Malí: asociar a los actores locales para mejorar las condiciones de vida de la población de las regiones del norte (8 de julio de 2015)

La Embajada de Francia en Malí dirigió el programa de reactivación de los servicios básicos y de apoyo a la economía local en la región de Kidal, en el norte de Malí. Este programa, emprendido a principios de 2014, es una herramienta de intervención rápida en zonas rojas de acceso muy restringido. Los actores locales participaron ampliamente en la ejecución del programa, que constituye un experimento destinado a alimentar las acciones que garanticen la continuidad seguridad – desarrollo.

El programa de financiación de microproyectos, emprendido en 2014 por el servicio de cooperación y acción cultural (SCAC) de la Embajada de Francia con el apoyo de la fuerza militar, contaba con una financiación total de 1.167.000 €, sufragada al 80% con fondos franceses y el 20% restante por el presupuesto nacional. El proyecto fue promovido por la agencia nacional de inversiones de las colectividades (ANICT).

Financiar microproyectos propuestos por la población local

Destinado a la región de Kidal, el proyecto se focaliza en cuatro municipios: Anefis, Kidal, Aguel Hoc y Tessalit. Esta región constituye el principal eje de circulación de la fuerza francesa Serval/Barkhane y abarca los principales municipios de la zona oeste, que es la más accesible y la más poblada.

El Presidente del Consejo Regional de Kidal y el equipo civil-militar de la fuerza Serval lanzaron una gran campaña de identificación y recolección de proyectos, organizada por los equipos municipales en cada poblado. Esta campaña permitió reunir varios cientos de proyectos propuestos por la población, que fueron elevados al rango de prioridad por los respectivos consejos municipales.

Dar prioridad al sector de la educación y la hidráulica, y a las actividades generadoras de ingresos

La primera fase permitió financiar la ejecución de 19 proyectos municipales destinados a la rehabilitación o construcción de infraestructuras, principalmente en el sector de la educación y de la hidráulica. La dirección del proyecto se delegó a empresas locales, supervisadas por oficinas de estudios locales que se encargaban del seguimiento de las obras.

La segunda fase permitió financiar 81 proyectos individuales o asociativos de actividades generadoras de ingresos. El Consejo Regional de Kidal, director delegado del proyecto, y los alcaldes firmaron convenios específicos para cada municipio. Varias ONG locales se encargaron del seguimiento-evaluación de término medio y de la evaluación final.

Implementar proyectos de impacto rápido sin intermediarios

A través de modalidades de intervención sencillas, este programa evita los intermediarios e implica a los actores locales apoyándose, de ser necesario, en la logística de una fuerza militar desplegada sobre el terreno. Ha permitido implementar con éxito proyectos de rápido impacto sobre la mejora de las condiciones de vida de la población, en una zona donde imperan las amenazas terroristas y se están llevando a cabo operaciones militares.

Este programa demuestra el interés de un enfoque consensual, lo que permite vincular acciones de desarrollo al tejido social local, trabajando en particular con los representantes políticos locales y regionales que han permanecido en sus puestos en las zonas de crisis. Con el fin de generar empleo e ingresos para optimizar la apropiación, se dio prioridad a la mano de obra y a las empresas locales.

¿Y ahora?

Esta metodología ha sido adoptada por la Agencia Francesa de Desarrollo (AFD), con un presupuesto de 6 M€ entre 2015 y 2016.

En junio de 2015, el gobierno y los grupos armados firmaron un acuerdo de paz, lo que pone de relieve el avance del proceso de reconciliación nacional, allanando el camino al necesario desarrollo socioeconómico de las regiones del norte de Malí, factor de paz y estabilidad.

Enlaces útiles

La próxima semana, nuestra red innova para reforzar la atractividad de Francia en Indonesia

MAPA DEL SITIO