La Coalición por el Sahel

Compartir

La Coalición por el Sahel fue anunciada durante la cumbre de Pau, el 13 de enero de 2020, por los jefes de Estado de Francia, Burkina Faso, Chad, Malí, Mauritania y Níger, en presencia del secretario general de las Naciones Unidas, el presidente del Consejo Europeo y el alto representante de la Unión Europea, el presidente de la Comisión de la Unión Africana y la secretaria general de la Francofonía.

Aportar una respuesta más colectiva y solidaria a la crisis en el Sahel

La gravedad de la crisis que se vive en el Sahel, el sentimiento de urgencia y la importancia de las necesidades requerían una acción más fuerte, más solidaria. Ese es el propósito de la Coalición por el Sahel: aportar una respuesta más colectiva a los desafíos de la región del Sahel, agrupando las acciones llevadas a cabo por los Estados del G5 Sahel y sus socios internacionales. Juntos, estos forman una comunidad con intereses comunes, en el respeto de las normas y los valores de las Naciones Unidas. La Coalición no sustituye los procesos de adopción de decisiones existentes.

La Coalición por el Sahel tiene por objeto facilitar la coordinación y las interacciones entre los diferentes componentes de la acción internacional en apoyo de los países del G5. El objetivo es hacer de esta una acción coherente a escala regional, que abarque todos los recursos y los agentes que intervienen en el Sahel, ya sea en lo que respecta a las cuestiones de seguridad, políticas o de desarrollo.

Illust: La cumbre de Pau, 57.1 KB, 1000x667
La cumbre de Pau ©HL.Hablin/AFP
De izquierda a derecha: Josep Borrell, alto representante de la Unión Europea para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad; António Guterres, secretario general de las Naciones Unidas; Ibrahim Boubacar Keïta, presidente de Malí; Louise Mushikiwabo, secretaria general de la OIF; Roch Kaboré, presidente de Burkina Faso; Emmanuel Macron, presidente de la República Francesa; Mahamadou Issoufou, presidente de Níger; Mohamed Ould El-Ghazouani, presidente de Mauritania; Idriss Deby, presidente de Chad; Charles Michel, presidente del Consejo Europeo; y Moussa Faki Mahamat, presidente de la Comisión de la Unión Africana.
Extracto de la declaración conjunta de los jefes de Estado, 13 de enero de 2020, cumbre de Pau:

« […] esta acción común tiene por objeto proteger a las poblaciones civiles, defender la soberanía de los Estados del G5 Sahel […], prevenir una extensión de la amenaza terrorista en los países fronterizos y lograr la estabilidad, condición indispensable para el desarrollo. »

Vea la conferencia de prensa y consulte la declaración conjunta de los jefes de Estado

Una Coalición basada en cuatro pilares complementarios

En un contexto de deterioro de la seguridad y la situación humanitaria, esta iniciativa propone un nuevo marco para la acción internacional a través de cuatro pilares complementarios, cada uno con su propia gestión.

Pilar 1: luchar contra los grupos armados terroristas

El objetivo es luchar contra los grupos armados terroristas coordinando los diferentes esfuerzos realizados por los ejércitos africanos y la Fuerza Conjunta del G5 Sahel con sus socios —Barkhane, MINUSMA, Task Force Takuba—, prioritariamente en la zona de las tres fronteras (Malí, Níger y Burkina Faso). Ante el deterioro de la situación de seguridad y una posible extensión de la amenaza terrorista más allá de los países del G5 Sahel, el propósito es crear las condiciones necesarias para las acciones de estabilización y de desarrollo.

Pilar 2: reforzar las capacidades de las fuerzas armadas de los Estados de la región

La Alianza para la Seguridad y la Estabilidad en el Sahel (P3S, por sus siglas en francés), puesta en marcha por Francia y Alemania durante la cumbre del G7 en Biarritz, en agosto de 2019, tiene por objetivo determinar las necesidades en materia de seguridad e incrementar los esfuerzos en materia de defensa y de seguridad interna.

En el marco de la P3S, el segundo pilar de la Coalición busca coordinar todas las acciones encaminadas a reforzar las capacidades de defensa de los países del G5, en particular las diferentes ofertas de formación y de equipos en beneficio de las fuerzas armadas nacionales y de la Fuerza Conjunta del G5 Sahel, incluidas las fuerzas armadas encargadas de misiones policiales.

La Unión Europea presta su apoyo al G5 Sahel, en especial mediante el Fondo de Apoyo a la Paz para África y la misión militar de formación y de asesoramiento estratégico EUTM Malí (cuyo mandato fue renovado por cuatro años después del 18 de mayo de 2020). La revisión estratégica de la EUTM Malí permitió reforzar el mandato y ampliar el perímetro geográfico de dicha misión en Burkina Faso y Níger.

Pilar 3: apoyar la reinstauración del Estado y de las instituciones públicas en el territorio

En el marco de la dinámica encaminada a determinar las necesidades prioritarias de la Alianza para la Seguridad y la Estabilidad en el Sahel (P3S), el propósito de este pilar es coordinar las diferentes ofertas de formación y de equipos en beneficio de las fuerzas de seguridad internas nacionales (policía, gendarmería, guardia nacional, etc.) y los oficiales de la Fuerza Conjunta del G5 Sahel. El objetivo es apoyar el fortalecimiento del Estado como ente soberano. Para reforzar la presencia del Estado también es necesario reconstruir las capacidades judiciales y una administración territorial de los países del G5, actuando de forma prioritaria en las zonas más debilitadas.

La Unión Europea también ofrece su apoyo en el marco del pilar 3 por medio del Fondo Fiduciario de Emergencia y sus misiones civiles (EUCAP Níger y Malí).

Pilar 4: contribuir al desarrollo

Actualmente, la ayuda para el desarrollo es coordinada por dos dispositivos principales: el G5 Sahel, marco de cooperación creado en 2014, y la Alianza Sahel, puesta en marcha el 13 de julio de 2017 por Francia, Alemania y la Unión Europea.

El cuarto pilar tiene por objetivo responder a los desafíos en términos de empleo, pobreza, educación, salud e infraestructura en Burkina Faso, Chad, Malí, Mauritania y Níger.

Dichas contribuciones son impulsadas por la Alianza Sahel (23 miembros, entre ellos 10 observadores; más de 800 proyectos por un valor de 11 700 millones de euros), junto con la Secretaría Ejecutiva del G5 Sahel. Esta última facilita el inventario de las actividades y vela por la adecuada coordinación de las acciones y la distribución de las funciones o los territorios. Así, garantiza la eficiencia global de las acciones de desarrollo, en coherencia con los componentes político, de seguridad y militar.

La misión de este pilar también consiste en apoyar la reinstauración de los servicios del Estado y la descentralización a fin de fortalecer el vínculo de confianza entre las autoridades públicas y las poblaciones.

La Secretaría de la Coalición

Francia propuso apoyar esta dinámica de coordinación y de mayor movilización de los socios desempeñando las funciones de Secretaría de la Coalición por el Sahel, durante seis meses, a partir del 1 de febrero de 2020.

El objetivo es internacionalizar esta estructura, integrada por representantes del Ministerio para Europa y de Asuntos Exteriores, el Ministerio de las Fuerzas Armadas, el Ministerio del Interior y la Agencia Francesa de Desarrollo, bajo la autoridad de Christophe Bigot, secretario general.

La Secretaría está abierta a la contribución de los socios de la Coalición por el Sahel y del G5 Sahel que deseen apoyar su trabajo mediante adscripciones de personal. Varios países europeos y del G5 Sahel han expresado su voluntad de contribuir.

Se han establecido contactos operacionales con la Secretaría Ejecutiva del G5 Sahel, la CEDEAO, la Unión Europea y los Estados socios del G5 Sahel con miras a que la Coalición pueda alcanzar sus ambiciones.

La misión de la Secretaría es facilitar la coordinación entre los socios, velar por la coherencia en cada uno de los cuatro pilares y entre ellos, y supervisar los resultados.

Las actividades del secretario general de la Coalición en imágenes

Image Diaporama - Visite de l'Envoyé spécial à Abuja le 02/03/2020, (...)

Visite de l’Envoyé spécial à Abuja le 02/03/2020, rencontre Ministre des Affaires étrangères nigérian, Geoffrey Onyeama © Ambassade de France au Nigéria

Image Diaporama - Visite de l'Envoyé spécial à Bamako le 24/10/2019 (...)

Visite de l’Envoyé spécial à Bamako le 24/10/2019 : remise de véhicules au ministre de la Sécurité et de la protection civile et au Général de division © Ambassade de France au Mali

Image Diaporama - Visite de l'Envoyé spécial à Ndjamena au Tchad, (...)

Visite de l’Envoyé spécial à Ndjamena au Tchad, le 13/03/202 © Ambassade de France au Tchad 0 : rencontre du PR Idriss Déby

Image Diaporama - Visite de l'envoyé spécial au siège de l'OTAN le (...)

Visite de l’envoyé spécial au siège de l’OTAN le 04/03/2020 © OTAN

De gauche à droite : SEMA, SE M. Mircea Geona (Secrétaire général adjoint de l’OTAN), le Général Grégoire de Saint-Quentin (SCOPS), SE Mme Muriel Domenach (RP FR auprès de l’OTAN)

Unos compromisos firmes

Los ministros de Francia y del G5 Sahel reafirmaron su solidaridad y su movilización frente al COVID-19 durante su reunión el 27 de abril de 2020.
Celebraron los resultados importantes obtenidos en el terreno desde la Cumbre de Pau, en materia de seguridad, de desarrollo, y de restablecimiento de la autoridad del estado. Ya preparan la Cumbre de Nuakchot prevista para los 29 y 30 de junio de 2020. El Presidente de la República reafirmó el principio de esta Cumbre.

El 28 de abril de 2020, la Unión Europea y los países del G5 Sahel, con el apoyo de las Naciones unidas de la Unión Africana, reafirmaron al más alto nivel su compromiso conjunto para la seguridad, la estabilidad y el desarrollo del Sahel. El Presidente del Consejo europeo y los Jefes de Estado del G5 Sahel lanzaron la Coalición por el Sahel y llamaron para una ampliación de la Coalición a otros socios internacionales. Hicieron hincapié sobre la importancia de las medidas previstas en los cuatro pilares de la Coalición y la necesidad de un enfoque integrado y coordinado.

La Coalición en acción

La sexta cumbre ordinaria del G5 Sahel tuvo lugar el 25 de febrero de 2020 en Nuakchot, en presencia de los jefes de Estado del G5. La Secretaría del G5 Sahel, convertida en «Secretaría Ejecutiva», reafirmó el compromiso con la consolidación de la cooperación en el ámbito de la lucha contra el terrorismo y la continuación de los esfuerzos militares comunes.

La primera Asamblea General de la Alianza Sahel, celebrada en paralelo a esta cumbre, fue presidida por el ministro francés para Europa y de Asuntos Exteriores, Jean-Yves Le Drian. Esta Asamblea General permitió movilizar a la comunidad internacional en torno a los compromisos comunes en materia de desarrollo en el Sahel.

La Alianza Sahel se comprometió a intervenir prioritariamente en las zonas más frágiles del Sahel, a trabajar en pro de una mejor articulación entre los pilares de la seguridad y el desarrollo y a fortalecer la coordinación y la flexibilidad de los modos de intervención.

Illust: La Asamblea General, 87.5 KB, 1000x526
La Asamblea General de la Alianza Sahel © Alliance Sahel / Aude Rossignol
Siaka Dembélé, presidente de la Alianza de las Asociaciones de Poderes Locales de los Países del G5 Sahel; Ismail Ould Cheikh Ahmed, ministro mauritano de Asuntos Exteriores; Alpha Barry, ministro burkinés de Asuntos Exteriores; Jutta Urpilainen, comisaria europea de Asociaciones Internacionales; (atrás) Jean-Marc Gravellini, responsable de la Unidad de Coordinación de la Alianza; Arancha González Laya, ministra española de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación; Abdel Aziz Ould Dahi, ministro mauritano de Economía e Industria; Jean-Yves Le Drian, ministro francés para Europa y de Asuntos Exteriores; Lassané Kaboré, ministro burkinés de Economía, Finanzas y Desarrollo; Axel von Trotsenburg, director general de operaciones del Banco Mundial; y Rémy Rioux, director general de la Agencia Francesa de Desarrollo.

La Asamblea General de la Alianza Sahel brindó a los socios movilizados en favor del Sahel la oportunidad de adoptar el principio de un enfoque territorial integrado para coordinar, asegurar la coherencia y, cuando proceda, concentrar los esfuerzos en las zonas prioritarias. Ello supone, en concreto, partir de una caracterización común de las zonas en crisis o frágiles y definir objetivos comunes o compartidos por y para los agentes de los cuatro pilares.

La Task Force Takuba

La Task Force Takuba fue creada el 27 de marzo de 2020. Once Estados europeos, asociados a Malí y Níger, aprobaron la declaración política por la que se creó esta fuerza, que se integrará en el mando de la operación Barkhane a fin de luchar contra los grupos terroristas en la región del Liptako (región fronteriza entre Malí y Níger). La Task Force estará compuesta principalmente por fuerzas especiales europeas. También prestará apoyo en materia de asesoramiento, asistencia y acompañamiento de las fuerzas armadas malienses, en coordinación con los socios del G5 Sahel, la Misión Multidimensional Integrada de Estabilización de las Naciones Unidas en Malí (MINUSMA) y las misiones militares y civiles de la Unión Europea (EUTM Malí, EUCAP Malí y EUCAP Níger).

La declaración política fue firmada por Alemania, Bélgica, Dinamarca, Estonia, Francia, Noruega, Países Bajos, Portugal, Reino Unido, República Checa y Suecia.

La Task Force Takuba debería alcanzar su capacidad operacional inicial (IOC) a partir del verano de 2020 y su plena capacidad operacional (FOC) a principios de 2021. La Task Force Takuba podrá, dada su estructuración, actuar rápidamente y adaptarse ante la evolución de la amenaza que representan los grupos terroristas. Por tanto, desempeñará un papel clave en la autonomización rápida de las fuerzas armadas locales.

Algunos otros ejemplos del progreso de los esfuerzos sobre el terreno

  • Del 3 al 23 de marzo de 2020, la fuerza Barkhane, conjuntamente con las fuerzas armadas malienses (FAMa) y nigerinas (FAN), ejecutó la operación MONCLAR en la región del Liptako malo-nigerino. Esta operación se inscribía en una acción más amplia llevada a cabo por la Fuerza Conjunta del G5 Sahel, movilizada en la operación SAMA, con el apoyo de la MINUSMA. Esta movilización conjunta, sin precedentes por el volumen de fuerzas movilizadas, permitió obtener resultados muy significativos.
  • En marzo de 2020, la Unión Europea entregó material a Níger en beneficio de la Fuerza Conjunta del G5 Sahel a fin de fortalecer las capacidades de los contingentes nigerinos. A finales de marzo de 2020 en Bamako (Malí), Expertise France (con financiación de la Unión Europea) también entregó material de comunicación, como teléfonos satelitales, en beneficio de la Fuerza Conjunta.
  • El apoyo de la fuerza Barkhane se tradujo asimismo en una importante donación de material escolar el 17 de marzo de 2020 a Chad. A finales de marzo de 2020, el Estado francés, por conducto de la Dirección de Cooperación, Seguridad y Defensa (DCSD) también entregó material técnico a Chad para apoyar las operaciones llevadas a cabo actualmente por el presidente de la República de Chad frente a los grupos terroristas. También se realizaron varias acciones de formación y donaciones de equipos en Malí.

Actualización : abril de 2020