Situación en la región de Guta Oriental (15 de diciembre de 2017)

Francia denuncia la situación insostenible de la población siria en la región de Guta Oriental, sitiada por el ejército de Bashar al-Asad desde hace varios años, que debería ser una de las zonas de reducción de la tensión establecidas en el marco del proceso de Astaná.

El régimen sirio, violando los compromisos contraídos en dicho proceso, lleva a cabo intensos bombardeos que han provocado varios centenares de víctimas civiles en estas últimas semanas. Está bloqueando el acceso de la ayuda humanitaria destinada a los 400 000 habitantes de la región y niega una evacuación médica de urgencia a unos 500 civiles, entre ellos 137 niños.
Así pues, resulta urgente que Rusia e Irán, garantes del proceso de Astaná y aliados del régimen de Damasco, tomen las disposiciones necesarias para que éste detenga los bombardeos y para que la ayuda humanitaria llegue a las personas que la necesitan de manera segura, completa y sin obstáculos. Francia insiste con fuerza en que el acceso a las zonas de conflicto del personal médico y humanitario es un imperativo. Negando el acceso humanitario, el régimen de Damasco se convierte en responsable de crímenes a gran escala, en particular utilizando el asedio como arma de guerra. Expresamos nuestra especial preocupación por los niños, cuya desnutrición se suma al sufrimiento desde el inicio del conflicto.

Francia seguirá trabajando para que la ayuda humanitaria sea accesible a todos en todo el territorio sirio. En particular, actuará a favor de la renovación de la resolución 2165 del Consejo de Seguridad, que autoriza la ayuda humanitaria transfronteriza.

P- ¿Cuál es su evaluación del proceso de Ginebra para Siria, después de que el enviado especial comprobara que es un fracaso total? ¿No demuestra esto la impotencia del proceso, del enviado especial y de los patrocinadores?

R - Francia insiste en que no hay más alternativa que una solución política negociada acordada por ambas partes bajo el auspicio de las Naciones Unidas, único marco aprobado por la comunidad internacional con base en el comunicado de Ginebra y la resolución 2254 del Consejo de Seguridad. A este respecto, reitera su apoyo a los esfuerzos del enviado especial del Secretario General de las Naciones Unidas para Siria, Staffan de Mistura.

Deploramos la actitud del régimen sirio, que se ha negado a participar en las negociaciones desde el 28 de noviembre. Se trata de una irresponsable estrategia de obstrucción con respecto a la envergadura de los retos a los que se enfrenta Siria, para restablecer la paz, permitir el regreso de los refugiados y erradicar el terrorismo.

Sin embargo, después de casi siete años de guerra, el balance del conflicto sigue aumentando. El régimen sirio carga con la responsabilidad de que las negociaciones no avancen. A la inversa, y tal y han señalado las Naciones Unidas, destacamos la actitud constructiva de la oposición siria, que se presentó en Ginebra unida.

MAPA DEL SITIO