Accès rapide :

  • Aumentar el tamaño del texto
  • Disminuir el tamaño del texto
  • Añadir Flujo RSS

Dos vueltas, dos coaliciones y dos partidos dominantes

La ley electoral y la configuración del sistema partidista desempeñaron un papel importante en el proceso que condujo a la hiperpresidencialización del régimen. La IV República dejaba sistemáticamente al margen a comunistas y a gaullistas: socialistas, radicales, demócratacristianos y moderados se sucedían en el poder a la cabeza de coaliciones heterogéneas. Las instituciones de la V República abandonan la representación proporcional, a la que se acusa de haber propiciado un «régimen de partidos», en beneficio del escrutinio mayoritario, que supuestamente permitiría la aparición de mayorías estables. Se vuelve a aplicar el escrutinio a dos vueltas, en vigor bajo la III República, tanto para las elecciones legislativas como para las presidenciales. Su uso reiterado, así como el abundante recurso al referéndum durante los primeros años de la V República, supusieron una rebipolarización de la vida política.

Illust: Sesión de la La (...), 34.5 ko, 276x188
Sesión de la La Asamblea Nacional en el Palais Bourbon
Constituye el principal órgano legislativo francés
©F de la Mure

Su cristalización se produce en 1962. Ese año se crean dos sistemas de alianzas : uno en torno al partido gaullista, para apoyar al régimen; el otro reúne, puntualmente, en el seno del «cártel del No», a todos los adversarios de de Gaulle. Las antiguas fuerzas políticas mueren: «entre los comunistas y nosotros [los gaullistas] no hay nada» afirma entonces André Malraux, Ministro de Cultura con el general de Gaulle.

Los años sesenta y setenta son testigos del renacer de la «izquierda no comunista» y de la «derecha no gaullista» en torno a François Mitterrand y de Valéry Giscard d’Estaing respectivamente. Ambos consiguen dotar de identidad y forma a segmentos del espectro político hasta entonces sin voz. El primero se erige en principal oponente del general al pasar a la segunda vuelta en las elecciones presidenciales de 1965, y en 1971 crea el Partido Socialista (PS). El segundo funda en 1978 la Unión para la Democracia Francesa (UDF), que aglutina a liberales, demócratacristianos y parte de los radicales. El centro se une así con la derecha. En la misma época, Jacques Chirac se impone como líder de los neogaullistas y funda la Reunión para la República (RPR). En las elecciones legislativas de 1978 el paisaje político es un verdadero jardín francés ordenado alrededor de cuatro fuerzas políticas de igual importancia, aliadas de dos en dos: PC y PS, por un lado; UDF y RPR por otro.

Pero la Francia de finales de los setenta ya no es la de finales de los sesenta. Gaullistas y comunistas pierden peso. Los gaullistas pierden el Elíseo en 1974, cuando Valéry Giscard d’Estaing sucede a Georges Pompidou, fallecido súbitamente. La «unión de la izquierda» sellada en 1972 beneficia al PS más que al PC: François Mitterrand es elegido Presidente en 1981, cuando la izquierda llevaba veintitrés años en la oposición.

Fuente : France 2008, La Documentation Française


MAPA DEL SITIO



AVISO LEGAL

Todos los derechos reservados - Ministerio de Asuntos Exteriores y Desarrollo Internacional - 2014