Día Mundial de la Alimentación (16 de octubre de 2018)

En el Día Mundial de la Alimentación, Francia recuerda que, en la actualidad, 821 millones de personas están subalimentadas o en situación de inseguridad alimentaria crónica (según El estado de la seguridad alimentaria y la nutrición en el mundo, publicado bajo la dirección de la FAO).

En la misma línea que las conclusiones del CICID (Comité Interministerial de Cooperación Internacional y Desarrollo) del pasado 8 de febrero, Francia intensifica su apoyo a un desarrollo rural inclusivo y a la agricultura familiar mejorando la nutrición de la población y desarrollando enfoques territoriales y sectoriales, en especial en África y, más concretamente, en el Sahel. Desde la multilateralidad, refuerza en particular su apoyo tanto a la FAO, en especial en cuestión de adaptación de la agricultura al cambio climático, empleo juvenil en medios rurales y resiliencia de la población en el Sahel, como al Programa Mundial de Alimentos (PMA), en particular combatiendo la inseguridad alimentaria mediante operaciones en el Sahel y en el Cuerno de África.

Francia actúa a través de su asignación para donaciones a la Ayuda Alimentaria Programada (AAP), que en 2018 asciende a 34 millones de euros. Francia lleva varios años apoyando una iniciativa en favor de la resiliencia de las comunidades rurales en Senegal. En Níger, la AAP respalda un proyecto para reforzar la resiliencia de las comunidades ante la inseguridad alimentaria, contribuyendo en los comedores escolares y en la restauración de tierras.

La acción de la Agencia Francesa de Desarrollo también ayuda a mejorar la situación de los hogares de manera duradera, tanto en el medio rural como en el urbano, contribuyendo a que los sistemas agrícolas tiendan a instaurar prácticas más productivas, más justas, más ecológicas y resilientes al cambio climático y a otros riesgos, tomando más en cuenta su impacto sobre la alimentación y la salud. La AFD contribuye en la prosecución de estos objetivos apoyando una intensificación agroecológica y la ordenación de paisajes agrícolas sostenibles. En 2016, la AFD aportó una financiación de 603 millones de euros a la seguridad alimentaria en la África subsahariana.

Francia anima a los actores implicados en el sector del desarrollo a actuar para reducir la inseguridad alimentaria y la malnutrición, que actualmente afligen a más de una de cada nueve personas en el mundo. Francia, en la línea del último Estado de la seguridad alimentaria y la nutrición en el mundo, que hace hincapié en que inseguridad alimentaria y cambio climático están vinculados y muestra la relación entre la variabilidad y las condiciones extremas del clima y el recrudecimiento del hambre, llama a no cejar en el esfuerzo colectivo de lucha contra el cambio climático.

Francia adoptará una nueva estrategia nacional de seguridad alimentaria en los próximos meses.

MAPA DEL SITIO