Política Exterior – Intervención de Laurent Fabius en el Senado (15 de Octubre de 2015)

El principio que guía nuestra acción exterior desde 2012 es la independencia. Esta independencia de Francia es nuestra capacidad para definir libremente lo que consideramos justo y para actuar en consecuencia.

Siria

1- Todos aquellos que quieran unirse a nosotros en esta lucha son bienvenidos, a condición de que el objetivo de su intervención sea realmente luchar contra los terroristas. Rusia ha intervenido. Observo que, de momento, Daesh y los grupos terroristas solo constituyen un objetivo marginal y que centra más sus ataques en la oposición a Al Asad. Hasta tal punto que el avance de Daesh hacia Alepo los últimos días puede estar relacionado con la desestabilización de la oposición moderada por culpa de los ataques rusos.

2 - Exigimos el cese de los bombardeos sobre civiles con explosivos que alimentan tanto el grueso del flujo de refugiados como el extremismo. Nos planteamos presentar una resolución sobre este tema en Naciones Unidas.

3 - Queremos fomentar una transición política. Sus parámetros están en el comunicado de Ginebra de 2012.

Proceso de paz

1 - Llevamos meses alertando del riesgo de contagio. Y hemos llegado a ese punto. También alertamos sobre el riesgo que parece lejano pero que quizá no lo sea de que Daesh pueda hacer suya en un momento dado la causa palestina.

2 - En la última Asamblea General de Naciones Unidas organizamos una reunión inédita: un grupo internacional de apoyo al Cuarteto ampliado a los actores árabes clave y a los socios europeos. El grupo internacional de apoyo podría fijarse como objetivo preciso medidas de confianza con objetivos inmediatos para rebajar las tensiones.

3 - El pasado mes de noviembre dije que si este último intento de solución negociada no llegaba a buen puerto, Francia asumiría su responsabilidad y reconocería al Estado palestino y renuevo hoy desde esta tribuna aquel compromiso. Francia no dejará de exigir ni la seguridad para Israel ni la justicia para los palestinos. Francia es un país amigo tanto del pueblo israelí como del palestino.

Energía nuclear en Irán

« Firmeza constructiva »: sí a un acuerdo, pero a un acuerdo que impida de forma cierta, es decir verificable, que Irán desarrolle armas nucleares. Nos remitiremos a los hechos, sobre todo para comprobar si Irán se implica de forma concreta y positiva en tres asuntos: el proceso de reconciliación llevado a cabo en Irak por el Primer Ministro Al Abadí; la salida del bloqueo institucional en el Líbano; el apoyo a los esfuerzos de Staffan de Mistura, enviado especial de Naciones Unidas para Siria para aplicar el comunicado de Ginebra de 2012.

Ucrania

A pesar de algunos hechos intermitentes, avanza el respeto del alto el fuego, se va poniendo en marcha poco a poco el acuerdo sobre las armas pequeñas, se han aplazado las elecciones anunciadas de forma unilateral por los separatistas en la región del Donbás y que habrían supuesto el fin del proceso de Minsk.

Rusia

Diálogo y firmeza. Firmeza, porque no podemos aceptar que se viole el derecho internacional, como en el caso de la anexión de Crimea, y diálogo, porque el compromiso de Rusia forma parte de la solución. Se puede hablar de cooperación atenta. Seguiremos hablando con Rusia de todos los temas sin renunciar a nuestra lucidez ni a nuestros principios. Sí a un levantamiento gradual de las sanciones siempre y cuando se den las condiciones para ello.

ONU

Abogamos por ampliar el número de miembros permanentes del Consejo de Seguridad para dar una mayor relevancia a los países emergentes. Proponemos que los cinco miembros permanentes del Consejo de Seguridad se abstengan voluntariamente de emplear el derecho de veto en casos de crímenes a gran escala, como es el caso de Siria, para evitar la parálisis del Consejo. Creemos que el veto no es un privilegio sino una responsabilidad.

Clima

1 - El acuerdo debe ser ambicioso, lo que implica un acuerdo que permita limitar el calentamiento global a 2 ºC de aquí a 2100 y, si es posible, a 1,5 ºC. Unos ciento cincuenta países han enviado ya a la ONU sus compromisos. Ello representa casi el 90 % de las emisiones, cuando el famoso Protocolo de Kioto solo cubre el 15 % en la actualidad. Las primeras estimaciones, realizadas por ONG, dicen que estamos en una trayectoria, para unos, de 2,7 grados, para otros, de 3 grados, lo cual sigue siendo claramente demasiado. Por ello es absolutamente indispensable que se incluya una cláusula de revisión periódica al alza de los distintos compromisos nacionales, por ejemplo cada cinco años, en la aprobación del acuerdo en París, para mejorar la trayectoria de aumento de la temperatura, que debe mantenerse por debajo de los 2 ºC.

2 - Debe ser un acuerdo jurídicamente vinculante. Trabajamos también para reforzar el mecanismo de seguimiento de los compromisos.

3 - Debemos conseguir que el acuerdo vaya acompañado de medios económicos y tecnológicos que permitan su aplicación. Hemos estado en Lima, Perú, recientemente para la Reunión Anual del FMI y del Banco Mundial. Los bancos multilaterales han prometido un nuevo paquete de 15.000 millones adicionales. Si añadimos a eso los nuevos esfuerzos de algunos Estados y del sector privado, deberíamos estar en condiciones de alcanzar los 100.000 millones y eso supondría una baza importante para que la cumbre de París tenga éxito.

Debate sobre Europa

Sí a mejorar la Unión, pero no a desmantelarla. Se lo he dicho a nuestros socios británicos.

Diplomacia económica

Se trata ya de una de las prioridades de la diplomacia: reorganización interna, instrucciones a los embajadores, acercamiento a los empresarios, en especial a las pymes, representantes especiales en países estratégicos, ampliación de las competencias del ministerio de Asuntos Exteriores al Comercio Exterior y al Turismo, creación de nuevas agencias unificadas (Business France, Entreprise France, Expertise France), lanzamiento de operaciones mundiales de promoción de nuestro país, como la campaña «Créative France».

China

De forma esquemática, China está pasando de un modelo del que tiran las exportaciones y la inversión a un modelo de economía desarrollada más centrada en el consumo interno. Independientemente de lo que parezca, es una buena noticia para China y también para el mundo. El carácter desenfrenado del crecimiento de China tenía consecuencias negativas para el medio ambiente, la contaminación y en cuestión de agotamiento de los recursos mundiales. Esta nueva normalidad es un desafío histórico para China. Francia, antes que el resto de países y de forma independiente, apostó por China. Y ya se ven los primeros resultados. Las ventas de las empresas francesas han aumentado un 14 % en el primer semestre de 2015.

MAPA DEL SITIO