Declaración de Jean-Yves Le Drian – Naciones Unidas – Informe de la misión investigadora conjunta de Naciones Unidas y de la OIAC (26 de octubre de 2017)

La misión de investigación conjunta de Naciones Unidas y de la Organización para la Prohibición de Armas Químicas (JIM, por sus siglas en inglés) que define las responsabilidades del uso de armas químicas en Siria entregó su informe el día de ayer.

En éste se concluye sin ambigüedad alguna la responsabilidad del régimen sirio en el ataque de Khan Cheikhoun, que provocó la muerte de 83 personas el 4 de abril, e indica además que “la información obtenida constituye pruebas creíbles y confiables”. Asimismo, determina la responsabilidad de ISIS en el ataque de Oum Houch el 16 de septiembre de 2016.

Estas conclusiones se suman a los informes del JIM que habían establecido la responsabilidad del régimen sirio en tres ataques anteriores, y la de ISIS en otro más. Dichas conclusiones sustentan nuestra propia evaluación nacional, publicada el 26 de abril, y que estableció la responsabilidad del régimen en el ataque de Khan Cheikhoun.

Se trata de una confirmación de las graves violaciones del régimen sirio a los compromisos internacionales que asumió en 2013, luego de la adopción unánime de la resolución 2118 del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas sobre el desmantelamiento integral de las capacidades químicas. La impunidad es inaceptable. Francia sigue actuando con sus socios, en Nueva York y en La Haya, para sacar las conclusiones a nivel operativo del informe del JIM y determinar la mejor manera de sancionar a los responsables de estos ataques, con el fin de luchar contra la proliferación química.

De manera inmediata, el JIM debe poder continuar con su trabajo. Ha demostrado de nueva cuenta su utilidad y su profesionalismo en sus métodos de investigación. El JIM debe poder seguir documentando los casos de uso de armas químicas, sin importar quiénes sean sus autores, pertenecientes o no al Estado.

Surgido de una iniciativa conjunta de Rusia y Estados Unidos, adoptada unánimemente por el Consejo en agosto de 2015, el mandato del mecanismo conjunto investigador debe renovarse antes del 17 de noviembre. Nos concentraremos y trabajaremos en ello en el Consejo de Seguridad. De manera más amplia, trabajaremos con todos sus miembros y con los de la OIAC, incluyendo a Rusia, para sacar las conclusiones a nivel operativo del informe del JIM y seguir luchando contra la normalización del empleo de armas químicas.

MAPA DEL SITIO