Birmania: declaración de la presidencia del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas sobre la situación de los Rohingyas (Nueva York, 6 de noviembre de 2017)

Durante su discurso en la inauguración de la LXXII Asamblea General de Naciones Unidas en septiembre, el Presidente de la República indicó que Francia tomaría la iniciativa en el Consejo de Seguridad ante las persecuciones, cuyas víctimas son los rohingyas.

Luego de una reunión a puerta cerrada organizada con el Reino Unido en torno a Kofi Annan durante la Presidencia francesa del Consejo de Seguridad en octubre, esta declaración ─adoptada por unanimidad y a iniciativa de Francia y del Reino Unido─ envía un mensaje fuerte y unánime de la comunidad internacional.

En ella se condenan los ataques y la violencia perpetrados en el Estado de Rakhine (antes conocido como Arakan) y pide al gobierno birmano que garantice, en dicha región, el acceso humanitario y el regreso voluntario, seguro y digno de los refugiados.

La declaración pide también que los responsables de violaciones a los Derechos Humanos sean procesados por la justicia y se congratula por el compromiso del gobierno birmano de poner en marcha las recomendaciones de la comisión consultiva sobre el Estado de Rakhine presidida por Kofi Annan.

Además, el Consejo de Seguridad hace un llamado al gobierno birmano a tomar en cuenta las causas profundas de la crisis en este Estado y a garantizar el respeto a los Derechos Humanos así como un acceso equitativo y completo a la ciudadanía para todos los individuos.

Este texto prevé que el Secretario General de Naciones Unidas rinda cuentas al Consejo de Seguridad sobre la evolución de la situación en un plazo de 30 días y lo alienta a contemplar el nombramiento de un consejero especial sobre Birmania.

Se trata de una etapa en la dinámica positiva de la comunidad internacional para contribuir a la solución de esta crisis.

MAPA DEL SITIO