Accès rapide :

  • Aumentar el tamaño del texto
  • Disminuir el tamaño del texto
  • Añadir Flujo RSS

Entrevista del Embajador de Francia en España con "El Mundo" (21 de junio de 2012)

P. ¿Cómo ve España en la Eurozona?

R. Creemos que España va a superar a medio plazo la crisis. El camino ya recorrido por España es impresionante en cuanto a la reforma de las pensiones, relaciones con las comunidades autónomas, la reforma laboral, el saneamiento del sector bancario o la racionalización del sector público.
Algunos resultados positivos ya se ven en la competitividad internacional de los productos españoles. Por primera vez la balanza comercial de España tiene superávit con el resto de países europeos y está por ejemplo casi a la par con Francia. Esta mejora puede influir también para atraer flujo de inversión a España.

P. Pero los mercados la sitúan en zona de rescate...

R. España no tiene nada que ver con otros países con problemas en Europa. Es verdad que coyunturalmente hay un problema con el agujero financiero que se va a resolver. Francia apoya al 100% una solución al problema español.

P. Se habla de un segundo rescate ya total para España

R. Si España fracasa, fracasa el euro. España es la línea roja. Pero tenemos plena confianza. España no va a necesitar un segundo rescate más allá de la ayuda para su banca.

P. ¿Cómo ha actuado Francia en este problema español?

R. De la mejor manera posible. Rajoy ha sido el primer jefe de gobierno recibido en El Eliseo por el François Hollande. El presidente de la República le dijo que estaba de acuerdo con que hubiera un mecanismo de capitalización directa a la banca si era posible. Finalmente no lo fue y se montó un sistema de apoyo europeo pasando por el Estado español y el Frob con hasta 100.000 millones. Aún no sabemos el tamaño del agujero ni está definido cuál será la intervención si con el fondo actual o con el mecanismo pero se resolverá.

P¿Tiene preferencia Francia por uno u otro?.

R.Técnicamente es mejor el mecanismo permanente, pero no es un punto clave para nosotros como lo es para Alemania. Lo importante es el apoyo europeo a España.

P. ¿Con qué condiciones?

R. Con condiciones que se limiten estrictamente al sector bancario. España no es un país intervenido como algunos otros paises. Sería equivocado dar el mensaje a los mercados de que España está en la unidad de cuidados intensivos como otros.

P. ¿Será obligatorio liquidar bancos?

R. No tenemos una posición a priori sobre si hay que liquidar bancos españoles. Lo importante es que la solución sea consensuada entre España, la Comisión Europea y el BCE.

P. ¿Urge que España concrete la petición de ayuda?

R. Es normal que del lado español quieran esperar el resultado de los valoradores independientes del sector financiero, pero sí es necesario pasar a la fase operativa con una carta oficial de De Guindos pidiendo la ayuda para que empiecen a trabajar los expertos. Tiene que estar arreglado cuanto antes, sin esperar el Consejo Europeo.

P. Hollande defiende un pacto por el crecimiento ese mismo día 28...

R. Totalmente, y esperamos contar con el apoyo de España. Las propuestas de Francia van a favor también de los intereses españoles. Comprendo que para Rajoy es necesario que se resuelva su problema a corto plazo, pero hay que ir pensando en la nueva arquitectura común.

El mensaje del G20 es que Europa no puede seguir así, debe acompañar poner orden a la casa con políticas de crecimiento. También dice el G20 que los países con superávit comercial tienen deberes para estimular el crecimiento en un mensaje claro para China, pero también para algunos países europeos.

P. ¿Ve factible el acuerdo con Alemania?

R. Tenemos al alcance de la mano un buen paquete casi consensuado.
Estamos cerca de un llegar a un acuerdo a favor del crecimiento movilizando 120.000 millones de euros de dinero nuevo para apoyar políticas de crecimiento. España puede contar con muchos proyectos de infraestructura, interconexiones, ahorro de energía para poder beneficiarse.

También es posible lanzar la tasa financiera a través de un grupo limitado de países, porque sabemos que Reino Unido no va a entrar.

También hay que intentar más allá a nivel de disciplinas fiscales, de integración política en materia de gobernanza y a cambio, ver a qué nivel de solidadridad financiera llegamos. Hay países que dicen que empezamos con la disciplina y un sistema de control de los presupuestos y luego si lo logramos ya veremos instrumentos de solidaridad financiera. Nosotros decimos que hay que andar los dos caminos a la vez. Estamos dispuestos a cambiar los tratados, pero no entrar en una estructura supranacional de disciplina sin incentivos fuertes a través del crecimiento. Si no, tendremos un problema democrático, los ciudadanos no entenderán que se ceda soberanía sólo a cambio de austeridad y de más sufrimiento.

P. ¿Cree que Rajoy apoyará el pacto de crecimiento?

R. El paso hacia más Europa es un ejercicio delicado para todos los gobiernos, también para España. Aunque el Gobierno español es proeuropeo, no va a ceder soberanía a cambio de nada y lo hemos visto con los bancos. Por eso hay que tener una hoja de ruta detallada con plazos para trabajar con un programa coherente que lleva a más disciplina, pero también a solidaridad como los eurobonos. Esperamos que España sea una protagonista activo en este debate y no se limite a resolver su problema a corto plazo. España que es un gran país que siempre ha sido activo en el debate europeo.

P. ¿Qué opina de la propuesta de Monti de que el fondo compre deuda soberana?

R. No nos oponemos, pero es demasiado difícil con las actuales reglas del Tratado. Lo importante es conseguir un marco global de largo plazo ante los mercados. Lo hemos visto por ejemplo con la línea de crédito para España que se ha demostrado que por sí sola no es solución. Todo el mundo pensaba que con los hasta 100.000 millones de euros acordados para la banca se arreglaba el problema español, pero sólo lo arregló dos horas.
Sigue habiendo muchas incertidumbres en la Eurozona que impiden volver a primas de riesgo normales. En cambio, sí podemos arreglar el problema español antes de que finalice este mes concretando el apoyo financiero a la banca española y aprobando ese marco global que dé a los mercados una hoja de ruta que garantice un cambio de rumbo de la Eurozona. El modelo está provocando divergencias en vez de convergencias y hay que corregirlo.


MAPA DEL SITIO



AVISO LEGAL

Todos los derechos reservados - Ministerio de Asuntos Exteriores y Desarrollo Internacional - 2014