Accès rapide :

  • Aumentar el tamaño del texto
  • Disminuir el tamaño del texto
  • Añadir Flujo RSS

Malí (Extracto de las declaraciones oficiales - 23 de noviembre de 2012)

P : ¿Nos puede hacer un resumen de lo que dijeron ayer el MNLA y los altos funcionarios del Ministerio de Asuntos Exteriores? Por otra parte, un miembro del Yihad habría sido detenido en Mauritania hace una semana, ¿nos puede hablar al respecto?

R : En lo referente al MNLA, para algunos de ustedes que no hayan dado seguimiento a este asunto, una delegación de este grupo estuvo ayer en París. Dicha delegación fue recibida por Jean-Félix Paganon, nuestro embajador por el Sahel.

Esta reunión nos permitió en particular reiterar a los representantes de este movimiento nuestra postura que puede resumirse con bastante facilidad, ya que se deriva directamente de los términos de la resolución 2071 del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas.

Les dijimos que, para nosotros, tratar esta crisis debe incluir los tres aspectos, el político, el de seguridad y el de desarrollo. El aspecto político es muy importante, esencial. A menudo tendemos a reducir la crisis de Malí únicamente al aspecto de la seguridad y, en particular, a su única dimensión de erradicación del terrorismo del AQMI en el norte de Malí.

El objetivo de este diálogo político es alcanzar un Malí reunificado y cuya integridad territorial esté garantizada, un Malí reconciliado en sus distintos sectores y liberado del terrorismo que por el momento está instalado en el norte del país. Este diálogo político debe establecerse entre las autoridades de Malí y, para retomar los términos exactos de la resolución 2071, los grupos rebeldes no terroristas. Es decir, aquellos que renuncien a la violencia y que reconozcan la unidad y la integridad territorial de Malí.

El mensaje que transmitimos a los representantes del MNLA el día de ayer es que deben renunciar de manera explícita, sin equívocos y sin ambigüedad, a sus reivindicaciones a la independencia y autodeterminación. Es así como el MNLA podría considerarse como un interlocutor legítimo.

Posteriormente, les indicamos que el inicio de este diálogo político no significaba una especie de regreso a la situación que prevalecía antes. De lo que se trata en este diálogo político es, en efecto, de la definición de nuevos equilibrios institucionales y la repartición de las riquezas.

Por último, reiteramos que Francia puede desempeñar un papel de facilitador, por supuesto, y está dispuesta a hacerlo, sin embargo, la responsabilidad primordial de este diálogo político pesa sobre los ciudadanos de Malí, sobre las autoridades de Malí y estos grupos rebeldes no terroristas.

Esos son los mensajes generales que se transmitieron ayer por voz del embajador Jean-Félix Paganon.


MAPA DEL SITIO



AVISO LEGAL

Todos los derechos reservados - Ministerio de Asuntos Exteriores y Desarrollo Internacional - 2014