Mensaje del ministro para Europa y de Asuntos Exteriores a todos los franceses que se encuentran en el extranjero (16.03.20)

Compartir

El presidente de la República Francesa se ha expresado ante los franceses esta tarde. Ha señalado que las fronteras de entrada a la Unión Europea y el espacio Schengen estarán cerradas durante treinta días desde el martes 17 de marzo a mediodía. Concretamente, se suspenderán todos los viajes entre países no europeos y la Unión Europea durante treinta días. Naturalmente, aquellos franceses que se encuentren actualmente en el extranjero y que deseen regresar podrán volver al país. Cuando resulte necesario, organizaremos la repatriación de aquellos y aquellas que así lo deseen.

El presidente ha recordado que la única manera de ralentizar y frenar la rápida progresión de la epidemia en Francia, en Europa y en el mundo consiste en limitar al mínimo los desplazamientos de cada uno de nosotros.

Desde el marco fijado por el presidente de la República, deseo añadir la siguiente información para que la situación excepcional en la que nos encontramos todos se gestione con orden y serenidad.

La medida de cerrar las fronteras exteriores afecta a todos los países salvo a los de la Unión Europea, el espacio Schengen y el Reino Unido.

A tenor de la dinámica de la epidemia y por motivos sanitarios, se invita a aquellos franceses que residen habitualmente fuera del espacio europeo y que puedan hacerlo a evitar realizar desplazamientos internacionales tanto como les sea posible y a limitar sus movimientos en los próximos treinta días. Invito a aquellas personas que lo consideren necesario por su estado de salud a entrar en contacto con nuestras embajadas y nuestros consulados.

A los franceses que se encuentren actualmente en un desplazamiento temporal al extranjero, teniendo en cuenta que cada vez más países aplican medidas de interrupción de las conexiones aéreas con Francia que a menudo se anuncian con muy poca antelación, volvemos a aconsejarles que, cuando puedan, hagan lo necesario para regresar a Francia rápidamente, mientras las líneas comerciales sigan operativas.

He pedido a nuestras embajadas y nuestros consulados que creen un servicio de atención telefónica para responder a sus preguntas. Pido a todas las compañías de transporte, en particular a las áereas, que mantengan las conexiones necesarias. A día de hoy, ya he conseguido que varios de mis homólogos prolonguen las autorizaciones correspondientes con este fin.

El Ministerio para Europa y de Asuntos Exteriores está plenamente movilizado para implementar las medidas anunciadas por el presidente de la República Francesa.