Accès rapide :

  • Aumentar el tamaño del texto
  • Disminuir el tamaño del texto
  • Añadir Flujo RSS

Transformaciones profundas de la familia

Las grandes transformaciones familiares que afectan a la mayoría de los grandes países europeos tocan de lleno a Francia: aumento de las parejas de hecho, de las separaciones y nacimientos fuera del matrimonio. Continúa disminuyendo el tamaño de las unidades de convivencia: más del 30% están compuestas por una solo persona y otro tanto por dos personas. El número de hijos por familia ha pasado de 2,2 a 1,8 en treinta años, lo que implica una considerable disminución del número de familias numerosas y el establecimiento de un nuevo paradigma en torno a los dos hijos.

A la vez, las estructuras familiares han evolucionado considerablemente. A finales de los años sesenta, una familia de cada diez era monoparental, siendo la causa principal la viudedad. En 2005, ese porcentaje se había multiplicado prácticamente por dos, a causa del aumento de divorcios y separaciones. La transformación más rápida y fundamental concierne a los nacimientos. En los años setenta menos del 10% de los niños nacían fuera del matrimonio; hoy día la mayoría de los nacimientos se producen en parejas de hecho. Si antaño era preciso casarse para tener un hijo, hoy, en más de la mitad de los casos, el niño precede al matrimonio.

Esta evolución de las costumbres va acompañada por una aceptación de modelos familiares que antes se consideraban originales, marginales o escandalosos. Los derechos sociales se han ido adaptando a las necesidades de las familias reconstituidas (por ejemplo, el reparto de las prestaciones familiares). Las familias homoparentales (con dos padres del mismo sexo) han acabado siendo aceptadas por todas las formaciones políticas como una realidad que el derecho debía tener en cuenta.

Fuente : France 2008, La Documentation Française

Estas transformaciones de los comportamientos matrimoniales y conyugales han ido acompañadas por un debilitamiento de las prácticas religiosas, especialmente las del catolicismo. Entre 1975 y 2000, el número de bautizos ha caído de 600 000 a 400 000, y el de los matrimonios religiosos de 282 000 a 122 000. Más generalmente, solo el 48% de los residentes en Francia declara creer en Dios, el 42% cree en la existencia de una vida tras la muerte, el 20% en el Infierno y el 30% en el Paraíso... Quizá porque simplemente preferimos creer en lo que nos resulta menos desagradable.


MAPA DEL SITIO



AVISO LEGAL

Todos los derechos reservados - Ministerio de Asuntos Exteriores y Desarrollo Internacional - 2014