Accès rapide :

  • Aumentar el tamaño del texto
  • Disminuir el tamaño del texto
  • Añadir Flujo RSS

El deporte en Francia

Con la organización de grandes eventos deportivos como la Copa del Mundo de rugby, el Tour de Francia o el prestigioso torneo de tenis de Roland Garros y las hazañas deportivas de alto nivel como Laure Manaudou, Brian Joubert, Zinedine Zidane, Amélie Mauresmo y Maud Fontenoy, Francia responde con éxito a la formidable apuesta del deporte internacional. Los poderes públicos se esfuerzan por promover el deporte de alto nivel, un potente factor de identidad y de cohesión nacionales, así como la práctica de una actividad física para todos.

El deporte se ha convertido en un factor de sociedad de primer orden, que contribuye al desarrollo económico de Francia y a su proyección internacional. Por esta razón Francia debe seguir siendo un país ambicioso en este ámbito. El Plan de desarrollo del deporte puesto en marcha por el Ministerio de la Juventud, del Deporte y de la Vida asociativa prevé la preparación óptima de los deportistas de alto nivel, así como la representación de Francia en las instancias internacionales.

La política voluntarista de las autoridades franceses en el deporte también está dirigida a favorecer y a hacer accesible la práctica de una actividad física a todos, incluidas las personas con discapacidad física o sensorial. También se trata de hacer del deporte un vector de lazo social, de desarrollar su práctica en el ámbito escolar e integrarlo como una de las herramientas de lucha contra la obesidad, en concreto infantil, en el marco de la política de salud pública. En este sentido, el Plan Nacional Nutrición Salud lanzado recientemente por el Gobierno fomenta la práctica del deporte asociado a una alimentación sana.

Objetivos que atañen al Estado

El primer objetivo es la consolidación de Francia y de su proyección internacional. Se trata no sólo de permitir al deporte francés afirmarse en el más alto nivel mundial, sino también promover el modelo deportivo francés, así como la cultura y el idioma francés.
Para favorecer la emergencia de futuros campeones, los programas deportivos y estudios puestos en marcha en los centros de enseñanza secundaria permiten cada año a cerca de 40.000 jóvenes asociar sus estudios a la práctica intensiva de su disciplina deportiva.

También se fomenta la organización de competiciones internacionales en Francia, como la Copa del Mundo de rugby en septiembre y octubre de 2007, y son un factor importante de promoción de la práctica deportiva. La promoción de candidaturas de personalidades francesas en las instancias depottivas internacionales también es importante. En este sentido destaca la elección reciente de Michel Platini en la presidencia de la UEFA. Platini, de 51 años, es el segundo francés que ocupa la más alta función de fútbol europeo después de Jacques Georges, que fue presidente entre 1983 y 1990.

El segundo objetivo de las autoridades francesas es garantizar a todos el acceso a una práctica deportiva, centrándose en los jóvenes mediante la educación física y deportiva en los centros escolares, reforzando el tejido asociativo y modernizando las instalaciones deportivas.

Esta iniciativa está acompañada por medidas destinadas a luchar contra las desigualdades en el acceso al deporte. Para ayudar a los municipios y a las asociaciones a realizar las obras necesarias para el acceso de personas discapacitadas a las instalaciones deportivas, el Estado ha puesto en marcha un dispositivo de apoyo dotado desde 2006 de un presupuesto anual de cinco millones de euros.

Los poderes públicos también dirigen sus iniciativas a los jóvenes en dificultad. En 2006 el dispositivo “Solidar’été” (unión de solidaridad y verano en francés), puesto en marcha por el Ministerio de Deporte y por los servicios del Ministerio de Turismo, permitió a 12.500 jóvenes de medios sociales desfavorecidos descubrir las actividads enmarcadas por profesionales.
El tercer objetivo se inscribe en un contexto mucho más amplio de desarrollo sostenible. Teniendo en cuenta la diversidad de las regiones francesas y sus programas respectivos de desarrollo deportivo, se trata de asociar el Estado a los municipios en la realización de una política que tenga en cuenta las especificidades culturales, sociales, económicas y medioambientales.

La valorización de los espacios naturales y rurales, el desarrollo de la formación, del emplo y de los servicios ligados al deporte y al turismo contribuyen al crecimiento económico y a la cohesión social. Así, en la región de París, el municipio de Saint-Quentin-en-Yvelines ha hecho de su medio ambiente natural una baza. Situado a sólo unos kilómetros de la capital, en el cruce de Versalles, del valle de Bièvre, del valle de Sevreuse (y de su parque natural regional) y del bosque de Rambouillet, el territorio de esta ciudad es el mejor preservado de la región Ile-de-France. Un espacio idóneo que permite practicar senderismo, escalada, parapente y numerosas actividades naúticas.

En Internet: www.jeunesse-sports.gouv.fr

(Fuente : Actualidades en Francia / Mélanie Liwer Marzouk - 06.07)


MAPA DEL SITIO



AVISO LEGAL

Todos los derechos reservados - Ministerio de Asuntos Exteriores y Desarrollo Internacional - 2014