Comunicado del ministerio para Europa y de Asuntos Exteriores – OSCE (Paris, 20 de julio de 2020)

Compartir

Lamentamos profundamente que no se hayan renovado los cargos de secretario general ni de los responsables de las tres instituciones autónomas de la OSCE: el Representante para la Libertad de los Medios de Comunicación, la Directora de la Oficina de Instituciones Democráticas y Derechos Humanos y el Alto Comisionado sobre las Minorías Nacionales, todos ellos nombrados en julio de 2017.

A pesar de nuestros esfuerzos y de los de una gran mayoría de Estados participantes, no ha podido llegarse a ninguna solución provisional para evitar que dichos puestos queden vacantes. Reiteramos nuestro pleno apoyo a la OSCE y a sus responsables, que han cumplido plenamente, y con profesionalismo e imparcialidad, el mandato que los Estados participantes les encomendaron.

En un momento en que la OSCE tiene ante sí unas citas sumamente importantes para los próximos meses, entre otras, la reunión del Consejo Ministerial de diciembre y la celebración del 30º aniversario de la Carta de París, estas vacantes van a afectar al buen funcionamiento de la organización. Francia, junto a otros Estados participantes, trabajará en favor de una rápida solución de esta crisis institucional para permitir que la OSCE pueda proseguir las misiones a su cargo en tres ámbitos: político-militar, económico y medioambiental.