Siria - Armas químicas (17 de abril de 2018)

La Organización para la Prohibición de las Armas Químicas (OPAQ) ha enviado a Siria un equipo de investigadores, la Misión de Determinación de los Hechos (FFM, por sus siglas en inglés), tras el ataque del 7 de abril en Duma, en Guta Oriental, que acabó con la vida de varias decenas de personas.

La misión del equipo es determinar si se produjo un ataque químico así como la naturaleza del agente químico empleado. Aplica métodos científicos de gran tecnicidad y gran rigor, que hemos ensalzado en reiteradas ocasiones. La misión no tiene el mandato de identificar a los responsables del ataque: esto sólo podía hacerlo el Mecanismo Conjunto de Investigación de las Naciones Unidas y de la Organización para la Prohibición de las Armas Químicas (JIM, por sus siglas en inglés), pero su mandato no se prolongó debido a la oposición de Rusia en el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas.

A día de hoy, Rusia y Siria siguen negando el acceso al lugar del ataque a los investigadores, cuando éstos llegaron a Siria el pasado 14 de abril. Es muy probable que desaparezcan pruebas y elementos fundamentales del lugar, que, por otra parte, está enteramente controlado por los ejércitos de Rusia y de Siria.

Resulta fundamental que Siria facilite por fin un acceso total, inmediato y sin obstáculos a todas las solicitudes de la OPAQ, ya se trate de visitar lugares, entrevistar a personas o consultar documentos.

MAPA DEL SITIO