Colombia – Declaración conjunta del Ministerio de Comercio, Industria y Turismo de la República de Colombia y del Ministerio para Europa y de Asuntos Exteriores de la República Francesa (14.10.20)

Compartir

El Acuerdo entre el Gobierno de la Republica de Colombia y el Gobierno de la República Francesa sobre el fomento y protección recíprocos de inversiones, firmado en Bogotá el 10 de julio de 2014 fue ratificado por El Parlamento Francés en 2016 y aprobado por el Congreso de la República de Colombia 2017. Además de la aprobación del Acuerdo por parte del Congreso de la República de Colombia, una revisión posterior por parte de la Corte Constitucional era requerida para completar los procedimientos internos exigidos para la entrada en vigor del Acuerdo.

El Acuerdo fue presentado a la Corte Constitucional, quien luego de revisarlo lo aprobó en 2019 sujeto a la aclaración del alcance y significado de varias de sus disposiciones. En ese sentido, la Corte Constitucional advirtió al Presidente de Colombia que una declaración interpretativa debería ser adoptada antes que el Acuerdo entrara en vigor. Posterior a la adopción de dicha declaración por parte de las autoridades francesas y colombianas, el Acuerdo entró en vigor el 14 de octubre de 2020.

La entrada en vigencia del Acuerdo ocurre en medio de una situación económica difícil, en la que el incremento de los flujos de inversión extranjera directa contribuirá directamente, tanto en Francia como en Colombia, a la recuperación económica después de la pandemia del Covid-19.

Bajo este contexto particular, Colombia y Francia enfatizan que el Acuerdo contribuirá a estrechar los ya cercanos y prometedores lazos entre sus economías, y no afectará su derecho soberano a regular para alcanzar sus objetivos legítimos de política pública. Dichos objetivos abarcan la lucha contra el cambio climático y la capacidad para enfrentar situaciones excepcionales y de emergencia, tales como la pandemia del Covid-19, a través de la adopción de medidas apropiadas para preservar y recuperar sus economías y el bienestar de su población. Esta declaración interpretativa firmada el 5 de agosto de 2020, además de la aprobada en 2017 especifican las disposiciones previstas en el Acuerdo.

Francia y Colombia se consultarán regularmente con el objetivo de implementar apropiadamente el Acuerdo, en particular para promover las inversiones en sus respectivos territorios, identificar oportunidades de negocio para sus inversionistas, especialmente en aquellos sectores afectados por la crisis, prevenir posibles controversias que pudiesen surgir y resolver potenciales dificultades con respecto a la interpretación y aplicación del Acuerdo.

Adicionalmente, Colombia y Francia continuarán impulsando reformas ambiciosas al mecanismo de solución de controversias inversionista – Estado en el ámbito multilateral, particularmente en el trabajo que viene tomando lugar en la Comisión de las Naciones Unidas para el Derecho Mercantil Internacional (CNUDMI). Francia y Colombia tomarán sin dilación las medidas necesarias para asegurar que tales reformas multilaterales, una vez finalizadas, sean incorporadas en el Acuerdo.

Enlaces de interés