Industrias y tecnologías de defensa

La red diplomática, irremplazable vector de información e influencia al servicio de las industrias de defensa

El ministerio de Asuntos Exteriores, transmisor de la voluntad política de incluir en el corazón de las relaciones bilaterales de Francia el apoyo del Estado a los proyectos industriales de exportación militar, pone su red diplomática al servicio de los intereses nacionales de defensa y seguridad. Dicha red legitima su función como coordinador de las distintas partes (actores estatales, Parlamento, industriales, prensa, sociedad civil, etc.) interesadas por estos asuntos, enmarcados en el centro de desafíos económicos, industriales, sociales y, sobre todo, políticos y estratégicos de primer orden.

Como interlocutor privilegiado de las autoridades locales y contacto de referencia de los industriales franceses en el exterior, a la red diplomática francesa le corresponde:

analizar y trasladar las necesidades de las autoridades locales en términos de equipos, supervisión y contrapartidas (offsets);
implementar el seguimiento de los proyectos industriales y su supervisión estatal a nivel local.

La red diplomática francesa también desempeña un papel de apoyo local a los industriales franceses, en especial a las pymes, con un servicio de asesoría y puesta en relación con las autoridades locales.

Defensa y Seguridad: un sector de excelencia francés y europeo

Con 5000 empresas y 400 000 puestos de trabajo en el sector de la defensa (de ellos, 165 000 empleos directos en armamento), la industria francesa concentra más de una cuarta parte de las capacidades europeas.

Ahora que se está implementando la Europa del armamento, las industrias europeas, y en particular las francesas, deben compensar la gran diferencia que existe entre la financiación europea y los presupuestos estadounidenses.

En este contexto, el desarrollo de programas desde la cooperación favorece la aparición de una verdadera identidad europea armamentística, a través de una exportación europea única en el mercado internacional.

La Unión Europea concentra alrededor de un tercio de las entregas mundiales de armamento (en especial Francia, Alemania y Reino Unido). Si bien la pasada década Estados Unidos, la Unión Europea, Rusia e Israel se repartieron el 90 % del mercado, actualmente hay competidores nuevos (Corea del Sur, China, Turquía) que aspiran a estar bien posicionados en el mercado armamentístico a largo plazo.

La industria francesa de defensa, cuyos principales actores –Dassault Aviation, Naval Group, Airbus Group, MBDA, Nexter, Safran, Thales– son líderes europeos e incluso mundiales, destaca en los salones internacionales de armamento, el Salón de la Aeronáutica y el Espacio de Le Bourget, Eurosatory, Euronaval y Milipol, que congregan en Francia a cientos de miles de visitantes.

Más información:
• Informe del Parlamento sobre la exportación de armamento de 2017 (PDF)
• Ministerio de Defensa francés: Portal de armamento

Características del mercado armamentístico

La crisis ha propiciado la intensificación de la competencia al mermar los encargos de clientes destacados del mercado armamentístico (en particular los países productores de petróleo de Oriente Próximo), cuando «nuevos» actores están a punto de alcanzar el nivel de madurez suficiente para imponerse como exportadores en el mercado internacional, lo que obliga a crear asociaciones nuevas.

Los «grandes» contratos (de más de 150 M€) representan más de la mitad del mercado mundial en valor, especialmente en el ámbito aeronáutico, que representa el 60 % del mercado.

Para todos los Estados, una adquisición importante equivale a una elección fundamentalmente política, que vale como test de calidad de la relación bilateral con los principales países exportadores. Para Francia, que exporta una gama completa de sistemas de defensa, estas adquisiciones brindan la oportunidad de crear o consolidar asociaciones a largo plazo.

Los Estados, únicos responsables del control de las transferencias de armamento, utilizan sus exportaciones como un vector de política exterior.

Los Estados también son actores industriales: las decisiones políticas sobre la postura en el ámbito de la defensa y el grado de autonomía dimensionan el esfuerzo de desarrollo de su base industrial y tecnológica, al igual que el esfuerzo de financiación de la investigación tecnológica, imprescindible en este sector de alta tecnología.

La Francia y la Europa del armamento

Coordinación de las políticas europeas de adquisición de armamento

La coordinación de las políticas europeas de adquisición de armamento es un complemento natural e imprescindible de la política común de seguridad y de defensa. Francia, promotora convencida del enfoque centrado en las capacidades cuyo objetivo es consolidar los respectivos esfuerzos en defensa de los Estados miembros de la Unión Europea y reforzar la sinergia de los proyectos nacionales y multinacionales, ha obrado desde el principio en aras de la creación de la Organización Conjunta de Cooperación en Materia de Armamento (OCCAR), que desde enero de 2001 cuenta con personalidad jurídica.

Francia, implicada en muchos programas europeos de cooperación, como los helicópteros Tigre y NH90, el radar Cobra, la futura gama de misiles suelo-aire (FSAF), el avión de transporte A400M o las fragatas multipropósito (FREMM), ha apoyado el refuerzo de la cooperación mediante la creación de una agencia en el ámbito del desarrollo de las capacidades de defensa, la investigación, la adquisición de armamento (Agencia Europea de Defensa, AED), que decidió el Consejo Europeo de Salónica de junio de 2003. La AED, además de la elaboración de un concepto común para la fuerza de reacción rápida, facilita la armonización de las necesidades de armamento y de las condiciones laborales, imprescindible para una integración de los ejércitos europeos más completa.

En paralelo a estos programas de cooperación, Francia es activa en la defensa de la necesidad de reforzar la Base Industrial y Tecnológica de Defensa (BITD) de la UE, única garantía de perennidad de la autonomía industrial y tecnológica de la Unión Europea en lo que se refiere a los equipos de defensa.


Actualización: febrero de 2018

MAPA DEL SITIO