Lucha contra la violencia de género: el compromiso internacional de Francia (25 de noviembre de 2019)

Francia está decididamente comprometida en la lucha contra todas las formas de violencia contra las mujeres y las niñas en todo el mundo. Francia, que ha definido la igualdad entre hombres y mujeres como la gran causa de su mandato presidencial, sigue defendiendo la lucha mundial contra esta lacra desde las organizaciones internacionales y lleva a cabo acciones concretas.

Movilización de todos los Estados en las organizaciones internacionales para erradicar la violencia

Francia reafirma su apoyo a la Convención de las Naciones Unidas sobre la eliminación de todas las formas de discriminación contra la mujer y llama a todos los Estados a implementarla sin reservas. Actualmente son 37 los países que no condenan a los violadores si están casados o si se casan con la víctima. La comunidad internacional debe movilizarse para acabar con la impunidad de aquellas personas que ejercen la violencia contra la mujer y tomar todas las medidas necesarias desde los ámbitos legislativo y jurídico.

Francia llama también a todos los Estados a ratificar el Convenio del Consejo de Europa sobre prevención y lucha contra la violencia contra las mujeres y la violencia doméstica (Convenio de Estambul), cuyo objetivo es la responsabilización de los Estados en la lucha contra este tipo de violencia. Francia, durante su presidencia del Comité de Ministros de dicho Consejo y del G7 en 2019, ha lanzado una campaña activa de promoción del Convenio dirigida tanto a los Estados miembros de la organización que todavía no lo han ratificado, como a terceros Estados. Varios Estados africanos y asiáticos ya han manifestado estar interesados en suscribir los compromisos del Convenio, uno de los instrumentos internacionales más ambiciosos para luchar contra la violencia de género.

Francia lleva desde 2006 presentando con los Países Bajos una resolución en la Asamblea General de las Naciones Unidas sobre la lucha contra la violencia contra la mujer cada dos años. La última resolución, que se adoptó por consenso, incluyó por primera vez disposiciones por las que se reconoce el acoso a mujeres, incluido el acoso sexual, como una forma de violencia de género. en 2020, Francia presentará una nueva resolución sobre esta cuestión.

En marzo de 2019, desde la Comisión de la Condición Jurídica y Social de la Mujer de las Naciones Unidas, Francia, junto con la Unión Europea, apoyó la adopción de conclusiones concertadas dirigidas, entre otras cosas, a que la protección social, el servicio público e infraestructuras duraderas ayuden en la prevención y la erradicación de la violencia ejercida contra las mujeres y las niñas.

A este respecto, Francia expresa su preocupación ante el clima nocivo de las negociaciones, durante las cuales varias delegaciones han sufrido presiones. La Comisión de la Condición Jurídica y Social de la Mujer es un foro único de las Naciones Unidas a hora de promover los derechos de las mujeres, en colaboración con la sociedad civil.

Un año más, en 2019 Francia ha contribuido activamente en la adopción y la implementación de las resoluciones «Mujeres, paz y seguridad» del Consejo de Seguridad, que instan a los Estados a reforzar la protección de las mujeres en los conflictos y aumentar su participación en las negociaciones de paz y los procesos de adopción de decisiones. Desde 2010, Francia ha adoptado dos planes de actuación nacionales para implementar la agenda «Mujeres, paz y seguridad». El tercer plan de actuación nacional está en proceso de elaboración. Esta agenda también fue una de las prioridades de la presidencia francesa del G7, que culminó en la adopción de la declaración ministerial de Dinard sobre “mujeres, paz y seguridad”. Además, en 2019, Francia ha ayudado activamente en la elaboración del primer plan de acción de la Unión Europea para la implementación de la agenda “mujeres, paz y seguridad”. Celebra que la Unión Europea incluya esta problemática en su acción y en particular que se dé una respuesta común estructurada a la violencia sexual utilizada como arma de guerra.

En 2020 se cumplirán 25 años de la 4ª Conferencia Mundial sobre la Mujer de las Naciones Unidas, que se celebró en Pekín en 1995, 20 de la adopción de la primera resolución de la agenda «Mujeres, paz y seguridad» y 5 de la adopción de los Objetivos de Desarrollo Sostenible. Para Francia y sus socios europeos e internacionales, estas conmemoraciones, que llevarán a la celebración en París del Foro Generación Igualdad del 7 al 10 de julio, en colaboración con ONU Mujeres y México que se celebrará en París en julio de 2020, permitirán lanzar un llamamiento a un cambio estructural en lo que se refiere a los derechos de la mujer. Reuniendo en París a todos los actores capaces de impulsar una nueva dinámica en lo relativo a los derechos de la mujer (Estados, organizaciones internacionales, sociedad civil y sector privado), Francia, ONU Mujeres y México aspiran a convertir los derechos de la mujer en una gran causa mundial para 2025 y 2030.

La lucha contra la violencia de género, una prioridad del G7

En la Cumbre de Jefes de Estado se adoptaron cuatro iniciativas destacadas para luchar contra la violencia contra las mujeres y defender sus derechos y su empoderamiento:

  • Creación del fondo mundial para supervivientes de violencia sexual en los conflictos de los nobel de la paz Denis Mukwege y Nadia Murad;
  • La « alianza de Biarritz por la igualdad », basada en la labor del Consejo Consultivo por la Igualdad, recogió 80 leyes modelo para favorecer la igualdad en la educación, la sanidad, la lucha contra la discriminación o el empoderamiento económico. Desde la Cumbre, otros once países se han sumado a la alianza y se quiere que esta cifra crezca, así como crear una coalición de Estados que se comprometan a adoptar nuevas leyes progresistas para la igualdad entre hombres y mujeres.
  • La asignación de 250 millones de dólares a la iniciativa AFAWA, del Banco Africano de Desarrollo, para facilitar la financiación del emprendimiento de las mujeres en África.
  • El lanzamiento de un programa de apoyo a los países en vías de desarrollo para que la igualdad ocupe un lugar central en los sistemas educativos, el programa «Prioridad a la igualdad».

Ayudar a las mujeres víctimas de violencia en los conflictos a reconstruirse

Gracias al Centro de Gestión de Crisis y Apoyo (CDCS) del Ministerio para Europa y de Asuntos Exteriores y conforme al compromiso tomado por el presidente de la República Francesa ante la premio nobel de la paz Nadia Murad, Francia ha acogido en 2019 a cien mujeres yazidíes con sus niños siendo ellas blanco predilecto de Dáesh. En Libia, Francia apoya el programa del Fondo de Población de las Naciones Unidas (UNFPA) para la creación de un número de teléfono gratuito para las mujeres víctimas de violencia sexual, que podrán así acceder a atención psicosocial y asesoramiento jurídico. En el nordeste de Siria, hay varios proyectos especialmente destinados a mujeres y niñas, en particular en el ámbito del acceso a la sanidad (maternidad, salud sexual y reproductiva) y de la prevención de la violencia de género.

Asesorar a nuestros compatriotas sobre el peligro de matrimonio forzoso y acompañar a las víctimas de agresión sexual en el extranjero

A través de las recomendaciones de viaje, el Ministerio para Europa y de Asuntos Exteriores alerta a potenciales víctimas de matrimonio forzoso y da consejos y apoyo a las víctimas. Los consulados franceses también brindan asistencia a las francesas que hayan sufrido o sufran agresiones sexuales en el extranjero.

Más información (en francés).

Ejemplaridad

En el Ministerio para Europa y de Asuntos Exteriores se presta especial atención a la lucha contra la violencia sexual y sexista. El Ministerio ha creado una unidad de atención específica de tolerancia cero y sensibiliza a sus trabajadores ofreciéndoles formación y realizando campañas de comunicación.