Informe especial del Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (8 de octubre de 2018)

Comunicado de prensa conjunto
François de Rugy, ministro de Estado, ministro de Transición Ecológica y Solidaria,
Jean-Yves Le Drian, ministro para Europa y de Asuntos Exteriores,
Frédérique Vidal, ministra de Educación Superior, Investigación e Innovación

Celebramos que se haya publicado hoy el informe especial del Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC) sobre los impactos de un calentamiento global de 1,5 ºC en comparación con uno de 2 ºC y las trayectorias que deberían seguir las emisiones de gases de efecto invernadero para limitar el calentamiento a 1,5 °C en el contexto más amplio del desarrollo sostenible y la erradicación de la pobreza. El documento, que había sido solicitado por la COP21 en paralelo a la adopción del Acuerdo de París, documenta la situación de urgencia climática basándose en más de 6000 estudios científicos y constituye una nueva referencia.

Las conclusiones del informe son inequívocas. Confirma que la temperatura mundial media actual es alrededor de 1ºC más elevada que la de la era preindustrial y describe detalladamente las consecuencias de un calentamiento global de 1,5 ºC: recrudecimiento e intensificación de los fenómenos climatológicos extremos, aumento del nivel del mar, deshielo, empobrecimiento en recursos hídricos, disminución de la producción agrícola, acentuación de las amenazas a la biodiversidad marina y terrestre, daños para la salud, pérdidas económicas, incremento de la pobreza.

Sin embargo, el IPCC considera que sigue siendo posible limitar el aumento de la temperatura a 1,5↓°C y limitar los efectos negativos que éste puede tener en el hombre y su entorno, siempre y cuando se adopten políticas públicas determinadas y se realicen inversiones bien orientadas. El informe insiste en que todas las opciones que permiten no superar un aumento de 1,5ºC requieren transformaciones considerables en todos los sectores de la sociedad y en todo el mundo, y en que resulta fundamental llevarlas a cabo rápidamente.

Francia ha asumido su responsabilidad marcándose un objetivo ambicioso, el de haber alcanzado la neutralidad en carbono en 2050. Las conclusiones del informe animan a nuestro país a seguir esforzándose: desarrollo de una movilidad limpia, salida progresiva de las energías fósiles, reducción del consumo de energía y de la producción de residuos. A finales de mes se presentarán la nueva estrategia baja en carbono de Francia y el segundo plan nacional para que el país se adapte al cambio climático.

Tras la segunda edición de la cumbre One Planet, en la que participó el presidente de la República Francesa y que se celebró en paralelo a la última Asamblea General de las Naciones Unidas, llamamos a los países firmantes del Acuerdo de París a redoblar esfuerzos para limitar sus emisiones de gases de efecto invernadero. Francia seguirá movilizándose ante sus socios europeos para que los compromisos tomados en la COP21 se revisen al alza y la Unión Europea lleve al resto del mundo a cumplir los objetivos del Acuerdo de París.

El informe del IPCC proporciona una base sólida para el diálogo facilitador, el llamado «Diálogo de Talanoa», que se celebrará durante la COP24 en Katowice (3-14 de diciembre de 2018) y que debe llevar a la comunidad internacional a reforzar sus ambiciones de aquí a 2020.

Consulte el informe especial del Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (en inglés)

MAPA DEL SITIO