De las inmunidades

Presentación

b1

DE LAS INMUNIDADES

"… tales privilegios e inmunidades se conceden, no en beneficio de las personas, sino con el fin de garantizar el desempeño eficaz de las funciones de las [Misiones] en calidad de representantes de los Estados" (Convenios de Viena de 1961 y 1963, preámbulo).


Presentación
La inviolabilidad
Ante la justicia
Respetar las normativas locales

Las inmunidades son garantías concedidas a las Misiones y a sus miembros a fin de facilitar el funcionamiento de la institución oficial extranjera y proteger sus locales y a sus agentes contra cualquier injerencia o presión. Dichas ventajas reconocidas por el derecho internacional no eximen sin embargo del respeto de las leyes y reglamentos del Estado receptor (Convenios de Viena de 1961 y 1963, art. 41 y 55).

Estas prerrogativas son más o menos extensas en función del estatuto del agente y, por lo general, se limitan a los poseedores de Permisos de residencia especiales. Los nacionales franceses, las personas que tengan doble nacionalidad, francesa y extranjera, y los residentes de larga duración sólo podrán invocarlos dentro del ámbito del estricto ejercicio de su cargo y no pueden prevalerse de inmunidad personal alguna.

Los principios enunciados en este vademécum describen la práctica generalmente aplicada en Francia.

Si embargo, resulta conveniente recordar que varios Estados acreditantes han emitido reservas con respecto a los Convenios de Viena que pueden modificar o restringir, en lo referido a las relaciones que Francia mantiene con dicho Estado, el alcance de algunas de sus disposiciones. Lo mismo sucede con respecto a disposiciones de un eventual convenio consular firmado y ratificado por las autoridades francesas competentes. Además, el conjunto de estas indicaciones puede verse influenciado por la aplicación del principio de reciprocidad en las relaciones entre el Estado que envía y el Estado francés.

MAPA DEL SITIO