AECG/CETA - Plan de acción del gobierno - recordatorio del comunicado de prensa (26.10.17)

Durante el Consejo de Ministros del 25 de octubre de 2017, el Gobierno validó un plan de acción relativo al Acuerdo Económico y Comercial Global con Canadá (AECG o CETA, por sus siglas en inglés). Se trata de un acuerdo que defienden, en particular, el Ministerio para Europa y de Asuntos Exteriores, el Ministerio de Transición Ecológica y Solidaria, el Ministerio de Economía y Finanzas y el Ministerio de Agricultura y Alimentación.

Este plan de acción responde al informe de la comisión de expertos independientes presidida por Katheline Schubert. De acuerdo con el compromiso del Presidente de la República, la comisión analizó el impacto esperado del CETA en el medio ambiente, el clima y la salud.
Este plan de acción hace patente la voluntad del Gobierno ─junto con la Comisión Europea y los Estados miembros de la Unión Europea, y en colaboración estrecha con Canadá─ de garantizar una aplicación ejemplar del AECG/CETA, de acelerar su acción contra el cambio climático y de elevar la política comercial europea a un mayor nivel en materia ambiental, sanitaria y social. El plan responde, mediante acciones concretas y operacionales, a los puntos de atención en los que hizo hincapié la Comisión Schubert. Una vez puesto en marcha, este plan de acción permitirá garantizar una implementación efectiva de las normas sanitarias y ambientales tanto nacionales como europeas, y tomar en cuenta, con mayor eficacia, los retos de desarrollo sostenible en la política comercial.
El plan de acción está estructurado en torno a tres ejes:

1) Garantizar que el CETA sea objeto de modalidades de aplicación ejemplares para garantizar que las normas sanitarias y ambientales se apliquen, se preserven y que no se vean amenazadas por recursos abusivos de inversionistas extranjeros. Los trabajos y los efectos del CETA serán objeto de un seguimiento riguroso, con toda transparencia, en estrecha colaboración con la sociedad civil. Los controles reforzados garantizarán que las normas europeas se apliquen en los hechos a las importaciones de cualquier procedencia.

2) Poner en marcha acciones complementarias al tratado para fortalecer la cooperación internacional sobre los retos climáticos. Francia defenderá, de forma bilateral con Canadá y en el marco de la Unión Europea (UE), acciones concretas para luchar contra el cambio climático y reducir las emisiones de gases de efecto de invernadero, colaborando con las numerosas iniciativas que están en curso a escala internacional. Francia también reactivará las discusiones en el plano nacional y europeo para reducir la huella de carbono de los combustibles.

3) Tomar en cuenta con mayor eficacia los retos sanitarios y de desarrollo sostenible en los acuerdos comerciales. Francia solicitará el fortalecimiento de las expectativas de los capítulos sobre el desarrollo sostenible en los acuerdos comerciales y una puesta en marcha vinculante de sus disposiciones. El objetivo consiste en garantizar la plena coherencia de los acuerdos comerciales con las políticas europeas que contribuyan al desarrollo sostenible y a la protección sanitaria y fitosanitaria. En particular, Francia pide que el Acuerdo de París constituya una cláusula esencial para los acuerdos comerciales de la Unión Europea.

Luego del Consejo de Ministros y de la Presentación del plan por los cuatro ministros responsables, Jean-Yves Le Drian, Nicolas Hulot, Bruno Le Maire y Stéphane Travert, los Secretarios de Estado, Jean-Baptiste Lemoyne y Brune Poirson reunieron al comité de seguimiento de la política comercial para presentar el contenido del plan de acciones a los parlamentarios y a las otras partes interesadas.

MAPA DEL SITIO