Presentación de la misión



De 1985 a 1993, con el fin de someter a prueba la famosa “East Side Story” de Coppens, en colaboración con asociados locales, nuestro equipo efectuó investigaciones en el oeste de Uganda en niveles cuya edad iba de 13 Ma al Actual, lo que representa un período clave para comprender la divergencia entre los simios africanos y el hombre. Estos trabajos permitieron confirmar el papel de los rifts del Este africano en la evolución de la paleobiosfera, de los medios y por lo tanto de los climas. En la misma época, gracias a la tranquilidad política, reanudamos nuestros trabajos (comenzados en 1985) en el Karamoja (al noreste de Uganda) en los yacimientos volcanosedimentarios ricos en primates fósiles, en particular en simios, a niveles datados entre 20 y 17 Ma. Las investigaciones se efectúan en colaboración con el Uganda Museum de Kampala y la Universidad de Makerere.

Illust: Fig. 1: yacimientos, 39.7 ko, 200x197
Fig. 1: yacimientos en Uganda

En 1998, a invitación del Gobierno de Kenya, el programa sobre el rift oriental se ha extendido a los sitios de las Colinas Tugen (Distrito de Baringo) cuya edad se escalona de 16,5 Ma al Actual y donde a partir de 2000 fueron puestos al descubierto los restos de los primeros homínidos bípedos datados en 6 Ma y más recientemente los primeros restos de simios de tipo moderno en los depósitos del Mioceno superior. El interés que presenta el combinar los trabajos en estas dos regiones (Fig. 1, 2) reside en contar con una secuencia estratigráfica sedimentaria casi completa, de 20 millones de años al Actual, que permite comprender mejor las modalidades de aparición de los homínidos. En Kenia, los trabajos se efectúan en colaboración con los Community Museums of Kenya y las comunidades locales.

Reto científico

Illust: Fig. 2: yacimientos, 50 ko, 200x231
Fig. 2: yacimientos en Kenia

Desde los años 90, la mayoría de los biólogos admiten que la dicotomía entre los simios africanos y el hombre se sitúa en torno de los 5 a 6 millones de años, período para el cual los fósiles siguen siendo poco numerosos. Era pues necesario desarrollar las investigaciones no sólo en el período clave sino también sobre niveles más antiguos para documentar la evolución de los simios a fin de comprender mejor las modalidades de la aparición de los simios modernos y de los homínidos. Siendo, como los homínidos, plenos integrantes del medio ambiente, los simios evolucionaron en relación con las modificaciones de éste. Esta es la razón por la que sólo puede comprenderse su evolución reinsertándola dentro de un amplio y claro contexto geológico, sedimentológico, paleontológico, paleoambiental y por lo tanto climático. Este es el objetivo de la Misión “Paleontología del África subsahariana”, que se concentra sobre el África oriental (Kenia y Uganda), la cual representa una región privilegiada puesto que se encuentran en ella series casi continuas de 20 millones de años al Actual. Los recientes descubrimientos en África (y, en particular, en Kenia) de Hominoides miocénicos indican que la separación entre los simios y los hombres es anterior a 7 Ma, y subrayan la diversidad de estos últimos, de sus tipos de locomoción, y la complejidad de sus relaciones de parentesco, que no pueden captarse sino teniendo en cuenta a los simios fósiles, portadores de la dimensión evolutiva del tiempo.

Fecha de publicación: 25.03.09