Accès rapide :

  • Aumentar el tamaño del texto
  • Disminuir el tamaño del texto
  • Añadir Flujo RSS

Una institución que vela por los valores de la República

En Francia, más que en otros países, la historia de la escuela está íntimamente ligada a la historia nacional. Desde los primeros años de la III República se le encomendó la misión de afianzar el régimen naciente. Y en una reciente ley marco sobre el futuro de la escuela (ley del 23 de abril 2005) se afirma una vez más: «La nación establece que la primera misión de la escuela es transmitir a los alumnos los valores de la República».

Los franceses siguen pues siendo fieles a la escuela de Jules Ferry, una escuela gratuita, laica y obligatoria. La gratuidad de la escuela pública (desde 1881 para el primer grado, y desde 1933 para el segundo grado) es un deber tanto del Estado como de las entidades locales; solo el material escolar corre a cargo de las familias. El principio de laicidad se aplicó en las escuelas (a programas y centros escolares en 1882, al personal docente en 1886) antes incluso de que se aplicase a la República (1905): programas escolares neutros, profesores obligados a mantener una estricta neutralidad y, desde 2004, escuelas y centros escolares públicos en los que «está prohibido llevar signos o vestimenta mediante la que el alumno manifieste ostensiblemente su pertenencia religiosa». En cuanto a la obligatoriedad escolar, se aplica a todos los niños de 6 a 16 años, franceses o extranjeros, que residan en el territorio nacional.

Los valores republicanos de libertad e igualdad que la escuela transmite fundan asimismo la organización del sistema educativo. Así, la aplicación del principio de libertad permite (bajo ciertas condiciones reglamentarias) garantizar a las familias la posibilidad de escolarizar a sus hijos en la escuela de su elección, e incluso de educarlos en el seno de la familia. El mismo principio puede invocarse para justificar la coexistencia de la escuela privada (el 17% del conjunto de los efectivos de primaria y secundaria) y de la escuela pública (el 83%). El principio de igualdad de acceso a la instrucción es el motor de todas las políticas de lucha contra las desigualdades, por ejemplo, la creación en 1981 de las zonas de educación prioritaria (ZEP).

Para saber más

Los principios en acción: algunos ejemplos

Las grandes etapas de democratización de la escuela

Fuente : France 2008, La Documentation Française


MAPA DEL SITIO



AVISO LEGAL

Todos los derechos reservados - Ministerio de Asuntos Exteriores francés - 2014