Siria- Armas químicas-Iniciativa Franco-Alemana (5 de julio de 2017)

La Organización para la Prohibición de Armas Químicas (OPAQ) confirmó sin dejar lugar a dudas ─en el informe definitivo del 29 de junio de la misión de establecimiento de los hechos─ el empleo de gas sarín en Siria en el ataque del 4 de abril en Khan Sheikhoun.

Esta violación específica del régimen de no-proliferación amenaza gravemente la paz y la seguridad internacional.

Estos crímenes no deben quedar impunes y aquellos que los perpetraron deberán ser llevados ante la justicia.

Es por ello que Francia y Alemania, a través de una declaración conjunta a la OPAQ, hacen hoy un llamado a la comunidad internacional a que asuma sus responsabilidades, en particular, exigiendo la identificación rápida de los autores de estos ataques. Esta declaración ha recibido el apoyo de numerosos Estados partes de la Convención sobre la Prohibición de Armas Químicas, quienes ya la han firmado.

Los investigadores de la misión de establecimiento de los hechos de la OPAQ cumplieron su misión con profesionalismo y diligencia y reiteramos nuestro pleno apoyo a esta misión. Su informe se presentó inmediatamente al Mecanismo de Investigación y Atribución sobre el empleo de armas químicas en Siria (JIM), designado por el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas de conformidad con las resoluciones 2235 y 2319. Esperamos que el JIM pueda trabajar sin obstáculos en el marco de su mandato para determinar rápidamente las responsabilidades de estos actos atroces. Esperamos sus conclusiones para antes de este otoño.

El acceso humanitario es un tema que el Ministro aborda con cada uno de sus interlocutores a quienes atañe la crisis siria.

MAPA DEL SITIO