Accès rapide :

  • Aumentar el tamaño del texto
  • Disminuir el tamaño del texto
  • Añadir Flujo RSS

Protección de los intereses

La protección de los intereses del Estado - instituida por el convenio de Viena del 18 de abril de 1961 - se extiende, en la práctica, a la promoción de los intereses nacionales

Intereses políticos

Naturalmente, la palabra "político" no debe tomarse en el sentido electoral. Como en el caso de la "dirección política", designa lo que pone en juego las opciones fundamentales del país, y se opone así a "técnico". Por lo demás, podría decirse que cualquier asunto técnico que alcanza cierto grado de gravedad se convierte en político. Estos asuntos políticos no han perdido nada de su importancia. La mayoría de ellos se tratan a nivel multilateral, ya que uno de los grandes cambios de nuestros tiempos es que estos desacuerdos ya no son aceptados como una fatalidad. Ha surgido una diplomacia preventiva cuyo papel consiste en detectar y desactivar las crisis. Y cuando la prevención no es suficiente, se ve aparecer, en Bosnia y luego en Kosovo, lo que podría llamarse una diplomacia punitiva. Sin embargo, la diplomacia bilateral no se ve desposeída de su papel, puesto que estas iniciativas multilaterales van acompañadas de gestiones en las capitales de los países concernidos.

Intereses comerciales, económicos y financieros

Las reglas del juego de los negocios son objeto de normas internacionales negociadas en la OMC, en la Unión Europea, en la OCDE, etc. Los representantes permanentes de Francia ante estas organizaciones están encargados de proteger nuestros intereses. En las capitales, estos representantes están relevados por sus colegas bilaterales, que también tienen su propio ámbito, por ejemplo, los acuerdos de protección de las inversiones. Pero en materia bilateral, el embajador tiene una función de primer orden: apoyar a las empresas francesas. Desde luego, no le corresponde inmiscuirse en la gestión de sus negocios, pero sí responder a sus peticiones e incluso tomar la iniciativa de ofrecer su concurso. Pone al servicio de éstas su capacidad de influencia y de información. En los países en que la economía está más o menos planificada, las decisiones relativas a los grandes contratos suelen tomarse al más alto nivel: el embajador debe entonces intervenir ante las autoridades. En países de economía de mercado, no se excluyen las intervenciones de este tipo, pero el papel del embajador es esencialmente el consejo y la información.


Intereses de los franceses:
la protección de los franceses, radicados o de paso, es uno de los principales aspectos de la protección de los intereses nacionales. Es la misión primordial de los cónsules, pero en última instancia forma parte de las responsabilidades del embajador.

Intereses culturales, científicos, técnicos y otros

Francia es el país que más gasta en favor de la acción cultural y en la ayuda al desarrollo: cerca de 5.000 millones. La promoción de la lengua francesa es una prioridad. Ofrecer una enseñanza francesa a los ciudadanos franceses y a los extranjeros es la misión de la AEFE, con sus 279 escuelas e institutos que totalizan 16.000 alumnos en 125 países, de los centros e institutos culturales, que tienen más de 200.000 estudiantes y alumnos, de la Alianza francesa, que cuenta el mismo número de alumnos en sus 1.000 Alianzas locales a través del mundo. Proteger los intereses culturales también consiste en comunicar nuestra herencia artística y literaria, y en valorar la creación contemporánea. Por su parte, la cooperación científica y técnica tiende a presentar una Francia demasiado poco conocida, la de los 6 franceses titulares de la medalla Fields (el Nobel de matemáticas) entre 36 galardonados. Esta cooperación forma a ejecutivos extranjeros que conservarán la costumbre de trabajar como los franceses.


Actualmente, todas las formas de la actividad humana tienen prolongaciones internacionales y abren nuevos ámbitos a la protección diplomática.

Enlaces de interés

MAPA DEL SITIO



AVISO LEGAL

Todos los derechos reservados - Ministerio de Asuntos Exteriores y Desarrollo Internacional - 2014