Resumen



Desde 1993, la Misión Arqueológica francesa en Haïdra (Túnez), dirigida por el Ministerio francés de Asuntos Exteriores en colaboración con el Instituto Nacional del Patrimonio, realiza excavaciones en el sitio de la ciudad romana de Ammaedara, al oeste de Túnez y cerca de la frontera argelina. Su objetivo es estudiar las transformaciones de la ciudad romana durante la antigüedad tardía, las modificaciones que trajeron consigo la cristianización y la conquista bizantina a lo largo del siglo VI. El equipo estudia las transformaciones de la ciudad desde la época antigua hasta la época islámica, y que fueron intensificándose hasta el siglo X. Sus investigaciones versan principalmente sobre las siete iglesias cristianas allí descubiertas, la gran fortaleza bizantina y los edificios profanos que datan de la antigüedad tardía, en particular el misterioso “monumento de artesas”.