Declaración conjunta de los jefes de Estado y de Gobierno de Francia, Alemania y el Reino Unido (12 de enero de 2020)

Junto con nuestros socios europeos, nosotros, los dirigentes de Francia, Alemania y el Reino Unido, compartimos intereses de seguridad comunes fundamentales.

Uno de ellos es la preservación del régimen de no proliferación nuclear y el empeño por que Irán no llegue nunca a desarrollar armas nucleares. El papel del Plan de Acción Integral Conjunto (PAIC) a este respecto es clave.
Juntos, hemos manifestado de manera inequívoca que lamentamos que los Estados Unidos hayan decidido retirarse del PAIC y volver a imponer sanciones a Irán, al igual que nuestra preocupación ante este hecho.

A pesar de que las circunstancias son cada vez más graves, hemos trabajado con tenacidad para preservar el acuerdo. Todas las demás partes vinculadas por el PAIC, Francia, el Reino Unido, Alemania, Rusia, China e Irán, junto con la Unión Europea en su papel de coordinadora, han manifestado que siguen determinadas a preservar el PAIC.

Resulta fundamental que Irán vuelva a cumplir plenamente con sus obligaciones en virtud del acuerdo. Hemos manifestado nuestra honda preocupación ante las acciones realizadas por Irán desde julio de 2019 en vulneración de sus compromisos. Debe ponerse término a dichas acciones. Nos reservamos la posibilidad de recurrir a todas las disposiciones del PAIC para preservarlo y para resolver las cuestiones relativas a la implementación por parte de Irán de sus compromisos en virtud del PAIC, en el marco de dicho plan.
También deberemos definir un marco a largo plazo para el programa nuclear iraní.

Los últimos acontecimientos han dejado patente el papel desestabilizador de Irán en la región, en particular por el intermediario del Cuerpo de Guardianes de la Revolución Islámica (CGRI) y de la fuerza Quds. Nuestro compromiso con la seguridad de nuestros aliados y nuestros socios en la región es inquebrantable. Debemos responder, por la vía diplomática y de manera significativa, a las preocupaciones comunes en cuanto a la actividad desestabilizadora de Irán en la región, incluida aquella actividad relacionada con sus programas de misiles. Reiteramos nuestra disposición a proseguir nuestro compromiso a favor de la desescalada y la estabilidad en la región.

Tomamos nota del anuncio de Irán en lo que se refiere al derribo del avión que realizaba el vuelo UIA PS752 y nos comprometemos a trabajar con Irán en las próximas fases.

Hoy, nuestro mensaje es claro: seguimos apegados al PAIC y a su preservación; exhortamos a Irán a retirar todas las medidas incompatibles con el acuerdo; llamamos a Irán a abstenerse de cometer cualquier otra acción violenta o de proliferación; y seguimos dispuestos a entablar un diálogo con Irán partiendo de esta base para preservar la estabilidad de la región.