Reunión de ministros de Asuntos Exteriores de la Unión Europea en su formato «desarrollo» (videoconferencia, 8 de junio de 2020)

Compartir

Jean-Baptiste Lemoyne, secretario de Estado dependiente del ministro para Europa y de Asuntos Exteriores, ha participado hoy en la reunión informal de ministros de Desarrollo de la Unión Europea.

Esta reunión se inscribía en la prolongación de la reunión de los ministros de Desarrollo del pasado 8 de abril y se ha centrado principalmente en la respuesta global exterior de la Unión Europea a la crisis del COVID-19. En ella, Francia ha reiterado su apoyo a la aportación de la Unión Europea y sus Estados miembros (concepto «Equipo de Europa») en apoyo a los países más vulnerables, que asciende hoy a casi 36 000 millones de euros, y ha insistido especialmente en la intensificación de la ayuda brindada al continente africano.

La reunión ha permitido manifestar el profundo apego de Francia y de la Unión Europea al multilateralismo, en particular en el ámbito sanitario, ante el director general de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Tedros Adhanom Ghebreyesus, invitado a participar en el debate. La Unión Europea ha recordado su gran implicación en la gestión de la pandemia, en la prolongación de la Conferencia de Donantes organizada el pasado 4 de mayo, que permitió reforzar el apoyo a la iniciativa Access to Covid-19 Tools-Accelerator (ACT-A), lanzada a iniciativa del presidente de la República Francesa Emmanuel Macron el 24 de abril, bajo la égida de la OMS.

El debate también ha tratado de las negociaciones que está llevando a cabo la Comisión Europea para celebrar un acuerdo con los países de África, el Caribe y el Pacífico (ACP). Francia apoya los esfuerzos de la Comisión Europea para que se celebre lo antes posible un acuerdo ambicioso entre la Unión Europea y los países ACP. Con dicho acuerdo deseamos ir más allá en la cooperación en educación, empleo juvenil, movilidad, lucha contra el cambio climático y nuevas tecnologías. Entre otras cosas, el acuerdo deberá tener en cuenta los compromisos derivados del Acuerdo de París de 2015. También deseamos que dicho acuerdo refuerce la asociación entre la Unión Europea y los países ACP y que establezca una base de valores democráticos, Estado de derecho y gobernanza común. Por otra parte, los ministros han hablado de la futura arquitectura de los instrumentos financieros de la Unión Europea para el desarrollo y la vecindad.