Con Francia, 12 países lanzan una iniciativa política para proteger al personal médico en zonas de conflicto (31 de octubre de 2017)

En los conflictos actuales hay algunos beligerantes que llevan a cabo, cada vez más a menudo, una guerra deliberada contra las poblaciones civiles, así como contra el personal humanitario y el personal médico comprometidos en las zonas de conflicto.

Estos ataques ─que causaron en 2016 la muerte de 372 personas, dos terceras partes de ellos en Siria─ constituyen crímenes de guerra y los responsables de ellos no pueden quedar sin castigo.

El personal de salud lleva auxilio a los enfermos y a los heridos en el centro de las zonas de guerra, poniendo en peligro su propia vida. Su compromiso nos obliga.

Al término de esta reunión, 12 Estados miembros firmaron una declaración política propuesta por Francia. Esta declaración contiene medidas concretas con el fin de reforzar la protección del personal médico en las zonas de conflicto, en particular:

el análisis de las legislaciones nacionales en materia de protección del personal médico y de las infraestructuras médicas, con el fin de tomar en cuenta este imperativo de protección y garantizar que se proporcionen cuidados y atención médica de manera imparcial y sin obstáculos a todos los heridos;

la necesidad de investigar los incidentes y documentarlos;

• la seguridad de que nuestras doctrinas, nuestros procedimientos y prácticas militares tomen en cuenta este imperativo de protección de los heridos, de los enfermos y del personal médico en zonas de conflicto, y que se compartan las buenas prácticas.

Francia hace un llamado al conjunto de los Estados miembros de las Naciones Unidas para que se unan a esta iniciativa y se adhieran a los principios acordados este día.

Enlaces de interés

MAPA DEL SITIO