La acción de Francia en el contexto del G20

La acción de Francia en en contexto del G20

Objetivos

El G20 celebra reuniones de jefes de Estado y de Gobierno desde la crisis financiera de 2008 (Cumbre de Washington, 14 y 15 de noviembre de 2008), crisis que contribuyó a gestionar y resolver. Aparte de haberse ocupado de la gestión inmediata de la crisis, el G20 se ha impuesto como foro de debate informal y de pilotaje de la economía mundial y las cuestiones globales.

El G20 se reúne al nivel de los jefes de Estado en una cumbre anual que se celebra durante el segundo semestre del año. Si la actualidad lo requiere, la presidencia puede convocar dos cumbres extraordinarias. El G20 también celebra reuniones a nivel ministerial, con órdenes del día independientes, para hablar de las principales cuestiones internacionales relacionadas con áreas ministeriales concretas (finanzas, agricultura, comercio, etc.). Tanto las reuniones de los jefes de Estado como las de los ministros concluyen con un comunicado público que destaca los principales puntos de entendimiento de los países del G20.

Miembros

Se suele presentar el G20 como «primer foro de cooperación económica mundial». Reúne a 19 países (Alemania, Arabia Saudí, Argentina, Australia, Brasil, Canadá, China, Corea del Sur, Estados Unidos, Francia, India, Indonesia, Italia, Japón, México, Reino Unido, Rusia, Sudáfrica, Turquía) y a la Unión Europea, y acoge además a representantes del FMI y del Banco Mundial.

Presidencia

El G20 existe desde 1998 como reunión de ministros de Finanzas y gobernadores de bancos centrales. En 2008, Francia promovió que el G20 se reuniera al nivel de los jefes de Estado y de Gobierno, y asumió la presidencia en 2011 (Cumbre de Cannes). Francia considera el G20 como un foro de diálogo único entre países desarrollados y grandes países emergentes adecuado para responder a los desafíos económicos actuales y futuros.

Acciones, posiciones y compromisos de Francia

En esta instancia, Francia apuesta por que la acción del G20 sea diversa y abarque incluso cuestiones no estrictamente económicas, como la lucha contra el calentamiento global (como continuación de la COP21), la cuestión social (task force sobre empleo creado bajo presidencia francesa), agrícola (seguridad alimentaria y respuesta al desafío demográfico en materia agrícola), la cuestión del desarrollo y la promoción de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) y el diálogo del G20 con las organizaciones regionales (UA, CEDEAO, ASEAN, APEC) y las Naciones Unidas.

En el ámbito económico, Francia apoya los esfuerzos que realiza el G20 para evitar el proteccionismo comercial, favorecer las sendas sostenibles en cuestión de gestión de las deudas públicas y alentar la demanda interior en los países en los que la deuda es sostenible. También trabaja por la instauración de una mayor regulación y una mayor supervisión, mejor coordinadas, de los mercados y establecimientos financieros en los marcos legislativos de los Estados miembros. Desea que se reequilibre la gobernanza financiera internacional en el contexto de las instituciones de Bretton Woods (en especial, consiguiendo que la representación de cada país traduzca mejor el peso que cada uno tiene en la economía mundial).

Más concretamente, Francia apoya la acción que el G20 lleva a cabo para regular y supervisar las instituciones financieras (instituciones con importancia sistémica a nivel mundial y nacional, bancos y seguros) en el ámbito financiero y fiscal. También ha llevado la iniciativa en la lucha contra las jurisdicciones que no cooperan (el caso de los papeles de Panamá ha demostrado la importancia de luchar contra los paraísos fiscales), la regulación del sistema bancario paralelo (entidades que no son bancos pero sirven como intermediarios financieros), la regulación de las agencias de calificación y la lucha contra la volatilidad de los precios de las materias primas (energéticas y agrícolas), al igual que la lucha contra la financiación del terrorismo.

Actualización : 15.06.16

MAPA DEL SITIO