2018. En 2016, la ciudad también encabezó el mercado de inversión de capital en la UE, con 12 400 millones de euros invertidos en 1400 empresas. Cuatro bancos franceses figuran entre los veinte mayores bancos del mundo.

Francia, un país de empresarios

Francia es el país que más empresas crea de Europa. En 2018, se batió un récord: se crearon 691 000 empresas en Francia, con un 28 % más de microempresas y un 20 % más de empresas individuales clásicas. Se puede montar una empresa en 3,5 días, mientras que en el Reino Unido se necesitan 4,5 días y en Alemania, 10,5. La «intención de emprender» de los franceses es una de las más fuertes de Europa. En 2018, una de cada dos personas de entre 18 y 24 años afirmaron querer crear una empresa. Con Station F, que aspira a convertirse en la mayor incubadora del mundo (con capacidad para acoger a 1000 start-ups), Francia se afirma como una «Startup Nation».

Francia, una mano de obra altamente cualificada y productiva

Francia invierte en su sistema educativo de manera intensiva (con el 5 % de su PIB). Dispone de una mano de obra muy cualificada capaz de adaptarse y de dominar las nuevas tecnologías, que resultan imprescindibles para el crecimiento de la productividad. El 44,7 % de la población entre 25 y 34 años y el 33,5 % de la población entre 25 y 64 años tienen un título de educación superior. Además, Francia ocupa el 7º puesto mundial en productividad de la mano de obra por hora, por delante de Alemania (8ª) y el Reino Unido (18º) (fuente: Conference Board, 2017).

El 86 % de los dirigentes de empresas extranjeras consultados consideran atractiva la formación y la cualificación de la mano de obra de Francia.

Francia, un país innovador

Con un gasto interior en investigación y desarrollo del 2,2 % del PIB, Francia es el 6º país que más le dedica según el World Competitiveness Yearbook 2018 (por detrás de Estados Unidos, China, Japón, Alemania y Corea). La industria automovilística, la construcción aeronáutica y espacial, la industria farmacéutica, las actividades científicas y técnicas y los servicios de información y actividades informáticas son las cinco principales ramas de inversión en I+D. Francia goza de una especialización en áreas prometedoras como la biotecnología o la tecnología relacionada con el medioambiente.

En 2018, 7 actores franceses figuran en la clasificación de los 100 mayores innovadores a nivel mundial (el CEA, Alstom, Airbus, Safran, Saint-Gobain, Thales y Total).

Anfitriona de 144 centros de I+D en 2018 (lo que representa un aumento del 85 % con respecto a 2017), Francia se convierte en el destino más atractivo de Europa para la inversión innovadora y su papel primordial en la economía europea del I+D y la innovación está cada vez más consolidado, según el barómetro EY del atractivo de Francia de 2019 (en francés). Atrae más proyectos que Alemania y el Reino Unidos juntos.

La excelencia científica francesa se traduce en la implantación en el país de los centros de I+D de muchos grandes grupos. A modo de ejemplo, varias grandes compañías extranjeras del sector digital han elegido París para establecer sus centros de investigación en IA. Éste es el caso de Facebook, que se instaló en 2015, y también de Google, Fujitsu, Samsung o Microsoft, que con Simplon desarrolla un ambicioso plan formativo en territorio francés, con el objetivo de sensibilizar a más de 400 000 personas con los retos de la IA, sin importar el perfil de cada uno.

En 2017, el Gobierno se fijó como objetivo convertir Francia en una «Start-up Nation» y, el 15 de enero de 2018, creó un fondo de 10 000 millones de euros para financiar la innovación, fondo alimentado con activos públicos.

Más información sobre la iniciativa «French Tech», dirigida a las empresas emergentes y los talentos internacionales

Un gran plan de inversión 2018-2022 por un importe de 57 000 millones de euros para apoyar reformas estructurales y preparar Francia para los desafíos de mañana

Está basado en cuatro prioridades:

• 20 000 millones de euros para acelerar la transición ecológica (mejorar la movilidad, aumentar la capacidad de producción de energía renovable);
• 15 000 millones de euros para construir una sociedad de competencias (formar y mejorar la formación inicial);
• 13 000 millones de euros para anclar la competitividad en la innovación (respaldar la excelencia científica, mejorar la innovación en las empresas);
• 9000 millones de euros para construir el Estado digital (mejorar la calidad y la accesibilidad de los servicios públicos, acelerar la digitalización del sistema de salud y de cohesión social, etc.).

Business France se encarga de la prospección y la recepción de inversión internacional en Francia así como de la internacionalización de la economía francesa. Business France es un organismo público dependiente del Ministerio de Economía y Finanzas, del Ministerio para Europa y de Asuntos Exteriores y de la Comisaría General de Igualdad Territorial. Implantado en Francia y en 70 países, promueve el atractivo de Francia, de sus empresas y sus territorios.

Más información en Business France (en francés)

¿Dónde informarse de qué trámites son necesarios para instalarse en Francia?

La Welcome Office, servicio de acogida de los talentos internacionales de Business France facilita toda la información necesaria sobre:

  • la vida en Francia;
  • las condiciones de estancia y de acceso al mercado de trabajo;
  • la fiscalidad de los particulares;
  • la protección social de su hogar;
  • y cualquier otro elemento útil sobre la vida diaria (escolarización de los hijos, alojamiento, circulación, etc.).

Última actualización: julio de 2019