Cooperacion cultural, cientifica y tecnica

En los planos cultural y técnico, nuestra cooperación con Arabia Saudí es especialmente dinámica, y se esfuerza por responder a las prioridades del Rey en cuestión de reformas: educación, justicia, incluido para las mujeres, y la salud. Se articula en torno a tres ejes:

  • Formación universitaria, profesional y sanitaria.
  • Mejora de la gobernanza en la perspectiva de la implantación progresiva de un Estado de derecho.
  • Refuerzo de la influencia de Francia mediante la cooperación educativa, lingüística y cultural.

Desde la llegada al trono del rey Abdalá, el presupuesto dedicado a la educación secundaria y universitaria representa una cuarta parte del gasto público. Predomina la influencia anglosajona, pero Francia se ha convertido en un socio reconocido y nuestra cooperación cobra importancia, como muestra la firma de sesenta acuerdos de cooperación universitaria desde 2008, sobre todo en los sectores de la energía, de la nanotecnología y de la biotecnología.

La apertura de la Universidad Princesa Noura, reservada exclusivamente a la formación de mujeres, ha abierto la puerta a nuevos acuerdos, en especial en el ámbito de la formación técnica y profesional. Se han firmado acuerdos entre esta universidad, el Technical and Vocational Training Center y las universidades francesas de Ruán y de Versalles Saint-Quentin en varios ámbitos de la formación profesional: textil, estética, peluquería, fotografía, restauración, entre otros. Se producen intercambios entre los institutos universitarios de tecnología y la formación profesional impartida por la AFPA.

Los estudios en Francia tienen una reputación excelente. En la actualidad, 1.400 estudiantes saudíes cursan estudios en Francia, en el marco del ambicioso programa de becas de estudio del rey Abdalá que financia el envío de 130.000 estudiantes al extranjero.

En el ámbito de la salud, un programa de formación de médicos especialistas, basado en un acuerdo intergubernamental firmado en 2011, ha permitido recibir a varios centenares de médicos desde 2006. Cada año se selecciona a 50 médicos que aprenden francés durante un año antes de incorporarse a hospitales universitarios franceses. Casi un tercio de estos médicos son mujeres saudíes.
La justicia es uno de los puntos clave de la reforma iniciada por el Rey, en un sector delicado, vista la influencia que siguen ejerciendo los círculos conservadores. En este contexto, se ha creído oportuno iniciar una cooperación en este ámbito, mediante la firma de una declaración de intención que permita iniciar actividades de cooperación en los ámbitos siguientes: intercambio de saber hacer jurídico, formación, seminarios, gestión de la magistratura. Este proyecto de acuerdo ha recibido el visto bueno del ministerio de Justicia y del ministerio de Asuntos Exteriores por la parte francesa; ahora le corresponde a la parte saudí dar el visto bueno a la declaración de intención y al programa de cooperación.

Se garantiza un apoyo a las actividades de promoción de los derechos humanos. Se concede una atención especial a la situación de la mujer, gracias a una cooperación iniciada en 2010 con la princesa Adeelah, hija del Rey, en los ámbitos de la salud, del derecho y de la participación en actividades municipales, después de que se concediera en 2011 el derecho de voto a la mujer y se le permitiera presentarse a las elecciones.

Un acuerdo firmado entre el Instituto de Administración Pública y el ENA en diciembre de 2010 ha permitido ya organizar un seminario y prever la formación de 10 jueces administrativos en 2013.

Enseñanza del francés

En octubre de 2010 se creó la Alianza Francesa de Arabia Saudí para supervisar los tres centros de enseñanza del francés que existen en el país en Riad, Yeda y Khobar. Esta nueva organización da una mayor visibilidad a la enseñanza del francés y permite aumentar el número de estudiantes. El francés también se enseña en escuelas privadas saudíes que preparan a sus alumnos para el baccalauréat francés. Nuestra enseñanza está bien representada con cuatro centros AEFE y MLF que reúnen a más de 3.000 alumnos. En total, alrededor de 10.000 saudíes y extranjeros estudiaban francés en el país en 2012.

La King Abdullah University for Science and Technology –KAUST– ha decidido ofertar la enseñanza del francés profesional en el sector del turismo, lo que se ajusta al deseo de nuestro gobierno de fomentar la diplomacia económica. Por último, la universidad privada Al Faysal, creada por los herederos del rey Faysal, ha introducido la enseñanza del francés en su currículo, lo que ha provocado inmediatamente que 110 alumnos se matriculen en 2013 y lo que abre perspectivas excelentes de cooperación con la fundación Al Faysal y las organizaciones dependientes de ella.

Proyección cultural.

En el ámbito cultural, nuestras actividades se limitan a las instalaciones diplomáticas por la censura y la prohibición de dar conciertos públicos. Sin embargo, es posible, en este ambiente limitado, ofrecer una programación variada: conciertos, exposiciones, conferencias.

Nuestros programas de conservación y valorización del patrimonio, sobre todo en Yeda y Riad, contribuyen de igual modo a reforzar nuestra influencia. En enero de 2014 se iniciaron unos cursos para el personal de la Comisión Nacional de Turismo y Antigüedades, en colaboración con el Instituto Nacional de Patrimonio y el Louvre. También está previsto que Francia responda a una petición de asesoría de la Comisión para ayudarla a estructurar su administración y a redactar leyes saudíes sobre patrimonio y los procedimientos de protección.

Actualización: 20/10/2015

MAPA DEL SITIO