Libia – Declaración conjunta de llamado a adoptar el acuerdo político negociado el 8 de Octubre de 2015 (19 de Octubre de 2015)

Compartir

Los Ministros de Asuntos Exteriores de Argelia, Alemania, Emiratos Árabes Unidos, España, Estados Unidos, Francia, Italia, Marruecos, Qatar, Reino Unido, Túnez y Turquía, así como la Alta Representante de la Unión Europea para la política extranjera, llaman a todas las partes al diálogo político libio para que adopten inmediatamente el acuerdo político negociado por el Representante especial de Naciones Unidas, el señor León, luego de las reuniones de las partes celebradas en Skhirat y Ginebra.

Las partes que participaron en el diálogo se enfrentaron a una difícil decisión. Tienen la posibilidad de aplazar la adopción del texto y de sus anexos a una fecha posterior al 20 de octubre o intentar introducir nuevas modificaciones, lo cual pondría en peligro la estabilidad del país. Para garantizar el futuro de Libia, exhortamos a las partes libias a que adopten inmediatamente el compromiso político que se negoció no sin dificultades y que se refleja en el acuerdo político, y el cual concederá al país un periodo de estabilidad hasta que pueda convenirse en la creación de una nueva constitución. Sólo entonces podrán celebrarse elecciones que puedan proveer a Libia de un parlamento plenamente representativo, incluyente y democrático cuya legitimidad sea reconocida en todo el país y en todo el mundo.

El pueblo libio manifestó claramente que deseaba poner fin a la inestabilidad en su país, inestabilidad que ha conllevado pérdidas humanas, que ha permitido que se desarrolle el terrorismo y ha perjudicado gravemente la economía del país. La comunidad internacional está dispuesta a apoyar al pueblo de Libia y a los dirigentes que sean elegidos.

La comunidad internacional sigue estando dispuesta a trabajar con el gobierno de unidad nacional, a petición suya, para apoyarlo en su lucha contra el terrorismo, en particular contra ISIS y Ansar al-Charia, y auxiliarlo a superar los numerosos retos a los que se enfrenta.

Exhortamos a todos los participantes en el diálogo a aprovechar esta oportunidad de poner fin a la inestabilidad adoptando el acuerdo político y garantizando su total aplicación, sin introducir ninguna nueva modificación.