Conferencia Internacional de Ayuda y Apoyo a Beirut y al Pueblo Libanés - Comunicado final (Fuerte de Brégançon - 09.08.20)

Compartir

A invitación del presidencia de la República Francesa y del secretario general de las Naciones Unidas, el pasado 9 de agosto se celebró virtualmente la Conferencia Internacional de Ayuda y Apoyo a Beirut y al Pueblo Libanés, que se organizó como respuesta inmediata a la explosión del 4 de agosto en dicha ciudad con el fin de encarar sus consecuencias.

Esta conferencia de emergencia congregó a Alemania, Arabia Saudí, Australia, Bélgica, Brasil, Canadá, China, Chipre, Dinamarca, Egipto, Emiratos Árabes Unidos, España, los Estados Unidos de América, Finlandia, Francia, Grecia, Irak, Italia, Japón, Jordania, Kuwait, el Líbano, las Naciones Unidas, Noruega, Qatar, los Países Bajos, el Reino Unido, Suecia, Suiza, la Unión Europea y al Banco Europeo de Inversiones (BEI), el Banco Europeo de Reconstrucción y Desarrollo (BERD), el Banco Mundial, el Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR), el Fondo Monetario Internacional (FMI) y la Liga Árabe.

La explosión del 4 de agosto en Beirut, que golpeó la ciudad en pleno corazón, ha conmocionado al pueblo libanés y a todos los amigos y socios que el Líbano tiene en el extranjero. Los participantes en la conferencia que se ha celebrado hoy han expresado su solidaridad con el Líbano. Han dado su más sentido pésame a los vecinos de Beirut, habiendo muchos de ellos perdido a seres queridos. Los participantes en la conferencia de hoy también han deseado una pronta recuperación a todos los heridos.

Han aplaudido la admirable valentía de los equipos médicos, de búsqueda y de rescate, al igual que la de los efectivos libaneses y extranjeros desplegados en Beirut para socorrer a las víctimas y prestar ayuda de emergencia, en particular la Cruz Roja libanesa y los equipos de defensa civil libanesa.

La comunidad internacional y los amigos y socios más cercanos del Líbano no abandonarán al pueblo libanés.

Los participantes han decidido actuar con decisión para ayudar a Beirut y al pueblo libanés a superar las consecuencias de la tragedia del 4 de agosto. Han acordado reunir recursos significativos en los próximos días y semanas, para responder a las necesidades de Beirut y del pueblo libanés. Conforme a la evaluación de las Naciones Unidas, las necesidades son especialmente importantes en el ámbito médico y sanitario, en los de la educación, la alimentación y la rehabilitación urbana. Para todos ellos se desarrollarán de forma prioritaria programas de ayuda de emergencia internacionales.

Los participantes han convenido en que su apoyo debía ser notable, coherente con las necesidades del pueblo libanés, coordinarse bajo la dirección de las Naciones Unidas y proporcionado directamente a la población libanesa de manera eficaz y con la mayor transparencia.

A raíz de la petición del Líbano, el necesario apoyo inmediato a una investigación imparcial, creíble e independiente respecto de la explosión del 4 de agosto ya se está brindando.

Más allá de la ayuda de emergencia, los participantes en la Conferencia están dispuestos a apoyar la recuperación económica y financiera del Líbano, que, en el marco de una estrategia de estabilización, requiere que las autoridades libanesas se comprometan plenamente con las reformas urgentes y sustanciales esperadas por los libaneses.

En estos momentos difíciles, el Líbano no está solo. La comunidad internacional, en particular los socios más importantes del Líbano reunidos en torno a Francia y a las Naciones Unidas, acompaña a Beirut y al pueblo libanés. Los socios del Líbano seguirán haciendo todo lo que esté en su mano para responder a las necesidades más urgentes de Beirut y del pueblo libanés.

(Fuente: Presidencia de la República)

Enlaces de interés