Seguimiento de las relaciones bilaterales de Francia en el ámbito espacial

Desde hace más de cuarenta años, Francia ha desarrollado una cooperación internacional no solo en Europa, a través de los programas implementados por la Unión Europea (Galileo, GMES) y la Agencia Espacial Europea, sino también por medio de asociaciones bilaterales que ha establecido con las principales potencias espaciales (Estados Unidos, Rusia, Japón) y también con otros países que han desarrollado sus propias capacidades espaciales o que han manifestado la voluntad de adquirirlas.

Acuerdos intergubernamentales o interinstitucionales

La cooperación espacial bilateral se desarrolla en el marco de acuerdos entre gobiernos o entre agencias. Con respecto a los acuerdos intergubernamentales, el Ministerio de Asuntos Exteriores desempeña un papel central en la coordinación interministerial durante las fases de negociación y ratificación.

La implementación de estos acuerdos concierne al CNES (Centro Nacional de Estudios Espaciales) designado como "organismo competente", encargado de la implementación de su componente institucional. La cooperación institucional también puede ir acompañada de un componente industrial (venta de equipamientos espaciales por un industrial francés). En estos casos, si el acuerdo intergubernamental cubre la totalidad de la cooperación con un socio, se hace una distinción, claramente estipulada en el contrato, entre lo que se sitúa en el marco de la cooperación institucional y lo que atañe al componente industrial. El Ministerio de Asuntos Exteriores también participa activamente en el seguimiento e impulso político de la aplicación de estos acuerdos.

Los acuerdos bilaterales de cooperación espacial que Francia ha celebrado recientemente hacen hincapié en el desarrollo de aplicaciones espaciales, un ámbito que tiene un potencial importante en este sector.

En este sentido, y en el marco de su cooperación institucional con diversos socios, Francia comparte su experiencia en materia de contribución de la tecnología espacial a la lucha contra el calentamiento climático, la prevención y la reducción de riesgos naturales, la gestión de recursos naturales, el ordenamiento territorial y la protección del medio ambiente, y también en los ámbitos de sismología, meteorología, altimetría, oceanografía, educación a distancia y telemedicina.

Otras áreas de cooperación previstas por estos acuerdos comprenden la formación de especialistas del sector espacial, la organización de manifestaciones conjuntas, intercambios sobre cuestiones de derecho espacial internacional o las ciencias de la tierra.

Principales socios de Francia

Principales potencias espaciales

Francia mantiene una cooperación con Estados Unidos desde hace más de cuarenta años, que se desarrolla en el marco del acuerdo intergubernamental del martes, 23 de enero de 2007. Dada la variedad de actividades desarrolladas por las dos principales agencias estadounidenses que operan en el sector espacial (NASA y NOAA), la cooperación franco-estadounidense cubre un amplio espectro de áreas, en particular la observación de la Tierra, las ciencias de la Tierra y del universo y los vuelos tripulados. En materia de altimetría y oceanografía, el programa JASON, resultado de una cooperación franco-estadounidense que gradualmente se ha extendido a Europa (EUMETSAT), constituye un referente en la materia. El satélite JASON-2 fue lanzado en junio de 2008. El programa de análisis DAFO (SWOT) de altimetría interferométrica, que proporciona datos altimétricos en una franja de 120 km, permite realizar un nuevo salto tecnológico y pone de relieve el nivel de excelencia de la cooperación franco-estadounidense en este campo.

Francia mantiene una relación con Rusia en el ámbito espacial desde 1966. La cooperación franco-rusa se centra en los programas de acceso al espacio, dado que Rusia es un referente histórico en el campo de las lanzaderas: el Soyuz opera desde hace varias décadas. Dicha cooperación se desarrolla en el marco del acuerdo intergubernamental del 26 de noviembre de 1996.

"Soyuz en Kourou", un programa que se decidió hacia finales de la década de 1990, constituye el principal ejemplo de la cooperación espacial franco-rusa. Para poder implementar este programa fue necesario concluir una serie de acuerdos intergubernamentales entre Francia, Rusia y la Agencia Espacial Europea. El primer lanzamiento del Soyuz desde el Centro Espacial de Guayana (CSG) tuvo lugar en octubre de 2011.

Por otra parte, el programa de investigación "Ural" de lanzaderas del futuro prevé la realización de demostradores tecnológicos que habrán de utilizarse en los programas de lanzaderas de la nueva generación. Dicho programa hace hincapié en la reutilización. Por último, en el marco del año "Francia-Rusia 2010" se diseñó el proyecto de un pequeño satélite estudiantil llamado "Baumanets", desarrollado por las Universidades de Montpellier 2 y Bauman (Moscú).

Las inquietudes de Francia y de Japón en el campo espacial son bastante similares y tienen que ver con la evolución de las tecnologías, el desarrollo sostenible, la protección del planeta y la exploración remota. La cooperación espacial con Japón se desarrolla en el marco de cinco grupos de trabajo en las áreas de la observación de la Tierra, el transporte espacial, la exploración, los componentes y el uso de la estación espacial internacional.

Otros partenariados

El acuerdo intergubernamental de cooperación espacial, firmado por Francia e Italia el 6 de febrero de 2007, define los ejes de cooperación en el marco de la Agencia Espacial Europea (lanzaderas, observación de la Tierra, exploración del espacio), de la Unión Europea (programas Galileo/EGNOS, iniciativa GMES) y a nivel multilateral y bilateral. Los programas emblemáticos de esta cooperación son Athena-Fidus, para las telecomunicaciones duales de banda ancha, y el proyecto dual ORFEO de observación de la Tierra.

Francia firmó con India un nuevo acuerdo intergubernamental de cooperación espacial bilateral en el transcurso de la cumbre franco-india del 30 de septiembre de 2008. Dicha cooperación gira en torno a dos programas emblemáticos: "Megha-Tropiques", para el estudio de la climatología tropical y "SARAL", para la oceanografía operacional, así como trabajos de definición de una campaña de mediciones del impacto de las precipitaciones y las masas de nubes sobre los sistemas espaciales de telecomunicaciones. Megha-Tropiques fue lanzado el 12 de octubre de 2011 y Saral el 25 de febrero de 2013.

La cooperación espacial bilateral entre Francia y China se está desarrollando en el marco del acuerdo intergubernamental firmado el 15 de mayo de 1997. Esta cooperación que se centra principalmente en el área científica, se organiza a través de dos entidades: el comité mixto y el subgrupo espacial del diálogo estratégico.

En el marco del comité mixto, cuya décima sesión se celebró el 1o de abril de 2011, se examinaron los expedientes sobre las ciencias del universo, las ciencias de la Tierra (oceanografía, sismología), la microgravedad, las ciencias de la vida y las aplicaciones (tele-epidemiología).

Los proyectos desarrollados en el marco del subgrupo espacial del diálogo estratégico, creado en 2004, se centran en la oceanografía (proyecto CFOSAT) y la astronomía (programa SVOM).

La cooperación entre Francia y Brasil en el ámbito espacial se desarrolla en el marco del acuerdo intergubernamental firmado el 27 de noviembre de 1997. Durante mucho tiempo se centró en los globos estratosféricos, para cuya liberación y recuperación Brasil posee ventajas incomparables.

La visita del Presidente de la República a Brasil el 22 de diciembre de 2008 dio un nuevo impulso a esta cooperación al decidir el lanzamiento de tres nuevos proyectos: el proyecto PMM de plataforma multimisión satelital brasileña, el proyecto de SGB de satélite geoestacionario brasileño y el proyecto GPM de estudio del ciclo del agua en la zona intertropical.

Francia celebró un acuerdo intergubernamental de cooperación espacial con Argelia el 1° de febrero de 2006. Entre otras cosas, su ámbito de aplicación cubre las áreas de aplicaciones espaciales, sobre todo en materia de contribución de las tecnologías espaciales al ordenamiento territorial, protección del medio ambiente, prevención y reducción de desastres naturales, formación de especialistas del sector espacial y de programas tecnológicos.

El acuerdo intergubernamental de cooperación espacial firmado durante la visita del Presidente de la República a Kazajstán (6 de octubre de 2009) hace hincapié en las aplicaciones espaciales (meteorología, telemedicina, gestión de recursos naturales, ordenamiento territorial, prevención y reducción de riesgos naturales) y la formación de especialistas en el sector espacial.

Durante el 12º Consejo de Ministros franco-alemán - CMFA - (4 de febrero de 2010), se decidió dotar a la cooperación espacial entre Francia y Alemania, que se desarrollaba principalmente en el marco de la Agencia Espacial Europea, de un segmento bilateral importante con el anuncio de la misión conjunta "Merlin", destinada a la observación satelital del clima. El satélite "Merlin" de detección de metano debería ser lanzado en 2014.

Además, en ocasión de la 13a CMFA (6 de febrero de 2012), se crearon dos grupos de trabajo CNES - DLR (agencia espacial alemana): uno sobre la nueva generación de lanzaderas europeas, y otro sobre la estación espacial internacional. Dichos grupos de trabajo estuvieron a cargo de elaborar posturas comunes franco-alemanas para el Consejo Ministerial de la ESA de los días 20 y 21 de noviembre de 2012.

MAPA DEL SITIO