Día mundial del retrete (19 de noviembre de 2017)

En el mundo, 2 400 millones de personas carecen de instalaciones sanitarias básicas y 1 800 millones usan una fuente de agua contaminada por materia fecal. Estas cifras son alarmantes.

El acceso a los inodoros se encuentra en la parte medular del sexto objetivo de desarrollo sostenible sobre el agua y el saneamiento para la Agenda 2030. Los esfuerzos se han orientado en particular al acceso al agua potable desde hace diez años, pero aún falta mucho por hacer respecto al saneamiento.

El Ministerio para Europa y de Asuntos Exteriores trabaja con el fin de generalizar, para todos, el acceso a un agua potable, salubre, limpia, accesible y asequible así como al saneamiento: se trata de trabajos para fortalecer la gobernabilidad mundial del agua y para poner en marcha el derecho al agua potable y al saneamiento, reconocido en 2010 por la Asamblea General de Naciones Unidas como un derecho fundamental.

Por instrucciones del Ministerio, la Agencia Francesa para el Desarrollo aprobó, en 2016, 1 200 millones de euros de autorización de financiamientos, dedicados al sector del agua en beneficio de países extranjeros, y 52 millones dedicados a Ultramar, esto es un aumento de 30 % con respecto a 2015. Un tercio de estos compromisos están destinados al saneamiento. De forma paralela, existen más de 260 proyectos de cooperación descentralizada de los gobiernos locales franceses dedicados al sector del agua y de la basura en todo el mundo.

MAPA DEL SITIO